Kane y Hojbjerg mantienen viva la llama de la Champions League

Victoria trabajada del Tottenham ante unos Wolves que no estuvieron a la altura de su rival. Partido muy vistoso en Londres entre dos conjuntos con buenas propuestas ofensivas que pudo haber tenido muchos más goles de los que el marcador reflejó tras el pitido final de Martin Atkinson.

Empezó espeso el conjunto londinense, que no concedió ocasiones claras, pero tampoco se hizo amo y señor del encuentro. La tuvo Hojbjerg con un cabezazo en los primeros minutos, y también Fábio Silva, que replicó al momento, aunque el portugués no tendría su mejor tarde. Con el paso de los minutos, los hombres de Ryan Mason fueron cogiendo las riendas del partido, adueñándose así de la posesión.

Los Wolves no creaban excesivo peligro sobre la portería de Hugo Lloris, aunque una vez llegaban, el Tottenham sufría para defender, sobre todo por el carril central, donde las internadas de Fábio Silva y Adama Traoré, con el balón pegado al pie, hacían mucho daño. Así llego una de las más claras para los visitantes: Adama conduce, fija a los centrales y cede a la derecha para Fábio, que con todo el tiempo del mundo, cruza demasiado el balón.

En la recta final de la primera mitad el Tottenham apretó de lo lindo. Primero en un remate de Son que a punto están de meterse en su propia portería Rui Patricio y Coady, segundo en una jugada curiosa con varios remates sobre Rui Patricio que la zaga visitante despejó bajo palos hasta en dos ocasiones y, finalmente, en un pase largo milímetrico de Hojbjerg que, esta vez sí, Harry Kane aprovechó para regatear a Rui Patricio y hacer el primero de la tarde.

La segunda mitad empezó con susto de los de Nuno Espírito Santo. Un cabezazo de Saïss completamente solo en el corazón de la pequeña estuvo a punto de igualar la contienda. Pero el balón le golpeó cayendo y el remate salió sin fuerza. Contestaron los Spurs con una muy buena combinación en ataque que acabó en los pies de Reguilón. El lateral izquierdo intentó batir a Rui Patricio pero el luso consiguió despejar el balón a córner.

Y antes de conseguir el 2-0, los hombres de Ryan Mason tendrían la más clara, con dos tiros al poste seguidos. Primero de Kane y después de Dele Alli, que recogió el rechace y le pegó al otro lado aunque con el mismo resultado. La segunda diana, ahora sí, llegaría en una jugada de mucho mérito de Reguilón, que salvó el balón de salir por línea de banda hasta en dos ocasiones. Una vez en el área, el esférico acabó en pies de Kane, que golpeó bien a la cepa del palo corto, pero Rui Patricio evitó el doblete del ‘killer’. Eso sí, Hojbjerg, muy atento, recogió el rechace para dejar el partido prácticamente visto para sentencia.

Tottenham

Lloris; Reguilón, Eric Dier, Alderweireld, Tanganga; Hojbjerg, Lo Celso (Winks, 69′); Son, Dele Alli (Ndombélé, 82′), Gareth Bale (Sissoko, 89′) y Harry Kane.

Wolverhampton

Rui Patrício; Semedo, Saïss, Coady, Ki-Jana; Dendoncker, Moutinho; Gibbs-White (Rubén Neves, 73′), Vitinha (Willian José, 63′), Adama Traoré y Fábio Silva (Corbeanu, 82′).

Goles

1-0 M. 45 Harry Kane. 2-0 M. Hojbjerg.

Árbitro

Martin Atkinson. TA: Tanganga (86′).

Incidencias

Tottenham Hotspur Stadium.

No se hizo pequeño el conjunto de Nuno, que tuvo dos ocasiones clarísimas para recortar distancias a los pocos minutos. Primero Hugo Silva con un remate franco muy sencillo y después Adama, que con una jugada individual marca de la casa no encontró portería por muy poco. También probo suerte Moutinho, aunque, sin gol, se le acabó haciendo largo el encuentro al conjunto del Molineux Stadium. El Tottenham, que también tuvo opciones de ampliar el resultado, durmió los últimos minutos para llegar, sin sufrir, a los tres puntos.

Sobre villauruguayo 353 artículos
Soy villauruguayo, un simple bloguero que te informará con cada noticia, para que siempre hables con conocimiento y aprendas algo nuevo cada día.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*