Las confesiones de Luis Enrique sobre la final de Berlín: “El disfrute total”

  • El ex entrenador azulgrana descubre en Barça TV momentos, anécdotas desconocidas y sensaciones personales de la Champions conquistada en 2015
  • Su “chascarrillo” motivacional en la charla táctica y los nervios, entre los detalles desconocidos de una partido que nunca volvió a ver

Con motivo del quinto aniversario de la victoria del FC Barcelona ante la Juventus (3-1) en la final de la Champions League de Berlín 2015, Barça TV ofrece este sábado por la tarde (17 horas) una entrevista con Luis Enrique por videconferencia con una particularidad: es la primera vez que el entrenador de aquel Barça del Triplete 2014-15 ve las imágenes del partido. Nunca lo ha visto completo en este lustro, apenas ha prestado atención en ocasiones a las repeticiones de los goles y de pasada. Su revisión de la gran final no tiene desperdicio.

El técnico asturiano explicó que no vio necesario motivar a la plantilla con un video motivacional como sí hizo Pep Guardiola en Roma 2009. Lo argumentó así: “Llevo años asesorado por Joaquín Valdés, el psicólogo de mi staff, y sé que controlar las emociones en una final es difícil. Los jugadores ya están extramotivados y no necesitan extramotivación. Trabajamos siempre con llegar en el punto óptimo de activación, que en una final es muy difícil. Más que apretar el botón del estrés o del exceso de motivación, hay que bajarlo. El jugador tiene que recordar lo que tiene que hacer en el campo y respirar, controlar la extraexcitación. En otro momentos de la temporada, ante rivales que quizás motivan menos a los jugadores, sí hemos hecho algún video motivacional. Pero en una final el mensaje es de confianza”.

Es entonces cuando Lucho revela un detalle desconocido de aquel día: cómo fue su charla en el hotel antes de salir hacia al estadio. “La charla que yo hago en el hotel es táctica, pero sí busqué algo motivacional que les pudiera ayudar o que yo creyera que a mí me ayudaría como jugador. Les hice una especie de broma o chascarrillo. Les pregunté al acabarla: ¿qué es lo peor que pensáis que os puede ocurrir en la final? Xavi y Alves, los veteranos en general, respondieron con cosas de fútbol. “No ser fieles a nuestro estilo”, qué se yo, cosas así… Y les dije. “Lo peor que os puede pasar mañana es ser jugador de la Juventus y tener que enfrentarse al Barça. Imaginad lo que es marcar a Suárez, a Ney, a Messi, a Iniesta, a Busquets… Imaginad tener que meter un gol a Marc, tener que rematar ante Piqué o Mascherano, defender la subidas de Alves… Imaginad que es la charla de la Juventus y os hablan del Barça. Estaríais cagados. Al menos una sonrisas les desperté y luego su calidad hizo la diferencia”.

Confesó que “no he visto el partido, pero fue el disfrute total. Igual que durante la temporada somos muy metódicos y lo repasamos todo, al ser el último de la temporada no lo volví a ver. Tengo grabada en mi mente la alegría de completar una temporada así, de poder celebrarlo con los amigos y la familia, una fecha inolvidable. No te voy a decir que no me quité un peso de encima ganándola porque de jugador no tuve la posibilidad ni de acceder a ella. Fue una final apoteósica”.

Nunca he estado tan nervioso”

También aportó algo muy personal que no se sabía: sus nervios. “Yo veo los partidos con tranquilidad, pendiente de analizar lo que va sucediendo con mi equipo de trabajo, pero en esa final estuve más nervioso que en toda mi vida. Desde el principio esperaba serenarme, pero no fue así y fue una tensión interna difícil de gestionar. Me costó. Igual fue por no haber podido vivir un partido así como jugador. Si vuelvo a sentirme así en una final me tomaré una pastillita para que no me dé un infarto. Y eso que fue bien la final, no quiero pensar cómo me hubiera sentido de ir mal… No te voy a decir que no me quité un peso de encima ganándola porque de jugador no tuve la posibilidad ni de acceder a ella. Fue una final apoteósica”.

Se planteó una rueda de prensa “cañera”

“La final fue el disfrute total y la rueda de prensa es lo que menos me preocupaba. Siempre he sido consciente de la imagen que tengo que transmitir como entrenador, pero no voy a dejar de ser fiel a mi forma de ser. El club conocía mi perfil cuando me contrató como jugador, como entrenador del filial y como entrenador del primer equipo. Hubo un momentos antes que sentimos como staff que habíamos sido maltratados o tratados injustamente, rodeándonos siempre de polémicas, y puse en la balanza hacer una rueda de prensa más cañera o hacer una más a mi estilo, disfrutando del momento”.

Luis Enrique habla de Xana, su hija fallecida el pasado 29 de agosto de 2019 a los 9 años de edad a causa de un cáncer. En la final de Berlín tenía 5 años y compartió con su padre la felicidad tanto en el estadio como en la rúa en Barcelona. Lo pasó tan bien que nunca lo olvidó: “Lo más bonito en el fútbol es tener la fortuna de hacer feliz a tanta gente, a los más cercanos, pero también a la gente que está en la calle o en sus casas (…) Tras lo que se vivió en aquel partido y en la ría, mi hija me preguntaba después de los partidos. “Papá, ¿hoy también fiesta? No, sólo si ganamos títulos”.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20200606/481607920750/confesiones-luis-enrique-berlin-disfrute.html

Sobre Bismarck 11493 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*