El análisis del Barça-Ferencvaros, por Lobo Carrasco

1. LIBERADOR PRIMER GOL.

Trincao dentro, Griezmann banquillo. Enfrente, el Ferencvaros atrevido de Rebrov con un inicio protagonista hasta que los azulgrana dijeron ¡basta!

Ajustados Pjanic y De Jong, la vía Sergi Roberto fue la más explotada con buenas llegadas pero sin un buen centro para los aspirantes al remate. Messi fue el primero en probar los guantes de Dibusz en una falta directa y, más tarde, en jugada con Ansu Fati. No se asustó el equipo húngaro.

Tokmac Nguen, incordio para Piqué/Lenglet, demostró su calidad para disfrute casi feliz de Isael. La cruceta salvó al Barça del gol visitante. El control intermitente alimentaba las esperanzas del conjunto visitante pero apareció el REGATE. Fue el de Leo entrando en área hasta plantarse en los once metros para facturar el liberador 1-0. Desde ahí, mucho Barça, menos Ferencvaros.

2. NAUFRAGIO DE CIVIC.

Si las carreras de Sergi Roberto eran preocupantes, la puesta en funcionamiento de Francisco Trincao resultó revitalizante para fastidio inmenso de Civic. Desatada la ofensiva blaugrana, Ansu Fati fue el que advirtió al meta Dibusz. Y a la segunda acción, el segundo gol blaugrana gracias a un pase aéreo de Frenkie de Jong. Con el Barça asentado en campo rival -robos rápidos de balón-, Pjanic quedó para la distribución mientras Frenkie se dedicó a presionar/jugar cerca de Coutinho y Leo. No llegó el tercero, llegó el descanso.

En la reanudación, ¿a pensar en el clásico o a esperar el aval del 3-0 ? Fue esto último con Trincao nuevamente protagonista aunque sin pegada limpia. Estaba claro quién gobernaba porque del valiente 1-4-3-3 rival pasamos a ver un 1-4-4-1-1. Rebrov recogiendo su atrevimiento.

3. CONTRAERSE Y EXPANDIRSE.

Y llegó el gol más esperado por Koeman. Lo certificó Coutinho (con fortuna al cambiar la trayectoria el lateral Botka) tras recibir un iluminado pase de Fati. Con los deberes hechos, Pedri, Junior y Dembélé al campo. Media hora por delante y, a menor ritmo, un Barça con un problema inesperado: expulsión de Gerard Piqué. El penalti cometido a Nguen lo convirtió limpiamente Kharatin. Directos al 1-4-4-1 con Messi en punta y Dembélé/Pedri trabajando cerca de Dest y Junior respectivamente.

El Ferencvaros no dudó, fue hacia arriba con Boli pivotando entre Lenglet/Araujo. Quiso cerrar más Koeman y metió a Sergio Busquets. Juntos atrás, posesiones largas utilizando mucho campo. Contraerse y expandirse.

Y en esa expansión, la aceleración de Ousmane Dembélé para llegar con la pelota hasta el fondo de campo. Siguió la acción Pedri y puso el 4-1 con un derechazo dañino para la estirada de Dibusz. Duelo finiquitado con un último regalo: el de Messi a Dembélé para el quinto de la reconducida noche. Al Clásico rearmados.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20201021/484207692018/el-analisis-del-barca-ferencvaros-por-lobo-carrasco.html

Sobre Bismarck 11502 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*