BeSoccer: El mapa de los salarios en las grandes ligas: Parte 1. Por villauruguayo.

El fútbol, con y sin pandemia, siempre será una burbuja. Tras la caída radical de ingresos, ahora trata de redefinirse con rebajas salariales para adecuar las plantillas a un modelo sostenible. En pleno escenario de cambio, con el órdago del nacimiento de la Superliga Europea y peripecias en los despachos, llegan aires de cambio en el ‘statu quo’ que se había ido construyendo en las últimas décadas. Buen momento para repasar el actual marco, el particular Wall Street que hay en la trastienda de este deporte.

En BeSoccer Pro estudian cómo es la situación salarial de las cinco grandes ligas: Premier LeagueSerie APrimera DivisiónBundesliga y Ligue 1. El cisma que se vive entre los clubes poderosos y la UEFA es un momento propio, ya que se puede entender como el mecanismo desesperado de defensa de los gigantes para garantizar su supervivencia sin tener que renunciar a los grandes contratos. Ni ellos, ni las propias estrellas, pues la imposibilidad de afrontar determinadas renovaciones ha llevado a que solo entre los 12 que de primeras anunciaron su participación en el proyecto haya 89 jugadores que acaban contrato en los veranos de 2021 y 2022.

Sergio Ramos, Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Paul Pogba son algunos de los que están en la situación mencionada. Todos ellos miembros del ‘top 20′ de los jugadores mejor pagados del planeta, de los cuales es conocido que quien se lleva la palma es el argentino. Las estimaciones sitúan al ’10’ del FC Barcelona con un salario de alrededor de 70,8 millones de euros. Acometer su renovación o su fichaje será una obra de ingeniería económica para Joan Laporta… o la directiva del club capaz de afrontar esta operación.

Tratarán de ahondar en la cuestión salarial desde varias perspectivas, siempre con ese asterisco de que los sueldos de los futbolistas no son públicos. Recurren a fuentes especializadas para fijar su punto de partida en estimaciones bastantes aproximadas a su situación real. Además, no se quedan en cuáles son los sueldos más importantes, sino que desglosan dónde se encuentran y de qué manera se reparten. Cuál es la liga que mejor paga, pero, además, a quién lo hace y qué lleva a esta situación.

¿Quién tiende a cobrar más? ¿El que da el pase, el que mete el gol o el que lo para? ¿Hay una respuesta única a estas preguntas en las cinco grandes ligas o encuentran diferencias tangibles? ¿En cuál de las grandes competiciones cotizan más al alza los futbolistas extranjeros?  

La visión de lo que cobran los jugadores es multiprisma. Por ejemplo, la edad. Cristiano Ronaldo cumplió 36 años en febrero, Messi hará 34 en junio. Son representantes de rangos en los que hay grandes contratos por el caché de toda una carrera, algunos que se vienen arrastrando y sin actualizar a la realidad actual, u otros como los del portugués, el argentino o Zlatan Ibrahimovic que siguen justificando que los años solo son un número. Y para verlo, aquello de los sobrepagados o infrapagados, se apoyan en sus datos de rendimiento.

SUPERESTRELLAS EN LA NÓMINA

La creatividad que acompaña estas líneas dibuja el tapete de una mesa de casino. Allí donde los jugadores se arraciman ávidos de jugar, de gastar su dinero en busca de una apuesta sonada. Quien más tiene, en más casillas puede dejar sus corazonadas. Valga la metáfora para hablar de las diferencias entre los clubes de las grandes competiciones europeas a la hora de afrontar contrataciones y contentar a sus futbolistas con un buen sueldo. En su particular mesa encuentran, distribuida por ligas y categorías, la gran jerarquía del fútbol continental.  

Superestrella, estrella, top, alto y medio alto son las cinco principales taxonomías que emergen de la aristocracia futbolística. Cada una adaptada a los márgenes propios de su país. Porque tanto Messi como Cristiano Ronaldo copan el máximo estatus, pero en el caso del argentino sus emolumentos casi multiplican por cuatro los del portugués. Grosso modo, superar las dos cifras de millones al año netos son claro indicio de estar en el máximo escalafón de esta clasificación. 

Más homogéneos se presentan los ingresos a medida que van bajando en el estatus; un sueldo estrella en España se mueve en los mismos rangos que en Bundesliga o en Francia. Misma realidad aplicable a las que siguen. 

Entrando en cuestiones propias de cada liga, el principal rasgo que señalan es que la Premier y LaLiga son las que aglutinan a los futbolistas más pudientes del Viejo Continente. 11 en el caso británico, 13 en el español. A pesar de que cada vez más el torneo inglés va erigiéndose en la gran potencia de Europa y la competición de referencia, los vestigios del glorioso pasado reciente se manifiestan, entre otras cosas, en sueldos astronómicos que, como era de esperar, se reparten de manera exclusiva entre las plantillas de Real Madrid y Barcelona. Apenas Koke figura para dejar representación del Atlético de Madrid en este selectísimo club. Otra singularidad de estos dos torneos es que en su ‘top 20’ solo hay superestrellas y estrellas.

Salarios en las grandes ligas. Tomado de BeSoccer.

El ‘Big Six’, a excepción del Chelsea (irónicamente, el club que más gastó en fichajes esta temporada), está representado en la élite de la Premier. Eso sí, los que mandan son los dos equipos mancunianos: el United aporta cuatro jugadores y el City, tres. 

Tanto la Ligue 1 como la Bundesliga aparecen como cotos privados. Los salarios más elevados son propiedad exclusiva de los dos colosos: el Paris Saint-Germain (Neymar, Mbappé, Marquinhos y Verratti) y el Bayern de Múnich (Lewandowski, Neuer, Sané y Müller).  

La Serie A es un caso muy singular. A pesar de sus prebendas fiscales, que permiten a las entidades ofrecer mejores contratos a los futbolistas, existe un escalón espectacular entre Cristiano Ronaldo, de largo el mejor pagado, y el resto. Ello deja una intensa clase media en Italia, pero una escasez de superestrellas. Esa etiqueta solo obra en propiedad del astro portugués.

De hecho, la tercera categoría salarial, la del jugador top, superpuebla las primeras posiciones del ranking de mejor pagados de Italia. Desde la segunda a la decimosegunda plaza (De Ligt, Dzeko, Eriksen, Ibrahimovic…), es el ecosistema habitual. En Alemania comparecen los ocho últimos de esa lista de 20 (Haaland, Sommer, Gnabry), mientras que en Francia apenas Kimpembe y Ben Yedder disfrutan de ese estatus. 

Esa sensación de clase media en Italia es una realidad propia de los Milan, Nápoles, Juventus e Inter; una buena radiografía también de esa cantidad de históricos que siempre están opositando tanto al título como a las plazas europeas. En la Ligue 1, se integra de manera más natural en una escala que se hace más gradual a medida que salen de la ecuación los salarios de los mejores futbolistas del PSG. 

No en vano, la más baja de estas categorías, el suelo medio alto, es una realidad más propia del campeonato francés. Los MilikAouar o Todibo son nombres que aparecen en el ‘top 20’ de la Ligue 1, lo cual manifiesta tanto el carácter más moderado de sueldos en Francia como que los futbolistas más destacados se reparten por las otras cuatro competiciones.

SALARIOS POR EDAD

Cada liga mantiene sus particularidades sal analizar los salarios por intervalos de edad, pero la Bundesliga destaca por la manera en la que el tramo de 31 a 35 años se diferencia del resto. En esa franja, el salario medio es de 3.4 millones de euros, muy lejos de los 1.9 que comprende el segundo escalón de jugadores mejor pagados (de 26 a 30). Observando los extremos, los salarios medios de los más jóvenes están prácticamente en las mismas cifras que los que perciben los más veteranos, mientras que un jugador de 22 a 25 años cobra una cantidad superior (1.547.000€). 

La Serie A es la competición en la que el segmento de mayores de 36 años percibe emolumentos más altos. En el análisis de los intervalos de edad se aprecia una clara línea ascendente que va desde los 850.000 euros que marcan los jugadores más jóvenes (21 años o menos) a los 3.5 millones que puede cobrar un futbolista nacido en el año 1985 o antes. La gráfica de la Liga Italiana boceta una escalera que va de menos a más con una explicación racional: a mayor edad, mayor salario.

Los jugadores de la última zona etaria también son los que más perciben en LaLiga, pero no con el mismo protagonismo que se evidencia en Italia. En España, el salario medio de estos jugadores no supera los 3.000.000 euros por muy poco. Tras ellos, observamos el intervalo de 31 a 35 (2.86 millones) y de 26 a 30 años (2.45), que se sitúan en torno a los 2.5 ‘kilos’ de media. Las cantidades medias recibidas por los jugadores jóvenes apenas varían, son los grupos que menos cobran. Es la única competición en la que los menores de 21 años obtienen, aunque sea por una mínima diferencia, una mejor remuneración que el superior rango de edad.

Salarios en las 5 grandes ligas. Tomado de BeSoccer.

La situación analizada hasta ahora es totalmente distinta en la Premier y en la Ligue 1. Aquí, el intervalo de edad con mayores ingresos es el que transcurre de los 26 a los 30 años, aunque estableciendo una comparación entre ambas, los jugadores que militan en Inglaterra cobran, de media, dos millones de euros por encima (3.98, frente al 1.88). Las gráficas de estas dos grandes competiciones son un calco en cuanto a la distribución de los sueldos por rango de edad. Eso sí, la cantidades en cada uno de ellos son más elevadas ateniéndonos al territorio británico.

Por otro lado, la remuneración media más alta en Francia es un poco superior a la que cobran los jugadores de Inglaterra con menos de 21 años (el rango que recibe menor cuantía). Echando un vistazo general y teniendo en cuenta las cinco grandes ligas, Inglaterra tiene el mayor salario medio de todos los intervalos de edad y concretamente se da el caso en el rango intermedio, el que va de los 26 a los 30 años. 

Al unificar los números de todas las ligas se aprecia, partiendo de los jugadores con menos de 21 años, una evolución ascendente de salarios conforme a la edad, que vuelve a caer en el último segmento. En la gráfica global, el tramo de 31 a 35 años posee el mayor salario medio con 2.89 millones de euros, mientras que el menor se sitúa en 1.17, el perteneciente a los futbolistas nacidos en el 2000 o antes.

SALARIOS POR ELO

La lógica vertebra que los jugadores con mayor ELO sean los que más cobran. De ahí que las cinco grandes ligas presenten las mismas curvas tras analizar los sueldos medios por intervalos. Teniendo en cuenta este sistema de puntuación, la base de datos BeSoccer Pro determina que el salario medio para los jugadores con más de 90 de ELO se estima en 16.401.000€. Muy lejos de los 6.5 que tienen los de puntuación entre 85 y 90. La cifra más baja (ELO 50-60) se enmarca en el millón de euros como salario medio aproximado.  

La excepción surge en la Serie A. Esa tendencia en escalera se rompe en el rango de jugadores con puntuación ELO de 80-85, ya que manifiesta 3.38 millones de euros, una cifra que supera a los 2.8 ‘kilos’ de los jugadores que cuyo rendimiento está entre 85 y 90. El resto de ligas, salvo diferencias salariales, mantienen la misma variable.

Profundizando en el análisis, en la Ligue 1 es donde existe mayor brecha salarial entre las distintas franjas analizadas. El salario medio de las estrellas de esta liga está en 31 millones de euros (muy por encima de la máxima de otros países), mientras que en el segundo escalón la cifra se sitúa en los 6.87 millones. Sorprende como la suma de las cantidades de los cinco intervalos no se acercan ni a la mitad del total del sueldo medio de los jugadores con un ELO superior a 90.

La segunda liga que mayor salario invierte en sus estrellas es la española (LaLiga Santander). 21.634.000 millones de euros es la cantidad media que tienen los jugadores con más de 90 de ELO. En BundesligaPremier League la cifra está en 12 millones. Si tenemos en cuenta la Liga Alemana, el reparto de salario por franjas se mantiene dentro de la media global. En cambio, en la Liga Inglesa el reparto, al ser algo más equitativo, muestra menos diferencias entre las barras gráficas de cada intervalo.

SALARIOS POR LIGAS

Las ligas de los países europeos son las que más dinero mueven, y sus ligas de élite aglutinan a las estrellas del planeta fútbol. Entre ellas, la mayor masa salarial la ostenta la Premier League. Su poder adquisitivo está 1.17 millones por encima de su inmediato perseguidor. Su estimación promedio es de 3.454.200 millones de euros, números que le hacen dominar con autoridad en la clasificación continental. La diferencia con el resto de países es considerable. La fuga de talentos en España en los últimos años a la Premier es prueba fehaciente. Precisamente, en el segundo escalón de rentas está Primera División (2.28 millones). Se reabre el debate de cuál es la mejor liga. Lo que está claro es que hablando en plata, y nunca mejor dicho, la Premier manda.

El distanciamiento en cifras económicas se acorta observando la comparativa entre las demás competiciones; la Ligue 1 se sitúa a la cola con un salario medio que roza los 1.5 ‘kilos’. Es importante su diferencia con la competición que mejor paga, la británica, ya que si duplicamos su sueldo promedio aún quedaría cierto margen para igualar la cuantía. En Alemania e Italia las remuneraciones que perciben los jugadores presentan una igualdad casi simétrica.

El análisis de la Bundesliga arroja una media aproximada de 1.903.500 millones de euros, mientras que el de la Serie Ase enmarca en torno a los 1.799.000€. Una distancia mínima que les hace ser la tercera y cuarta competición doméstica, respectivamente, en este ranking de grandes ligas. Los coeficientes de clubes por federaciones que actualiza la UEFA presentan el mismo ‘top 5’, salvo las posiciones de estas dos últimas ligas, pues Italia aparece por delante de Alemania.


SALARIOS POR OBJETIVOS

El fútbol no son matemáticas, pero las condiciones salariales son diferenciales de cara a los objetivos perseguidos a final de temporada. El poseer una masa salarial superior, por regla general, llevará a conseguir, o al menos a plantear, unas metas más altas. Unos juegan con las miradas puestas en ganar títulos o luchar por Europa, mientras que los que se sitúan en el otro extremo pelean, al menos como reto inicial, por no descender.

Una vez más, las rentas de la Premier Leagueson las que más descollan tanto para los jugadores de los conjuntos que pelean en las primeras posiciones (1-7) como para los que juegan jornada a jornada por mantener la categoría (15-20). Haciendo una parada en las gráficas de los equipos que luchan por Europa, solo 688.000 euros separan los salarios que cobran los futbolistas de Inglaterra y España (5.1 frente a los 4.42 millones de euros).

Si extrapolamos la comparación a las escuadras que luchan por no descender, el sueldo por jugador en la competición británica roza los dos millones (1.99), mientras que en Primera Divisiónno alcanza por poco la mitad (0.99). En este conjunto gráfico, la Liga Española cae dos posiciones. Solo por detrás aparece la Ligue 1 (0.81), que, como en otros conceptos, también es colista de los salarios entre las cinco ‘top’. Unos 356.000 euros le separan de la Bundesliga (1.16), competición que se sitúa segunda en esta tabla de emolumentos medios de los futbolistas de equipos modestos. Tras ella, la Serie A está en torno a los 1.03 millones de euros.

De la pelea por el descenso a la lucha europea. Como mencionamos anteriormente, la Premier es líder seguida de LaLiga. El campeonato bávaro cierra el ‘top 3’ en la estimación de los que en la actualidad pelean por la zona noble de la clasificación, con 3.364.000 millones de euros. La frontera con Italia la separan aproximadamente 402.000€ (2.962.000), una distancia que se reduce si medimos la brecha entre la Serie A y la Ligue 1. El torneo galo, gracias eminentemente a los Neymar, Mbappé y compañía, posee una ponderación de unos 2.67 millones de euros.


SALARIOS POR POSICIONES

Conforme hemos ido analizando las rentas desde diferentes puntos de vista, ha quedado patente que la Premier League maneja unas cifras más elevadas que el resto de las grandes competiciones. ¿Qué es lo que más sorprende llegado a este punto? La retribución que reciben los porteros en las islas. Gran culpa de ello lo tiene el contrato millonario del español David de Gea. El portero del Manchester United es el que mejor cobra en su demarcación y es que su contrato es estima en los 22 millones de euros. Esto también le hace ser uno de los mejores pagados del mundo. Le siguen a una distancia considerable los 18 ‘kilos’ aproximados de Manuel Neuer.

Los 3.104 millones de euros que ingresan aproximadamente estos guardametas están por encima de las cantidades salariales de cualquier demarcación de otra liga. 428.000 euros es la brecha que le separa de los delanteros de LaLiga (2.68 millones). La salida de Luis Suárez en busca de un futuro mejor en el Atlético de Madrid llevó de la mano una bajada económica respecto al Barcelona. Ello le hizo abandonar la zona de honor de jugadores mejores pagados de LaLiga Santander. Messi, Griezmann y Hazard son los protagonistas del podio. Nada casual que sean atacantes y jueguen en los dos grandes.

El rango salarial de los delanteros en los planteles británicos sobrepasa los cuatro millones de euros de media estimada. En todos los países, las posiciones de ataque lideran la franja más remunerada a excepción en la Bundesliga, campeonato donde los guardametas son los que más dinero cobran (2.4 millones de euros, por los 2.25 de los delanteros). Los 18 millones que se atribuyen a Neuer, portero del Bayern Múnich, inflan sobremanera esta media. También exclusivamente en Alemania es donde los defensas (1.783) se encuentran en un escalafón superior al de los centrocampistas (1.776), aunque sea de manera mínima.

Aquí son la Serie A y la Ligue 1 las que reflejan medias inferiores por franja de posición en el campo. Los defensores de la Liga Francesa (otra vez en la última posición de las grandes ligas) son los que peores condiciones económicas manejan, con alrededor de 1.19 millones de euros. 

Por su parte, en Italia, el sueldo de Cristiano, que llega a ser cuatro veces superior que el siguiente mejor pagado de la Serie A, hace que suba la media en su rol sobre el terreno de juego (2.193.000 millones de euros). Su presencia en esta liga hace que el promedio salarial de los delanteros no esté a la cola de las grandes competiciones europeas. 

La radiografía global deja un calco de los resultados de este análisis en España, Inglaterra, Italia y Francia. La tabla esclarece que los defensas son los peores pagados, seguidos de los porteros, para luego aumentar las cantidades en las posiciones de ataque (centrocampistas y delanteros). Esta simetría se rompe en Alemania donde, insistimos, los porteros lideran el ranking de emolumentos, por delante de los atacantes. Los jefes de la zaga también superan a los mediocampistas.

Tomado de: https://es.besoccer.com/noticia/informe-besoccer-pro-salarios-grandes-ligas-986358

Sobre villauruguayo 353 artículos
Soy villauruguayo, un simple bloguero que te informará con cada noticia, para que siempre hables con conocimiento y aprendas algo nuevo cada día.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*