El análisis del Barça-Dinamo, por el Lobo Carrasco

Mucho balón, poca velocidad y desmarque; el doble movimiento y el oficio y la interpretación

El análisis del Barça-Dinamo, por el Lobo Carrasco

21/10/2021 07:00

1. MUCHO BALÓN, POCA VELOCIDAD Y DESMARQUE

El Barça jugaba para reengancharse a la ilusión de quedar segundo, el Dinamo conseguir que el 0-0 se alargara en el tiempo y pusiera a los azulgrana frente a la angustia. Lucescu con el esperado 1-4-2-3-1 contraído, Koeman volviendo a confiar en Luuk de Jong para ponerle un lazo (aéreo) a los centros que Alba o Dest debían conseguir. El experimentado lateral zurdo fue quien más dañó causó tanto al lateral diestro Kedziora como al resto de la defensa de Bushcham.

Empezó el Barça dominante pero sin el deseado uno contra uno triunfador de Memphis Depay. En los metros de la verdad el Dinamo juntaba defensa/medio campo y pese al ‘triunfo’ de Busquets/Frenkie y Gavi, aguantó bien ordenado por dentro. Pasaban los minutos y sólo hubo una vía con olor a gol: la del centro al segundo poste de Jordi Alba. A Dest le faltó acierto ante Mykolenko, a Luuk de Jong interpretar con más inteligencia el desmarque. Lo peor colectivamente fue el contagió sufrido por el fútbol estático que propuso el conjunto ucraniano. A ritmo lento la sorpresa se ausentó.

2. EL DOBLE MOVIMIENTO

El fútbol es impredecible: tras otro centro enroscado de Alba, cuando salían Syrota, Zabarnyi, Mikolenko y el resto de jugadores visitantes, Gerard Piqué acompañó la salida pero RECTIFICÓ y, lanzándose con las botas por delante, ¡la cazó! El 1-0 me gustó por el sale-entra, el doble movimiento, del central blaugrana.

Pero el partido no se abrió, siguió siendo lento y plano algo que no otorgaba ventaja ofensiva a Memphis. El poseedor del balón no tenía movimientos de desmarque por parte de sus compañeros, en apoyo o ruptura, y casi todo el fútbol-elaboración acababa en centros desde los costados. Al descanso con Fati y Coutinho calentando en la banda pasada la media hora de juego… Estaba claro, no?

3. EL OFICIO Y LA INTERPRETACIÓN

Ayer no vimos un Barça matador. Con el partido cocinado siempre a fuego lento, hasta Fati no pudo ser profundo. La suerte blaugrana fue que el Dinamo se conformó con llegar vivo al tramo final.

Fueron desfilando los minutos por el partido, llegaron los cambios ofensivos por parte de Lucescu, los acordados por el cuerpo técnico/físico por parte de Koeman y el Barça se mantuvo sin problemas defendiendo.

En ese escenario, el oficio de Busquets y Piqué sumó mucho pero lo que más quiero destacar fue la INTELIGENTE interpretación de Jordi Alba: en la primera parte centrando por arriba con Luuk de Jong en el área; en el segundo acto jugando al pie y por abajo para alimentar a Fati, Coutinho y Memphis Depay. Gol y 3 puntos ante el equipo más débil del grupo. En el Clásico hay que coger el AVE; no un tren de mercancías.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20211021/1001702436/analisis-barca-dinamo-lobo-carrasco.html

Sobre Bismarck 11796 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

1 comentario

  1. Siempre que el DT ponga a LUUk esta el barcelona frito, cuantos juegos hacen falta para que quede demostrado que ese 9 no tiene Gol, basta de piña con los Holandeses, este jugador era banco en su equipo anterior de media tabla. es mejor jugar con algun joven de la masia.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*