Agonía culé: Desde el 3-5-2 al “es lo que hay”. ¿Quién es el malo?

Un fuerte abrazo para todos los leyentes del blog. Hoy, tras el mal comienzo de temporada del FC Barcelona, he decidido pronunciarme al respecto. Quiero dejar claro que esta será mi opinión personal, y que cada uno podrá dejar la suya en los comentarios de esta entrada.

La plantilla

La temporada 21/22 no arrancó nada bien. Como todos sabemos ya, los problemas financieros de los azulgranas no permitieron que Lionel Messi pudiera firmar un nuevo contrato con la entidad, lo que provocó que el argentino tuviera que marcharse, finalmente, a París. Una baja que golpeó a todo el barcelonismo, inclusive a Laporta, que confiaba en que se pudiera renovar a la leyenda culé, pero que finalmente tendría que decirle adiós.

Entre otras bajas, tuvimos la de Junior Firpo por 15 millones al Leeds, la de Ilaix Moriba al Leipzig por 16 millones y la de Emerson Royal (inexplicable para mi) al Tottenham por 25 millones. También tuvimos las cesiones de Antoine Griezmann (al aleti), Konrad de la Fuente (al Marsella), Rey Manaj (al Spezia) y Trincão (Al wolves), y algunos futbolistas como Matheus Fernandes o Juan Miranda que quedaron libres junto a Leo y se marcharon.

Las altas no fueron muchas, pero tuvimos buenas incorporaciones. La llegada de Memphis Depay al conjunto azulgrana como agente libre hasta 2023 fue de las mejores contrataciones. Eric García, también como agente libre y firmando hasta 2026, fue otro de los fichajes “acertados” de Laporta. También llegó el “Kun” Agüero, también libre, firmando hasta 2023. Yusuf Demir fue un movimiento estratégico y de aplaudir, ya que tiene calidad para el primer equipo y es bastante joven. Y de último minuto llegó cedido Luuk De Jong, ha pedido de Ronald Koeman, procedente del Sevilla hasta junio de 2022.

En conclusión, la plantilla en cuanto a lo económico ha ganado bastante (Una ganancia de 70 millones de euros + 13 en variables), pero a nivel deportivo ha dejado mucho que desear. Hay que tener en cuenta también que futbolistas como Samuel Umtiti, Sergi Roberto o Clement Lenglet, a los cuales se debería dar de baja, continúan en el club por sus altas fichas que nadie más está dispuesto a pagar.

La plantilla actual da para más de lo que se está recibiendo. Si, hay futbolistas viejos (Piqué, Busquets, Jordi Alba), pero siguen rindiendo a un nivel decente. También se está repleto de jóvenes talentos, capaces de adaptarse rápidamente al sistema de juego y ser de peligro (Pedri, Frenkie de Jong, Araújo). El problema es encontrar un sistema de juego beneficioso y que mantenga la forma de jugar del club, una regla que ha sido rota por Koeman. Sin dudas, estos futbolistas no están para ser 8vos de liga tras 6 jornadas y últimos en la UCL tras 2 fechas.

Confirmados todos los dorsales del Barça 2021-22

Ronald Koeman

El neerlandés ha sido un total irresponsable, grosero y ha dicho y hecho cosas que nunca un DT (y menos del barça) puede hacer. Sin darme a malinterpretar, es una leyenda viviente del club, aquel que ante la Sampdoria nos dio nuestra primera Copa de Europa. Pero hay que dejar de lado su pasado como futbolista en esto momentos y ahora toca juzgarlo como entrenador.

No ha sabido llevar adelante el Cruyffismo. Lo único que ha hecho es darse lujo de inventos con el sistema de juego (Utilizando formaciones como la 3-4-3 o la polémica 3-5-2), que sí, han dado ciertos resultados, pero destrozan por completo la idea cruyffista.

También ha tenido rechazos inexplicables con algunos futbolistas de la plantilla culé. Uno de ellos fue Riqui Puig, el cual apenas tuvo minutos (581) en la campaña anterior. Y es que Ronald le ha faltado al respeto en gran medida al joven español. En encuentros como el 5-2 al Betis, el 4-0 al Osasuna o el 5-2 al Getafe no disputó ni un solo minuto, contra rivales que eran sencillos, incluso cuando el encuentro ya estaba cerrado. Y en algunos encuentros, le daba ingreso en el final del final: Tan solo disputó 3 minutos vs Getafe en la derrota 1-0 en la jornada 6, 1 minuto vs Eibar en la jornada 16, 3 minutos en la jornada 20 contra Elche (donde a los 89 minutos marcó el gol de la tranquilidad), 3 minutos en la jornada 29 contra el Valladolid, entre otros encuentros más. Koeman ha preferido explotar a Pedri (que jugó 52 encuentros 3526 minutos con los culés la campaña anterior) antes que darle, aunque sea una mísera titularidad, a Riqui. En la campaña actual, Puig lleva 57 minutos jugados repartidos en 3 encuentros. 0 titularidades hasta ahora.

Otro de los futbolistas que sufrió de un rechazo de Koeman fue Miralem Pjanic. Más inexplicable es la situación con el bosnio. El azulgrana arrancaría bastante bien la temporada 20/21, con confianza por parte de Koeman, al disputar 834 minutos en 17 encuentros disputados. Pero a partir del 2021 todo se torció. Desde allí hasta finalizar la temporada apenas jugó 461 minutos, y en la gran mayoría de partidos fue suplente. Insisto, Ronald prefirió fundir a algunos como Pedri por no rotar y darle oportunidades a otros. Y lo de Miralem es inentendible, ya que siempre tuvo un rendimiento decente, y aún así fue “maltratado” de esta forma. Incluso, tras la charla de Pjanic con el diario Marca, donde acusó a Koeman de faltarlo al respeto, este respondió “lo entiendo, pero hay futbolistas mejores que él”.

Pero Koeman no solo rechaza, sino que también se encapricha. Un claro ejemplo es de él con Sergi Roberto. Y es que, si no hubiera sido por sus múltiples lesiones a lo largo de la anterior campaña, Sergi hubiera disputado todos los encuentros al nivel de Pedri. En este caso, tampoco se entiende como un futbolista que tuvo un rendimiento extremadamente bajo a lo largo de toda la temporada haya recibido tantos minutos y “cariño” por el entrenador. Una de las pifias de Koeman fue cuando Sergi ingresó ante el Real Madrid en la jornada 30 de la liga, en la caída 2-1. El español ingresó a la cancha a los 64 minutos, tras una larga lesión muscular que duró poco más de 2 meses. Y lo mismo pasó en copa ante el Granada, donde los culés se jugaban la clasificación a las semifinales, y Roberto, que hace 6 días atrás había sido dado de alta tras pasar 64 días sin jugar, fue colocado en el “XI” inicial. A los 57 minutos tuvo que ser retirado del campo por una lesión del tendón de la corva.

Y si fuera poco, el técnico también ha tenido sus polémicas en rueda de prensa. Tales como suspender una rueda de prensa y solo leer un comunicado (21 de septiembre), el polémico “gracias a mí el club tiene futuro” (13 de septiembre), y en esa misma rueda de prensa dijo que “Laporta habla demasiado”, y el famoso “Tiki Taki” que ha dicho hace pocos días. Y estos ejemplos se quedan cortos para describir la imprudencia de Ronald Koeman a la hora de hablar en rueda de prensa. Quién ha abierto demasiado la boca ha sido él, rajando contra el presidente del club, por ejemplo.

Y por supuesto que no pueden faltar las victimizaciones del entrenador. “He hecho el curso de entrenador, pero no con 32 jugadores”, el día de hoy también menciona “Creo que el equipo ha jugado bien hasta el 2-0”, o también “Hay que exigirles más a los jugadores”, el día del clásico en el Di Stéfano: “Ha sido penalti clarísimo. Es increíble como no lo pita”, culpando al arbitraje. Y es que Koeman, penalti o no, perdiste el encuentro, y la culpa no fue del árbitro, fue de los errores cometidos por ti y los futbolistas.

Y para cerrar con Ronald, tampoco todo es malo. La campaña anterior obtuvimos el título de la Copa del rey por 4-0 ante el Athletic, el mismo con quien perdimos la final de la supercopa por 2-3. Tuvimos grandes encuentros como el 1-6 a la Real, el ya mencionado 5-2 al Betis, el 0-4 al Granada, entre otros. Pero todo se cayó en el final. Cerrando la temporada, podíamos ser líderes si vencíamos al granada, y caímos por primera vez en la historia en territorio azulgrana y estrepitosamente por 1-2. Siguieron el empate a 3 con Levante y la derrota por 1-2 con el Celta. Y dejamos escapar una oportunidad de oro.

Koeman y una fuerte frase sobre su continuidad en Barcelona - TyC Sports

Joan Laporta

La segunda etapa de Joan está siendo complicada, con altibajos. Comenzó tras haber hecho una campaña política prometiendo la renovación de Leo Messi. Que si “se resolvía con un asado”, o que no sería ningún problema reficharle. Pero al final la economía lo venció y no se pudo contratar a Leo, que se marchó al PSG. Esto fue un duro palo para Laporta, que se ganó el odio de muchos e hizo dudar a otros por esta situación.

Otro de los pinchazos de Laporta ha sido mantener a Ronald Koeman. A pesar de los 15 millones que se le deben pagar para expulsarlo, Laporta tiene claro que esto no será un gasto, sino que a futuro será una inversión. Pero el presidente sigue esperando, y mantener al neerlandés no ha dado frutos: empates con Granada (rompiendo récord de centros con 54) y Cádiz y un pinchazo por goleada 3-0 el día de hoy ante Benfica ponen en situación crítica a la directiva. Si Koeman no se marcha en los próximos días, muchos dejaremos de apoyarle, otros lo odiarán aún más y corre en riesgo su puesto.

Aunque debemos entender como se encuentra el club cuando llega Laporta. Según él, el Barça posee una dura deuda de 1350 millones de euros, con patrimonio neto negativo de 451 millones de euros. El club redujo su límite salarial de 347 millones en la 20/21 a 97 al inicio de la 21/22.

Laporta está haciendo lo que puede. Pero hay que señalar cuando se equivoca, y también alabar cuando acierta.

En mi opinión, Laporta debe encargarse de despedir a Koeman lo antes posible, y a partir de ahí podrá reponer al equipo. Ahora mismo, el entrenador simplemente no le da el juego al equipo que necesitamos.

LaLiga, Barcelona | Joan Laporta sitúa a Messi como rival directo y  descarta ventas de grandes jugadores - Eurosport

A nivel deportivo

Deportivamente estamos yendo de mal en peor. La caída ante Atlético de Madrid por 2-0 en UCL en la 15/16, la goleada 3-0 en Turín ante Juve por UCL en la 16/17, la remontada ante Roma al caer 3-0 tras un 4-1 en el Camp Nou en la 17/18, el 4-0 del Liverpool en la 18/19, el 2-8 ante el Bayern en Lisboa en la 19/20, el 0-3 ante Juve y 1-4 ante el PSG en champions en la 20/21, y el 0-3 ante Bayern y 3-0 contra Benfica en la 21/22.

En Europa nos hemos vuelto una burla. Desde aquella Champions League de la 14/15, hemos caído en picada. Hemos recibido 3 remontadas desde la 15/16, demostrando que no hemos sido capaces de defender un resultado tras ganar en casa. Simple, hoy somos el hazmerreír de toda Europa.

Y en España no nos quedamos cortos. Al menos teníamos el control de forma nacional, pero hoy hasta eso estamos perdiendo. En las últimas 5 ediciones de liga, hemos ganado solo 2. En la Copa del Rey, donde dominábamos, caímos en la final por 1-2 ante Valencia, y en la 19/20, al minuto 93, el Athletic nos eliminó en cuartos de final. Al menos volvimos a levantar el trofeo en la anterior campaña. Y lo mismo en la Supercopa de España. En la 17/18, caímos ante el Real Madrid por global 5-1. En la edición del 2020, nos quedamos en semis tras caer ante Aleti por 2-3. Y este año perdimos la final ante el Bilbao por 2-3, tras el gol que nos empataba el encuentro al 90 y el gol de Williams en la prórroga apenas comenzar les diera el triunfo al Athletic.

En el coeficiente UEFA, nos encontramos en el puesto número 27 en la actual temporada, con 4 puntos. Aunque sorprendentemente, con un total de 103 puntos, estamos en el top 5 de los mejores clubes de Europa desde la temporada 17/18.

Benfica 3 - Barcelona 0: resumen, resultado y goles. Champions League -  AS.com

Para finalizar

Y cerrando de una vez este artículo, la conclusión es que Laporta debe reaccionar y tomar más a medida sus decisiones, Koeman es desastroso DT que debe irse ya y el barça a nivel deportivo se encuentra en una situación bastante compleja. El “malo” aquí son todos, pero cada uno asume una responsabilidad. Esperemos que esto mejore con el paso del tiempo. La masía está llena de talentos y en el primer equipo hay varias promesas. Esperemos que pronto volvamos a tocar la cima. Sin más que decir, ¡Força Barça!

Sobre villauruguayo 354 artículos
Soy villauruguayo, un simple bloguero que te informará con cada noticia, para que siempre hables con conocimiento y aprendas algo nuevo cada día.

7 comentarios

  1. Muy de acuerdo con UD, practicamente casi nada que incluir, para mi uno de los errores mayores es el cambia cambia de sistema de juego, y el otro es el de vender a Rey manaj para traer a Luk de Jhon, este era banco en el sevilla.

  2. realmente estoy asombrado al ver la falta de decision inmediata por parte de laporta…si todos desde el director, jugadores hasta presi del club tienen su culpa…pero los motores de el club son los jugadores y ha estos hay que saber sacarles su mejor desempeño. En esta función Koeman ha desaprobado no esta a la altura de un club de este nivel…cuando miras la plantilla realmente hay muchisimos club que hoy estan en champions con menos plantilla. HAy sacar sus conocimientos de entrenador y ver como funciona mejor el Barca con esta plantilla. Cual es la plantilla del Sheriff de moldavia, cual es la del young … en fin se puede hacer un trabajo mas serio desde la direccion y creo que Laporta debe inmiscuirse un poca mas. no hay ningun jugador en la plantilla que pueda suplir con solvencia la posicion de Busquet el unico era Pjanic en este equipo Pjanic cabe muy bien como cambio de busquet. Realmente todos estos jovenes talentosos Demir, Nico, Gavi, superan a lo que hace riqui puig por favor. Si entiendo el problema economico del club pero vendimos todos los cambios originales de laterales que tenia el Barca y ahora que toca inventar…no lo creo. No habia nada mejor de Luuk de jong en el mercado como es posible que el Rayo Vallecano un club de obreros haya podido fichar a FAlcao y el Barca nada, hay mas de 5 delanteros latinoamericanos mejores que de jong en las ligas brasileñas, argentinas, hasta mexicana, en fin entre Koeman y los responsables de ventas y fichajes han hundido al Barca ahora solo resta esperar a el salvamento Aguero, dembele, ansu y braith, a ver si asi llegamos a la orilla en fi seguiremos hinchando por el Barca…que es eso mas que un club…saludos

    • Amigo, claro que habían mejores jugadores que Luuk. Lo que no había era dinero, y Luuk, además de ser petición expresa de Koeman, vino a coste 0 y con ficha muy baja. A veces se nos olvida que el Barca está muy condicionado por su paupérrima economía. Y ahora todos hablan de Falcao. Quisiera ver los comentarios si en el mercado se dice que el Barca iba a fichar a Radamel… no seamos oportunistas ahora por un par de goles con el Rayo.. el Rayo Vallecano.

  3. La otra que se comieron fue que Falcao estaba a tiro y ficharon al 9 del Sevilla. Ya no saben lo que van a hacer y lo que tienen que hacer es acabar de traer a Xavi.

  4. EL PRIMER Y GRAN ERROR DE KOEMAN FUE DECIRLE A SUARES QUE NO CONTABA CON EL Y EL DE LA DIRECTIVA FUE EL DE VENDERSELO A UN RIVAL DIRECTO COMO EL ATLETICO HAY EMPEZO TODO EL DESASTRE ME ALEGRO QUE LUISITO EL MEJOR GOLEADOR DEL BARSA DESPUES DE MESSI LES PINTARA LA CARA A TODOS.QUE ES MEJOR QUE TODOS LOS DELANTEROS DEL BARSA JUNTOS HASTA CON LA EDAD QUE TIENE.P

  5. Luis Suárez, el ‘9’ uruguayo, invitado por el propio Barcelona a una aventura apasionante en el conjunto rojiblanco, de la que ha salido vencedor, pidió perdón en la celebración de su tanto, el 2-0 al borde del descanso, y se guardó un gesto para el banquillo azulgrana, en recuerdo de lo que sufrió aquel verano, de aquella llamada en la que el técnico le comunicó que debía buscar destino y entrenarse aparte.

    Mientras Luis Suárez golea, Koeman es el que ahora no cuenta para el Barcelona. Lo ratificó en su cargo Joan Laporta, su presidente, en las horas previas al choque en el Wanda Metropolitano, pero su sentencia ya parece escrita, tarde o temprano, porque su margen está ya agotado, tan dañado que parece imposible ser sostenido.

    Porque el Barcelona tiene muchos problemas. Pero ninguno tan visible como su defensa. No hay una situación más dañina para cualquier proyecto global o cualquier plan concreto para un partido, dinamitado por una estructura tan frágil que la mínima propuesta de su oponente la derriba con una facilidad impropia de este nivel. El 1-0, en el minuto 23, incidió en ello; el 2-0, en el 44, aún más.

    Tuvieron mérito las jugadas rojiblancas, en esa conexión concluyente que descubrió entre Luis Suárez, Joao Félix y Thomas Lemar, tanto como demérito la zaga del Barça, desbordada sin discusión, con una simpleza que lo posiciona en el abismo, tan sometida a los deslices defensivos que da igual lo que haga arriba o en el medio campo, cuánto tenga el balón o cuántas ocasiones cree.

    El 1-0 fue en el minuto 23. El conjunto azulgrana surgió convincente en el encuentro, hábil para reducir a poco al Atlético, para jugar en campo contrario todo lo que pretendía hacerlo -y no pudo por entonces- el equipo de Simeone, para dominar la pelota, acechar el área rival y rematar poco, casi nada, a Jan Oblak.

    Pero no vale de nada si atrás no hay un sostén. En un comienzo de partido que fue suyo, que manejó con criterio el Barça, el Atlético le creó más ocasiones que a sus últimos cinco rivales juntos, sin nada del otro mundo, más que un impulso de velocidad en la transición y los fenomenales futbolistas que posee en su colectivo.

    A Lemar, cuya eclosión ya es incontestable. O a Joao Félix, el faro sobre el que se contrapuso el conjunto rojiblanco al jeroglífico que le propuso el Barcelona en todo el primer tramo. El atacante portugués ofreció una salida que no veía por otro lado el bloque de Simeone, pero no sólo eso: se sintió capaz de todo.

    Cuando exhibe su talento, su conducción, sus regates, cuando los expresa con la libertad y la ligereza de este sábado, es un futbolista deslumbrante. Su maniobra definitiva fue en el 1-0, cuando con un giro desenfocó a Araujo y desordenó a toda la defensa rival, a merced del pase a Luis Suárez y de la conexión posterior y ya decisiva con Lemar, que controló, condujo y remachó el gol.

    La jugada retrata la realidad del Barcelona, un equipo que se deshace desde atrás, puesto en evidencia cada vez que tiene ante sí una acción ofensiva que exige más destreza que la simple colocación, que tampoco la tuvo. Ni velocidad ni reacción ni contundencia ni siquiera rigor. Le ocurrió más veces antes del intermedio, también en otro lapsus parecido, que nunca falla y hoy falló Luis Suárez, rehecho al borde del intermedio para culminar otro contragolpe.

    Una puede perdonar el goleador uruguayo, dos ya es muy extraño. Casi imposible. Tras un pase desde su campo de Joao Félix, que lanzó solos a la carrera a Lemar y del uruguayo frente a Piqué, el ‘9’ se reivindicó frente al club con el que más brilló: aguantó el balón y batió a Ter Stegen, con Piqué bajo la línea, desesperado ya, tanto como su equipo o Ronald Koeman, finiquitado por Luis Suárez.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*