Opinión: El Barça sabe competir bajo presión

Carles Rexach Entrenador

Carles Rexach

Tras la eliminación en San Mamés en la Copa del Rey, ganar en el Benito Villamarín en la Liga era fundamental para el Barça. Todo el mundo se había deshinchado tras ese gol del Athletic en el último minuto que dejó al equipo azulgrana fuera de las semifinales del torneo del KO. Y no sólo hablo de los aficionados. Esas derrotas también pasan factura en los vestuarios. Especialmente dolorosa fue para el Barça porque comenzó su partido de cuartos de final sabiendo que el Real Madrid acababa de ser eliminado por la Real Sociedad en el Santiago Bernabéu. Se convertía así en el máximo favorito al título porque la semifinal ya iba a ser a doble partido y el Camp No siempre es una garantía. Le quedaba pasar la prueba de fuego en Bilbao. Y no la superó.

Fue un palo anímico que amenazaba con tener incidencia en el rendimiento del equipo ante el Betis en un partido bajo la máxima presión. El Real Madrid ya había ganado su partido contra Osasuna (1-4) y se había colocado con seis puntos de ventaja antes de que los jugadores de Quique Setién pisaran el césped. Esa distancia, antes de visitar dentro de dos jornadas el Santiago Bernabéu, ya habría sido muy importante. Obligaba al Barça a reaccionar. Y lo hizo, no con un partido redondo, pero sabiendo competir hasta ganar 2-3 para mantenerse a tres puntos del líder. No era fácil. Hay que darle mérito porque además el Barça estaba teniendo unos números desastrosos lejos del Camp Nou.

Curiosamente, entre semana, con poca presión porque el Madrid ya estaba KO en la Copa, el Barça no supo ganar en Bilbao. Pero el domingo, con el agua al cuello por el triunfo del Madrid en Pamplona, sí dio la cara. Es la demostración de que este equipo está acostumbrado a jugársela en situaciones comprometidas.

De la victoria ante el Betis me quedo con el poder de reacción del Barça, que estuvo dos veces por debajo en el marcador, logró establecer las tablas en las dos ocasiones en la primera parte y acabó remontando en la segunda. Hay que valorarlo.

También destacaría que los goles los lograron tres jugadores distintos que no están muy acostumbrados a asumir esa responsabilidad: De Jong , Busquets y Lenglet . Eso es muy positivo porque no siempre va a marcar el de siempre, Leo Messi , quien esta vez también fue el protagonista por sus tres asistencias.

Me gustó ver un equipo más vertical en la segunda parte, creando varias ocasiones de gol más el penalti no señalado a Leo . En Bilbao, pese a la alabada mejoría en el juego, el Barça sólo llegó dos veces claras con las ocasiones de Griezmann y Messi . Demasiado poco para ganar. En Sevilla ya fueron muchas más las oportunidades. Tampoco se puede obviar que hay mucho trabajo por delante para lograr el nivel que Setién quiere del equipo. Defensivamente, no se pueden encajar con tanta facilidad ni tan pronto porque eso es un lastre durante los partidos que no siempre se va a poder soltar. Los despistes se pagan caros y hay que salir más concentrados. Y aunque sea muy vistoso cuando una jugada iniciada desde atrás sale bien, no es necesario comenzar las acciones desde casi la línea de gol con Ter Stegen con el pie porque eso es asumir un riesgo gratuito cuando el rival aprieta arriba. Sin renunciar al estilo, hay un término medio.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20200211/473431740726/el-barca-sabe-competir-bajo-presion.html

Sobre Bismarck 11545 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*