Dembélé 5.0: Mimos para dar el salto

La nueva junta se ha encontrado con un jugador que se siente solo y falto de afecto y cariño

Se le está intentando tratar bien y mimar, puesto que son conscientes de su fragilidad anímica

Sergi Capdevila

Sergi Capdevila 08/10/2021

Act. a las 14:19 CEST

7

Ousmane está cada vez más cerca de reaparecer. Hace ya varias semanas que realiza ejercicios sobre el césped y su regreso es inminente. Este parón de selecciones le está viniendo como anillo al dedo al galo, que se lesionó en el segundo partido de Francia en la Eurocopa de los tendones de la rodilla.

Dos semanas que está aprovechando para continuar fortaleciendo musculatura y para ir incrementando progresivamente la carga y la intensidad.

Los servicios médicos y el propio futbolista son conscientes de que por su condición de futbolista explosivo y por su historial lo último que hay que hacer es precipitar la vuelta.

La grave crisis deportiva que atraviesa el Barça y, sobre todo, la baja producción ofensiva, hacen que las urgencias apremien, pero se intenta que eso no influya en adelantar la decisión.

Tanto Agüero como Dembélé están en la recta final de sus recuperaciones y con cada vez mejores sensaciones sobre el verde. A eso se agarra Koeman y buena parte del barcelonismo, esperando que se pueda producir un golpe de efecto con estos refuerzos y con un Ansu Fati que poco a poco va acercándose a su punto óptimo de forma. 

Semanas clave

Entramos en un tramo decisivo para el futuro de Ousmane. Por un lado, esa reaparición después de casi cuatro meses fuera de combate. Una nueva reválida para un futbolista eternamente cuestionado en el Barça, que ha vivido más en la enfermería que sobre el césped y que precisa consolidarse de una vez por todas.

Más aún con la marcha de Leo Messi, que ha dejado huérfano de talento y de genialidad a un equipo demasiado plano y previsible. El de Vernon es casi el único capaz de desbordar jugando contra equipos como el Atleti tan ordenados y defendiendo atrás.

El Barça necesita cambios de ritmo e imprevisibilidad en sus ataques posicionales. Por otro lado, se trata de meses clave para definir su futuro en el club. Termina contrato en 2022, el 1 de enero puede negociar con cualquier club y el Barça no está dispuesto a dejarlo marchar gratis.

Es una prioridad para la junta de Laporta abordar su nuevo contrato y, de hecho, hace meses que hay contactos con su agente Moussa Sissoko pero todavía no se ha concretado nada.

La delicada economía azulgrana y las pretensiones del atacante galo no dejan entrever un acuerdo para nada sencillo. El tiempo apremia y la secretaría técnica es consciente de ello.

Continuidad y un plus

A las puertas de su quinta temporada en el Barça, Dembélé tiene la oportunidad de dar continuidad a su buena temporada pasada.

El galo disputó 44 partidos oficiales, su cifra más alta desde que viste de azulgrana. No solo eso, sino que llegó a disputar 28 partidos seguidos entre diciembre y abril, algo totalmente inaudito.

Sus números (11 goles y cinco asistencias) fueron correctos y también buscará dar un salto en cuanto a esos tangibles. Las 21 asistencias que consiguió con el Dortmund en la 2016/17 son un techo casi inalcanzable, pero un reto al mismo tiempo.

No hay que olvidar que por aquel entonces Ousmane tenía apenas 19 años y era objeto de deseo de los principales clubes europeos. Fue el Barça, con los bolsillos llenos tras la traumática marcha de Neymar, el que apostó una ingente cantidad de dinero por uno de los jugadores llamados a marcar una época en los años venideros.

Cariños y mimos

Desde el club, la nueva junta de Laporta se ha encontrado con un jugador muy frágil anímicamente, que se siente incluso algo solo y falto de cariño. La marcha de uno de sus principales amigos en el vestuario, Antoine Griezmann, ha acrecentado esa sensación.

Es uno de los aspectos que se está intentando potenciar, arroparlo y que se sienta uno más, que esté animado en esta recta final de su recuperación. El área deportiva confía en su efecto. Desde ahí se podrá cimentar una transformación del jugador y un Dembélé 5.0 que con el panorama actual es más necesario que nunca.  

Tomado de:https://www.sport.es/es/noticias/barca/dembele-5-0-mimos-dar-12189156

Sobre Bismarck 11549 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*