El periodista que más conoce a Messi cuenta por qué lo superó a Cristiano, los secretos de Guardiola y el amor inglés por Pochettino

G uillem Balagué escribió las biografías sobre los argentinos y el técnico catalán. De paso por Buenos Aires, revela en una extensa conversación con Infobae aspectos poco difundidos de estos grandes protagonistas del fútbol

El periodista y escritor español cree que Messi podría dedicarse a traspasar sus conocimientos a niños, con los cuales tiene muy buena comunicación y apuesta a su capacidad formativa. (Gustavo Gavotti)
El periodista y escritor español cree que Messi podría dedicarse a traspasar sus conocimientos a niños, con los cuales tiene muy buena comunicación y apuesta a su capacidad formativa. (Gustavo Gavotti)

Guillem Balagué es, acaso, el mejor periodista deportivo freelance del mundo de habla hispana. Nacido en Barcelona, tiene un programa radial en la BBC, es corresponsal del diario “As” de Madrid en Inglaterra y es el principal analista de “La Liga TV”, con un poderoso canal de youtube propio y un reconocido podcast, “Pure Football”.

Autor de libros best seller como “Messi” (el único que ha reconocido la familia del súper crack argentino), “Pep Guardiola, la otra forma de ganar”, “Cristiano Ronaldo” y “Un Mundo Nuevo” (sobre Mauricio Pochettino), se encuentra de visita en Buenos Aires para investigaciones y entrevistas para el nuevo libro que prepara para una editorial inglesa sobre Diego Armando Maradona.

-En pocas palabras, ¿cómo definirías a Lionel Messi?

-La excelencia imposible de copiar pero de la que se puede aprender muchísimo, y que ha dejado la misma huella que un John Lennon o Pablo Picasso.

-¿Qué es lo más importante que pudiste rescatar de tu experiencia de haber escrito un libro sobre Messi? ¿Qué elementos pudiste apreciar que no conocías y te resultaron relevantes?

-Primero, que creo que fue la primera exploración en profundidad desde varios ángulos que se había hecho. Por aquel entonces él tenía 27 años y tuvimos la oportunidad de explorar de dónde venía, que para mí era importante, porque no es lo mismo si naces en Australia o en Argentina, y fue parte de la razón para iniciar el proceso, porque su padre me dijo que había cosas de él que se habían explicado mal y fue la oportunidad de explicarlas y de quitar el mito y la leyenda para pasar a la realidad, y luego te hace ser consciente de que el camino de un jugador así está lleno de obstáculos, y superarlos todos, sólo uno es capaz de hacerlo y además, conquistando varios mundos. El mundo del fútbol juvenil en Argentina, el del fútbol juvenil en España, luego el del fútbol profesional en España, el del fútbol profesional en competencias europeas. Messi es la “tormenta perfecta” en ese sentido.

-En tu libro hacés mucha mención de que el talento es, en buena parte, horas de trabajo y perfeccionamiento. ¿Cuánto hay en Messi de talento natural y cuánto hay de talento trabajado?

-Lógicamente nace con una capacidad extrema para conseguir que su volumen emocional sea bajo, una capacidad de reacción que luego se perfecciona pero con la que nace, también, una visión y una aplicación perfecta de sus capacidades físicas –de la que hay mucho aprendizaje pero también le viene dado-, él ve en cámara lenta lo que otros ven a 200 kilómetros por hora, y cuando lo ves en cámara lenta, como en Mátrix, es más fácil tomar decisiones, pero cuando dice “ahora voy a mejorar los tiros libres”, y pasa a tener el mejor porcentaje de lanzamientos de tiros libres de la historia, si yo me pongo, a mí no me sale. Lógicamente, tiene un talento natural para relacionarse con el balón.

-También aparece en tu libro que aunque se dice que Messi no hubiera sido lo que es sin La Masía del Barcelona, se lo disputaban distintas categorías juveniles del club de acuerdo con las necesidades de esas categorías en cada fin de semana y entonces parece que lo que más le importaba al club era ganar. ¿Cuánto de La Masía hay en Messi?

Para mí, Messi es una roca que cae por una montaña, es decir, hubiera llegado al final, a su destino, hubiera quien hubiese por el camino. Entonces lo que hace La Masía es aplanarle el camino y rodearle de gente que piensa como él. Eso llega a su culminación en 2010 cuando el “top tres” del mundo fueron tres jugadores del Barcelona (Messi, Iniesta y Xavi), pero por eso es la tormenta perfecta, porque si en vez de Piqué, Xavi, Busquets e Iniesta, Messi se hubiera encontrado a un marcador central surgido en La Masía, Aleñá, Riqui Puig y algún otro, la cosa no sale. Coincidió una generación extraordinaria con una manera de entender el fútbol que le encajaba perfectamente.

-Decís en tu libro que el duelo con Cristiano Ronaldo potenció a Messi. ¿Creés que la salida de CR7 de la Liga Española lo perjudicó? ¿Qué hubiera sido de Messi en ligas como la italiana o la inglesa?

-La salida de CR7 ni lo perjudicó ni lo benefició. Él sigue a lo suyo. Incluso, los números de él son parecidos con o sin CR7. El año pasado llegaron a semifinales ante el Liverpool y los partidos de Messi allí fueron de los mejores de su carrera. Fue brutal, pero como se perdió el segundo, se ha olvidado, pero fue brutal lo que hizo en los dos, especialmente en el primero, que hizo de capitán, se enfrentó al árbitro, se enfrentó a un jugador rival, pidió más a los suyos, pidió la pelota tantas veces. Fue una pasada. Entonces, la relación con CR7 ayuda porque al estar ahí, al tener una némesis, eso lógicamente centra tus esfuerzos, pero sin CR7, lo mismo. ¿Qué hubiera pasado con Messi en ligas como la italiana o la inglesa? Lo mismo (risas). Es lo mismo Messi en cualquier sitio. Alguien dirá que como no está en otras ligas, no tiene tanto valor como Cristiano, pero es un vago de mente, porque lo que estamos viendo es una cosa extraordinaria.

Balagué cree que Messi va acomodando su talento a los inevitables cambios físicos por su edad, y en esta adaptación también se ve un nuevo talento del argentino. REUTERS/Juan Medina
Balagué cree que Messi va acomodando su talento a los inevitables cambios físicos por su edad, y en esta adaptación también se ve un nuevo talento del argentino. REUTERS/Juan Medina

-Messi va a cumplir 33 años y es evidente que va a entrar en la categoría de veterano. ¿Cómo vislumbrás la próxima etapa de él como jugador? ¿Hacia qué Messi vamos en cuanto a su juego?

-Creo que su forma de jugar ya la estamos viendo. Se está retrasando un poquito más en el campo pero sigue marcando goles, los mismos números que en los últimos diez años, y utiliza cada vez más su capacidad para entender el juego para aplicarlo. Cada vez juega mejor. Creo que su nivel máximo ya ha llegado y ahora tiene que adaptar su capacidad física al ritmo cada vez más elevado del fútbol. Como siempre ha sido, tiene ausencias en los partidos porque necesita descansar y eso, lógicamente, el cuerpo se lo va a seguir pidiendo cada vez más.

-En la entrega del Balón de Oro, Messi se refirió por primera vez al retiro que se acerca. ¿Lo ves jugando varios años más?

-La pregunta es capciosa porque no dijo solamente eso, dijo también “pero que quedan muchos años” y como dijo eso, me voy a fiar de él y voy a creerme que quedan muchos años pero yo entiendo que a los 35, por ejemplo, yo no sé si Messi se va a ver capacitado para hacer las mismas cosas, con lo cual, aprovechemos el tiempo que queda para disfrutarlo.

-¿Creés que terminará su carrera en el Barcelona o se dará la chance de jugar en Newell’s (su club de origen en Argentina), China o los Estados Unidos?

-Lo de Newell’s, China y los Estados Unidos son tres posibilidades que están ahí. Creo que la idea de jugar en Newell’s se le ha quedado en la cabeza, pero el problema ahora es que es padre de familia. Tiene tres hijos y una mujer que viven muy bien en Barcelona, entonces me cuesta mucho verle fuera de Barcelona. Sé que desde China y Estados Unidos están tratando de convencerle y eso ha sido así durante mucho tiempo, pero me cuesta mucho verlo fuera del Barcelona.

-¿A qué atribuís el Messi rebelde de la Copa América pasada, discutiendo con los árbitros o declarando en contra de la Conmebol? ¿Hay una búsqueda de parecerse a Maradona o siente que ahora todo depende de su liderazgo?

-Creo que él no busca parecerse a nadie pero entiende que hay cosas que eran injustas, pero como no estamos dentro del vestuario de la selección argentina, no sabemos con qué se les calentó la cabeza constantemente, quizá en discusiones entre ellos y él como capitán cada vez tiene menos problemas en decir las cosas como son, o al menos, decir las cosas que se deben decir. Por ejemplo, cuando hizo una de las primeras entrevistas largas de esta temporada, vino a decir que él no sabe bien si el Barcelona quiso a Neymar o no, que es otra manera de decir que posiblemente no se hizo el esfuerzo necesario. Esa es la responsabilidad que conlleva ser capitán.

-¿Por qué no pudo ganar tanto con la selección argentina?

-Como se sabe, ganó un Mundial juvenil, una medalla dorada olímpica y llegó a la final de dos Copas América y un Mundial y me parece una de las épocas doradas del fútbol argentino. Luego cuando llegas allí, se dan circunstancias que tiran hacia un lado o para el otro. Un gol fallado, penales. Entonces la pregunta no es por qué no ha ganado él con la selección argentina sino por qué no ha ganado la selección argentina porque al final, con uno solo no se gana nada.

Para Guillem la pregunta no es por qué Messi no ganó con la Selección sino hasta dónde se llegó:
Para Guillem la pregunta no es por qué Messi no ganó con la Selección sino hasta dónde se llegó: “ganó un Mundial juvenil, una medalla dorada olímpica y llegó a la final de dos Copas América y un Mundial y me parece una de las épocas doradas del fútbol argentino”. (AP Photo/Sergei Grits)

-¿Es Messi para vos el mejor jugador de la historia?

-Es, sin dudas, el mejor jugador de la historia. Por la consistencia de su calidad, de sus números, de sus goles, de su influencia. Es una pena que el Barcelona, durante los últimos años, no haya sabido acompañarle con una plantilla ganadora.

-¿Crees que Pep Guardiola, hoy, es el mejor entrenador del mundo, o alguno lo superó? ¿Tal vez Jürgen Klopp?

Hoy he visto por Twitter que en once años, Klopp tiene 8 títulos y en esos mismos años, Pep tiene 28. Por eso, al final la pregunta es qué estamos juzgando. Si estamos juzgando títulos, no hay forma.

-¿Y en la forma de jugar? ¿En los sistemas?

-Ah, bueno, eso es otra cosa. Cuando se habla del mejor, se puede referir al recorrido nuevo, que propone cosas nuevas, o que ha ganado en varios sitios. Todo eso sirve para definir al mejor. Klopp lo hizo muy bien en el Borussia Dortmund, ahora el Liverpool es el mejor equipo del mundo, sin duda. Le sale todo bien, lo que intenta y lo que no intenta. Es una cosa tremenda. Y lo hizo a su imagen y semejanza. Eso está claro. Pero Pep ha cambiado el fútbol. Ha ganado en todas partes, y si ahora mismo no le está saliendo es porque el año pasado ganó con el Manchester City todos los títulos domésticos, algo que no había pasado nunca. ¿De qué estamos hablando? ¿Vamos a juzgarlo por cada partido, cada diez días, cada mes, o vamos a juzgar la carrera? Y allí no hay discusión posible.

-¿Qué es lo que tiene Guardiola de particular? ¿Por qué gana tanto? ¿Por qué convence tanto a sus jugadores?

-Tiene una energía extrema, que además focaliza exclusivamente en el fútbol, es decir, le da muchas vueltas y es como cuando se empieza a andar en bicicleta. Primero cuesta, luego uno va más rápido, luego ya sin manos. Cuanto más te pones en algo, más te sale, pero además, todo lo que ha hecho durante tanto tiempo, todo lo que estudió, toda la gente con la que habló, los viajes que ha hecho, todo ha sido para entender mejor el fútbol y para aplicar mejor las soluciones y encontrar nuevas. Viene de una mezcla de estar en Barcelona, una ciudad abierta, cosmopolita, atrevida, aventurera. También viene de tener a un entrenador como Johan Cruyff, que te propone pensar diferente. Tú piensas así, y él te dice “no, asá”. Y te preguntas “¿cómo va a ser asá?” y te das cuenta de que por qué no… Pep cuenta que Cruyff le decía “¿verdad que eres un delgado, enclenque, incapaz de ganar una disputa con un volante central?”, en aquellos tiempos de los noventa, que eran más altos y fornidos. “¿Cómo les vas a ganar la partida?”, y él respondía “uf, no sé, ¿les pego una patada y llego antes?” “No, si viene el balón, deja que se lo lleve él. Si cabecea no podrás, pero si haces el amague, él ya dudará si tiene que parar el balón, pasarlo, y allí tienes más posibilidades de quedártelo tú”. Y en cada entrenamiento, aprendía una cosa nueva. Todo eso, Pep lo ha aplicado en su vida, y no se ha resignado a caminar el camino de todos. Este año es duro porque han ganado mucho, y lo que cuesta es seguir ganando cuando ya has ganado mucho, pero entonces hay que aplicar la energía que él tiene. Por ejemplo, él vio que pasaban cosas en los partidos que no estaban provocadas por el entrenamiento, pero salían bien. Y entonces pensó, luego de estudiar mucho eso, que por qué no entrenar eso para provocarlo para beneficio del equipo. Eso, no hay un entrenador que lo piense. Y sigue siendo un estilo de juego que la gente quiere que falle, que caiga derrotado y pase de moda, pero que es prácticamente único.

-¿Por qué hay tanta gente que quiere que caiga cuando se trata de un fútbol bonito, que gana títulos?

-La envidia…hay muchas cosas. Los medios catalanes están divididos entre proguardiolistas y antiguardiolistas por cosas que vienen de cuando era jugador. Ahora mismo el barcelonismo está dividido, y así como antes era Cruyff contra Núñez, ahora es Rosell contra Laporta y está claro que esa política es la que se aplica cuando se analiza a Pep. Y en Inglaterra, les encanta entronizar a alguien pero en el momento en el que se sienta al trono, quitárselo. Es un deporte nacional, así como la envidia es un deporte nacional en España. Además, Guardiola es catalanista e independentista, y hay mucha gente que le tiene ganas. Y cada derrota es la confirmación de que está equivocado. No tiene ninguna lógica.

Para Balagué, el secreto de Pep Guardiola es que
Para Balagué, el secreto de Pep Guardiola es que “tiene una energía extrema, que además focaliza exclusivamente en el fútbol, es decir, le da muchas vueltas y es como cuando se empieza a andar en bicicleta. Primero cuesta, luego uno va más rápido, luego ya sin manos”.

-¿Lo ves a Guardiola como presidente de la Generalitat de Cataluña, en el futuro? Porque él se pronuncia claramente cada vez que puede.

-Por lo que oigo, me parece que acabará en el Manchester City e irá a alguna selección, y después, dirigir al Barcelona o presidir el Barcelona, ha dicho que no, pero…vete a saber…lo que ha dicho es que le gustaría entrenar a niños, pero cuando has ganado tanto. No sé cuando se retire, pero creo que tiene una hermana en la política catalana y Pep debe saber que allí no está la pasión y consiste en conseguir compromisos y no imponer y convencer de tu camino, que es lo que le ha permitido el fútbol. No lo veo.

-¿Qué representa Messi para Guardiola? Porque se fue muy desgastado del Barcelona en 2012…

-Él dijo que se iba del Barcelona porque no quería hacerse daño, porque había que hacer muchos cambios de nombres importantes. Messi no era ninguno de ellos pero obviamente, cuando hay tanta intensidad, la relación con tus dirigidos se tensa. Seguramente les hizo bien estar separados un tiempo. Suele pasar cuando tomas un nuevo camino. La última vez que Pep habló ampliamente de eso fue para mi libro “Messi” y no lo ha vuelto a hacer. Luego se encontraron en un partido amistoso contra el Bayern Munich, se volvieron a saludar y yo creo que ahora están en otra situación. No creo que se vayan a encontrar. Aquello fue una etapa única. Pep ha cambiado y está en otro sitio. La esencia es la misma pero el camino que había emprendido en el Barcelona no puede hacerlo en el Manchester City porque tiene jugadores diferentes, los árbitros son diferentes, y las transiciones rápidas son prioritarias, y eso en el Barcelona no pasaba. Yo no veo ninguna posibilidad de que se encuentren. Y piensa que si lo siguiente para Pep es una selección nacional…(risas)…la única posibilidad sería en la selección argentina. Creo que si a Pep le dieran Inglaterra, él diría que sí.

-Sobre la selección argentina, alguien dijo que hubo una posibilidad, pero él lo niega. Claudio Tapia, el presidente de la AFA, dijo que había hablado con él, él dice que no…¿él habría aceptado?

-Es que ahora mismo, dirigir a Argentina es meterte en un lío, por cómo está la AFA, por cómo está todo montado, pero claro, tienes a César Luis Menotti allí y en teoría, Menotti tiene una manera de pensar parecida a la de Pep. Si lo quisieran intentar que empiecen ya, porque se rumorea que Guardiola se podría ir del Manchester City este verano. Yo creo que no, pero que será difícil renovarle cuando acabe su contrato, y esto es en un año y medio, y quedaría un año y medio para el Mundial.

-Decís que con Menotti, Guardiola estaría cómodo pero hay mucha gente que toma a Guardiola al revés. Hay muchos resultadistas que dicen que Guardiola es de su palo, que privilegia el pragmatismo, que no quiere el “tiki-tiki”…

-Esa es una lectura tergiversada de lo que está intentando. No hace falta escucharlo, con ver lo que está haciendo…Lo primero que les dijo cuando tuvo una reunión con los jugadores del Barcelona fue que “lo que quiero es que todo el mundo corra” pero…¿resultadista? Yo creo que a Guardiola cada vez le interesa menos el resultado y más el juego, que él sabe que para llegar al resultado debe ser a través del juego pero ya ha ganado. No creo que haya perdido un ápice de pasión pero cuando habla de “momento Eureka”, el momento de máximos esplendor y felicidad, es cuando descubre algo nuevo que puede enseñar a sus jugadores. No habla de victoria. Cuando gana la Champions en Wembley en 2011, habla con su asistente, Manel Estiarte sobre qué cosas se hicieron mal y qué hay que cambiar. Lógicamente, están defendiendo su versión del fútbol más que lo que Guardiola quiere hacer.

Balagué vino a Buenos Aires para realizar entrevistas para su próximo libro sobre Diego Maradona. (Gustavo Gavotti)
Balagué vino a Buenos Aires para realizar entrevistas para su próximo libro sobre Diego Maradona. (Gustavo Gavotti)

-De Mourinho, algunos dicen que es el anti-Guardiola y que ha tenido cierto éxito en frenar sus éxitos o al menos limitarlos…

-Creo que Alfredo Di Stéfano es el que decía que defender es mucho más fácil que atacar porque atacar es como construir un edificio. Tienes que ir a la universidad, saber relacionarte con cada uno de los oficios de la construcción, imaginar, crear. Y defender es como destruir. Tomas un martillo y ya está. Y además, si piensas en defender y dependes de lo que haga el rival, acabas perdiendo el cariño y el amor por el juego, al contrario del que crea. Y está claro dónde está ahora cada uno. Mourinho estaba pendiente del Real Madrid, y desesperado porque a Zinedine Zidane no lo acababan de echar, y le vino lo del Tottenham y tiene el peor plantel que tuvo en su carrera desde el Porto, porque estaba desesperado por entrenar. ¿Y Pep, dónde está? Le han hecho un club a su medida, está ganando títulos. Pero en un momento de la carrera de este creador, se apareció este destructor, que lógicamente, a través del análisis y de decisiones permitidas por el club (el Real Madrid), consiguió parar al creador en su camino, pero el creador cae un par de veces (contra el Inter en una Champions, contra el Real Madrid en una Liga) pero se para y sigue creando. Y el destructor….ya ves.

-Bueno, en aquel tiempo hubo un 5-0 glorioso del Barcelona de Guardiola al Real Madrid de Mourinho…

-No, el 5-0 le sirvió a Mourinho.

-¿Cómo es eso?

-Porque él quería cambiar todo en el club y yo eso lo hablé con Mourinho y él me decía “mi equipo era una caja de pandora. Yo sabía lo que me iba a encontrar pero todo el mundo me decía que había que jugarle de igual a igual al Barcelona, y yo no creía y después de que nos metieron cinco, dije que quería cambiar la estructura del club, el servicio médico, la forma de jugar, y no me discutieron nada”.

-¿Cómo está la relación entre ellos?

-Que yo sepa, nunca se cruzaron estando los dos dirigiendo en Manchester. Iban a comer al mismo restaurante pero en diferentes días. Mourinho no hace lo que hace por nada personal, es para derrotar al otro y en eso, todo sirve. Dividir a un país, lanzar cosas sucias al aire, y eso, el rival no lo puede soportar. “¿Después, cuando acabemos, me vas a venir de amigo y cuando estábamos compitiendo en un deporte, por unos títulos, hiciste cosas muy feas?”. Entonces, no serán nunca amigos.

-Es casi un milagro que Cristiano Ronaldo haya ganado cinco Balones de Oro y Messi, seis, siendo un genio.

-Son dos milagros.

-El de Messi acaso se entienda más por su genialidad pero…¿dónde está el secreto de CR7 para llegar tan alto siendo un definidor, un rematador?

-Sí, lo de CR7 ha sido muy interesante y lo separo de Leo porque Leo entiende el juego mucho mejor. Era un extremo, que se convierte en un goleador, luego en un centrodelantero y ahora otra vez como extremo pero ya no llega. Esa evolución viene de someter al entorno, al equipo, para que le de la posibilidad de marcar esos goles con los que se ganan partidos. Pero necesita someter a su entorno, que su familia esté con él, que su club esté con él, que la hinchada esté con él. Esa ha sido su condición, su lucha y ha estado en clubes muy importantes y ese potencial lo ha llevado a los Balones de oro. Hemos vivido una época increíble.

 Balagué no tiene dudas quién es el mejor:
Balagué no tiene dudas quién es el mejor: “Con los números se puede hacer cualquier cosa. Los pones de un lado, del otro, y hasta parece que Cristiano pueda ser mejor que Messi. Lógicamente cuando ves el partido, hay un jugador que entiende el juego, y otro que es un martillo, que hace goles”.

-¿Él siente en algún momento ser un Salieri, o no lo siente así?

-No, no…él es Mozart. Total. La psicología deportiva te dirá que en el momento en el que se entra en la duda a los 14-15 años o a los 30, los mata. Si dudas a los 14, ya no eres futbolista. Y si dudas a los 30 ya no llegas a los 41, que es a lo que quiere llegar él. Y en su cabeza lo tiene claro, “soy el mejor”.

-¿Y cómo opera en su psiquis cuando él marca tres goles y al rato, Messi marca cuatro?

-Ha sido una gran competencia y les ha servido a los dos. Incluso ahora ambos lo reconocen y Messi ya ha dicho que le echa de menos. Eso es una motivación. “La próxima meto cinco” o “ganaré más”. Con los números se puede hacer cualquier cosa. Los pones de un lado, del otro, y hasta parece que Cristiano pueda ser mejor que Messi. Lógicamente cuando ves el partido, hay un jugador que entiende el juego, y otro que es un martillo, que hace goles, pero sin Messi, Ronaldo no hubiera estado tantos años a ese nivel. Es una pena que se acabe pero no creo que se repita una cosa igual.

-Claro, hemos vivido imperios de un jugador, pero de dos, así…

-Así es.

-¿Y esto del self made man, que se genera ese físico escapándose a la madrugada para treparse al gimnasio al punto de que le pongan un candado en el Manchester United para que no pueda entrar?

-Yo no creo que se repita hoy algo así porque todo es más estructurado, hay un orden, unas reglas, la ley del menor esfuerzo en muchos sentidos. Él ha llevado su trabajo al extremo y ahora sigue con lo mismo hasta en su casa, su trabajo, su nutrición y como explico en mi libro. En el fondo, allí hay una inseguridad tremenda. El día que se pare, va a pensar “ya no sirvo”.

-¿Y qué pasará cuando alguien como él deje de jugar?

-Yo explico que es como una cinta de entrenamiento, que cuando se pare, se pegará un golpe. Pero ya se está preparando. Cuando lo reemplazan se pega unos enojos… pero lo están haciendo por él, porque habrá estudios que dirán que hay que bajarle la energía porque no llega, y tampoco tiene aquella velocidad, pero está rodeado de gente que le dice que sí a todo.

-¿Y a Messi, en qué lo ves el día que deje de jugar?

-En la última actualización de mi libro yo cuento que su familia ya se plantea como una posibilidad que pueda ser entrenador de chicos. A él le gusta mucho el fútbol y lo he visto muchas veces cómo se transforma cuando ve niños. Se siente muy cómodo, se maneja bien, se comunica muy bien. Podría ser.

-Tu libro sobre Pochettino lo describe en carne viva, muy desde lo humano. ¿Qué techo tiene?

-A él lo que le gusta es que los jugadores se entreguen y dominen todas las facetas del juego. Le encanta el fútbol inglés. Es una mezcla del juego de Pep en cuanto a la posición, y de Klopp en cuanto a la velocidad y la transición. Es un ganador, líder nato, que se ha adaptado absolutamente a la Premier League y tendrá ofertas de allí pero también de todas partes, y que salió del Tottenham creo (sin información) que sin haber sido tratado del todo bien. Pudo haber sido de otra forma. Pero creo que fue un alivio sacarse de encima ese peso, pero se ve ahora que no se podía cambiar la dinámica de este Tottenham y era un callejón sin salida porque el club no quería esos cambios. Todo esto pasó de una manera callada, misteriosa, y lo pudieron haber hecho mejor en el club.

-En la Argentina, a Pochettino se lo ve un poco lejano, distante. Se fue muy joven, acaso.

-Es un candidato a la selección inglesa. Tanto él como Guardiola. Me encantaría verlo allí. Y hay tal respeto por él… de Gareth Southgate, por ejemplo, el DT de la selección inglesa, sus grandes referencias son Pep y Pochettino. Estamos hablando de uno de los entrenadores más influyentes de la Premier. Y en la Argentina se lo ve diferente. Para ser líder en Argentina tienes que ser más argentino que los argentinos. Por eso lo de Leo en su día, o a Pochettino, distante. Sólo ver cómo entiende el vestuario, cómo entiende el fútbol, cuando lo oís hablar de su etapa en Newell’s, lo tiene todo presente como si fuera ayer. Es muy argentino, Pochettino.

Tomado de:https://www.infobae.com/america/deportes/2020/01/07/el-periodista-que-mas-conoce-a-messi-cuenta-por-que-lo-supero-a-cristiano-los-secretos-de-guardiola-y-el-amor-ingles-por-pochettino/

Sobre Bismarck 11502 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

10 comentarios

  1. Me parece una entrevista espectacular, con alguien que ve las cosas sin fanatismo, no como los integrantes del chiringuito que se dejan llevar por la pasion y concuerdo plenamente en todo con el

        • Gary Winston Lineker, OBE (Leicester, Inglaterra, 30 de noviembre de 1960) es un exfutbolista inglés de los años 1980, considerado uno de los mejores delanteros centro del mundo de su época. Consiguió coronarse como máximo goleador del Mundial de México 86 con 6 anotaciones. Además, fue galardonado con el Balón de Plata en 1986 y el Balón de Bronce de 1991. Es de los pocos jugadores en toda la historia que no han recibido ni una tarjeta amarilla durante su carrera.
          Lineker debutó con Inglaterra en 1984. Fue el máximo goleador de la Copa Mundial de Fútbol de 1986, con seis dianas, un hat-trick a Polonia, dos a Paraguay y un gol a Argentina. Tras perder ante Alemania por penaltis en las semifinales del Mundial de Italia 90, pronunció una de sus frases más conocidas; es: “El fútbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos y, al final, los alemanes siempre ganan”.
          Obviamente nadie lo conoce, pero el Loco Gatti si es una super estrella mundial.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*