El Madrid, a ganar y esperar el milagro

Zidane no se equivocaba cuando en enero decía que la Liga se decidiría en los últimos partidos. Da lo mismo lo que ha pasado, lo importante es que llegan vivos a la última jornada, aunque no dependas de sí mismos, algo que por entonces era improbable por la irregularidad de sus resultados. Y lo hace ante el Villarreal que, como ellos, depende de terceros para meterse en Europa. Los blancos pondrán fin a la temporada mirando de soslayo a Pucela, y los amarillos pensando en el United y en tres puntos que mejorarían su situación en la clasificación dependiendo de los resultados del Betis y la Real Sociedad.

Carambola

Al Madrid solo le vale ganar y esperar a que el Valladolid no pierda con el At. Madrid. Si se da la carambola serán campeones por segundo año consecutivo, algo que no ocurre desde hace 12 temporada, desde la 06-07 y 07-08. Unai Emery hará un simulacro de la final de la Europa League que jugará el miércoles contra el United, y anuncia que no se guardará nada. También necesita ganar y esperar los resultados de béticos y donostiarras para asegurarse un sitio en Europa o tendría que jugar la nueva Copa Confederación de la UEFA, salvo que gane al United. 

Año difícil

Hay mucho en juego en 90 minutos después de una temporada frenética con un calendario de locos y en medio de una pandemia que se ha sumado a las innumerables bajas por lesión provocadas por tanto partido en el que ha primado el beneficio económico que la salud por mandato de unos organizadores que se lo tendrían que hacer mirar. 

Un año que será difícil olvidar consigan o no sus objetivos madridistas y vilarrealenses. Un partido que promete emociones fuertes dentro y fuera del campo. Los que jueguen tendrán que darlo todo y estar atentos a los chivatazos que llegues desde los banquillos donde estarán enganchados a los móviles y a las radios para saber qué ocurre en Valladolid (At. Madrid), Vigo (Betis) y Pamplona (Real Sociedad).

La previa del Real Madrid – Villarreal| SPORT

Un partido extremo que servirá de despedida de algunos jugadores y del propio Zidane, que tiene en vilo al madridismo al que no ha desvelado si cumplirá o no el año que le queda de contrato. El francés tiene la intención de apostar por el mismo equipo que ganó en Granada y Bilbao, esos que han mantenido encendida la llama de la Liga para llegar echándole el aliento en el cogote al At. Madrid, favorito máximo al título y que depende de sí mismo para levantar el trofeo y destronar al vecino. 

Los equipos

Si el francés no hace experimentos y vuelve a mantener lo que le ha funcionado, será difícil que encaje a Varane y a Ramos a los que ha recuperado. Ponerlos lo cambiaría todo en defensa, ya que sentaría a Militao y desplazaría a Nacho a uno de los laterales y tendría que sentar a Odriozola o a Miguel. Casemiro, Modric, Valverde, Rodrygo, Benzema y Vinicius fueron los elegidos en los dos últimos partidos ganados y cuando algo funciona no es susceptible de ser cambiado. Lo que Zidane tiene claro es concienciar a los que jueguen de centrarse en ganar el partido olvidándose de lo que hay en juego. Lo contrario sería un error.

Emery, por su parte, no se guardará nada por “respeto a la Liga, a los rivales y a la competición”, sabiendo que el miércoles se juega una final. El técnico del Villarreal pondrá a su columna vertebral formada Pau, Capoue, Parejo y Gerard. A partir de ahí los arropará con los que cree que llegan en mejor momento para hacer frente al Madrid e intentar ganar.

Tomado de: https://www.sport.es/es/noticias/real-madrid/madrid-ganar-esperar-milagro-11750093

Sobre villauruguayo 464 artículos
Soy villauruguayo, un simple bloguero que te informará con cada noticia, para que siempre hables con conocimiento y aprendas algo nuevo cada día.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*