Opinión:Hoy, como si no hubiera mañana

Miguel Rico Adjunto al director

Miguel Rico

Herido, muy herido, por los disparos de Abidal , el corto vestuario del Barça viaja a Bilbao defendido por Messi y exigido por todo el mundo. Le espera el Athletic, que ganó el duelo que abría la Liga y que ahora, en el campeonato, encadena siete partidos sin ganar: dos derrotas, la última el fin de semana pasado ante el Getafe (0-2), y cinco empates.

El dato, indicativo, no da para confianzas porque la fiabilidad del Barça es tan relativa, que seguimos como estábamos hace un mes. El equipo, ahora con Setién , sigue sin jugar un partido completo y para ganar en la Catedral necesita, como mínimo, hacer 90 minutos de categoría. Acaso 120. Y hasta ahora no hemos visto esa hora y media de juego continuo que invite a predicciones positivas.

Puede, sin embargo, que las palabras de Abidal señalando al vestuario sirvan de acicate y el equipo, guiado por Messi , se aplique con el máximo interés. Saliendo, de principo a fin, como si después de hoy no hubiera mañana. Una opción que sería responder exactamente a las condiciones del examen. No hay partido de vuelta. Para meterse en semifinales, el único resultado bueno es ganar. También te puede interesar

Cualquier otra cosa es quedar fuera de la competición y, en estas circunstancias de tensión, agravar la tensión, el mal rollo que se adivina en la decadente relación del Vaticano con Roma. O viceversa. Del equipo con la directiva. O, de nuevo, viceversa. Bartomeu puso a Abidal al frente de la diplomacia, convencido de que podía ser el embajador de Roma en la Santa Sede, y Eric ha sido cualquier cosa menos el sutil representante que se pretendía. Pero, vamos, el secretario técnico no juega en Bilbao. Además de en Instagram, hay que responderle en el campo mientras, internamente, se trabaja para maquillar la crisis.

Si fuera por Coutinho

Philippe Coutinho (27) acumula 25 partidos con el Bayern con 7 goles y 8 asistencias. Cedido por el Barça en el mes de agosto (que cobrará por ello 8,5 millones), el brasileño está encantado y adaptado a la ciudad. Si dependiera de él y de su familia, se quedaría en Múnich.

Si dependiera del Barça, también. Nada le agradaría más que traspasarle definitivamente al equipo bávaro, aunque no fuera por los 120 millones que se fijan en su contrato de cesión. Una cifra fuera de mercado a la que el Bayern no hará frente.

En este sentido, informaciones contradictorias. Una versión fiable insiste en que los alemanes ya han dicho que no harán efectiva la cláusula de compra y otra, no menos solvente, insiste en que en la última conversación oficial Barça-Bayern, no se les dijo ni sí ni no, ni todo lo contrario. Las sospecha, sin embargo, es que ni Rummenigge ni nadie pagará 120 millones.

Lo que nos cuentan desde Múnich es que el Bayern tiene presupuestados 200 millones para el verano y que la nmensa mayoría de ese dinero se lo gastará bien a gusto si puede concretar los fichajes de Leroy Sané (City) y Kai Havertz (Leverkusen). Siendo así, imposible acceder a Coutinho a menos que el Barça rebajase la exigencia a precio de ganga.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20200206/473300462911/hoy-como-si-no-hubiera-manana.html

Sobre Bismarck 11531 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*