Opinión: Hay que volver a controlar los partidos

Carles Rexach Entrenador

Carles Rexach

El Barça volvió a las andadas contra el Levante. Sufrió un leve retroceso respecto a los últimos partidos, en que había cogido una línea ascendente, pero no le sucedió nada que no le haya pasado desde el mes de agosto. En el Ciutat de València se confirmó lo que se intuía desde principios de temporada: el Barça gana con facilidad en casa, en el Camp Nou, donde casi todo el mundo ha salido goleado hasta ahora, pero fuera no acaba de funcionar, ni en Liga ni en Champions.

Por lo visto hasta ahora, el problema principal del Barça es que ha perdido una de sus virtudes favoritas. Cuando tiene la suerte o el acierto de adelantarse en el marcador, no es capaz de llevar el partido al escenario que le interesa. Antes dormía el partido a través de la posesión de balón, con un gran dominio del centro del campo, y ahora no sabe hacerlo. Contra el Levante perdió el partido en diez minutos fatales en los que no supo imponer su juego, aquel juego que le hizo dominador en Europa.

También creo que uno de los problemas de este inicio de temporada es que en en el centro del campo hay demasiados cambios de jugadores y de roles, quizás por eso el equipo no acaba de encontrar su piedra filosofal. No digo que no haya que hacer rotaciones para que los jugadores estén frescos, pero para trazar una línea coherente de juego primero hay que sentar una base. Sergi Roberto, por ejemplo, empezó en el centro del campo y ahora vuelve a ser lateral. Los pivotes han ido cambiando, De Jong jugó de interior, después de medio centro, después otra vez interior… Hay jugadores de perfiles muy distintos que van alternándose en la misma posición… Así es difícil coger automatismos. No digo que no haya cambios, pero sí que debe haber una base.

Sobre todo, el Barça ahora no es capaz de enfriar el partido cuando lo necesita, de hacer cansar al rival con sus posesiones largas y la circulación rápida del balón. ¡Ojo!, este Barça tiene la ventaja de que es más directo y eso tiene cosas buenas, como se vio en Eibar, lo que me parece muy positivo. Pero que te guste la montaña no significa que tengas que renunciar siempre al mar. Es muy positivo tener distintos registros, pero el juego directo no tiene que hacer que seas incapaz de dominar el partido cuando te pones por delante.

Pienso que es un problema que tiene arreglo. Se puede mejorar trabajando, pero tengo claro que, más que de sistema, es una cuestión de las cualidades de cada jugador, en cada momento saber qué necesitas. Y el Barça dispone de futbolistas con calidad para desplegar un eficaz juego de posición.

La parte positiva de la última jornada y de lo que estamos viendo esta temporada es que los demás fallan más que el Barça. No sé qué es más cantada, si lo del Barça contra el Levante o lo del Madrid, que no supo sentenciar en casa sabiendo lo que le había ocurrido al equipo de Valverde. Y Sevilla y Atlético, que serían los teóricos rivales más peligrosos de los demás (mucho ojito con la Real), tampoco están muy garbosos.

Parece que nadie quiera ganar la Liga, pero el Barça tiene una ventaja sobre los demás: tiene más gol, de manera que su capacidad para resolver un partido sin dominarlo del todo es mayor que la de sus rivales. En una Liga, eso sí, muy distinta en casa que fuera. Como toda la vida.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20191105/471378880677/charly-rexach-correr-es-de-cobardes.html

Sobre Bismarck 11502 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*