Robert Moreno: “Messi es el fútbol, el mejor al que he entrenado”

  • El seleccionador visitó la redacción de Mundo Deportivo para hablar de la actualidad de la Roja en la que se estrena oficialmente el viernes en su primera lista

¿Cuál es el modelo de la selección?

El modelo que queremos tener es un modelo en el que predomine tener más posesión que el rival por una cuestión de que si tengo el balón yo no lo tienen ellos y no te pueden hacer daño y evidentemente intentar recuperarlo rápido. Ésta sería la explicación fácil y sencilla si entramos a profundizar, dentro de eso queremos dominar un abanico de situaciones. No queremos renunciar a la contra, tenemos jugadores que son muy buenos contraatacando, pero queremos que sea un recurso puntual porque te vas a enfrentar a rivales de pueda ser de tu entidad o de más. A mí me gusta el juego en corto. Estadísticamente está demostrado que el juego en corto te aporta más llegada a la portería que el juego en largo. Dentro de los jugadores que vamos a traer que nos permitan tener variantes para ser un equipo de posesión pero también para ser un equipo agresivo defensivamente.

En la selección elige a los jugadores que quiere y por lo tanto, el modelo también…

Es una gran ventaja. Tienes más cosas positivas que negativas. Las negativas serían que la limitación te la marca los jugadores españoles que hay. Si tú quieres marcar un estilo pero no tienes jugadores para ese estilo es una limitación y que cada uno tiene su padre y su madre que son sus entrenadores y nosotros los tenemos cinco semanas al año. Los tienes que ver en un equipo que hacen algo muy diferente a lo que tú les vas a pedir, imaginarte si eso va a funcionar en la selección y si va a funcionar en coordinación con los que tienen alrededor. Mañana y pasado tenemos las últimas reuniones para decidid la lista, ponemos el puzzle que yo le llamo y dices este con este no…. Muchas veces no llevas al mejor si no al que pueda dar mejor rendimiento con los jugadores que llevas y con lo que tú quieres.

¿La selección estaría en el top 10 para usted?

Me cuesta mucho responder a esa pregunta. Creo que en el Top 10 sí merecemos estar. Estamos en el puesto nueve del ránking FIFA, pero no hay que olvidar que lo que hemos hecho en el pasado no te sirve ahora mismo.

¿Debe estar en el top 3? ¿Puede estar en el top 3?

Debe estar, puede estar debemos demostrarlo. El nivel de jugadores de LaLiga es muy alto. Este año vamos a hacer un seguimiento de las ocho selecciones más potentes para el Europeo. Eso te va a dar un elemento de comparación. Al final, el nivel de la selección te lo marcan la Eurocopa y el Mundial, son torneos cortos en los que no dependes sólo del nivel que tengas, dependes de una jugada puntual o de una tanda de penaltis.

El fútbol está hoy en día muy igualado…

Se ha igualado mucho en el tiempo reciente por la aplicación de la tecnología. El seleccionador danés de Islas Feroe tiene las mismas herramientas que tengo yo. Tiene todos los datos de nuestros partidos. Antes, el entrenador de Islas Feroe para ver un partido de otro sitio era imposible.

¿Con el fútbol tan igualado, qué es lo que marca la diferencia?

Los futbolistas. Los entrenadores tenemos parte de culpa de que eso esté nivelado o no. A un grupo de jugadores les puedes llevar a un nivel máximo que puede que no te dé para ganar, simplemente para un equipo salvarse. Por ejemplo, lo que ha hecho el Getafe. Bordalás ha llevado al Getafe al nivel máximo de ese grupo casi es meterse en Champions; el nivel mínimo sería estar luchando por la salvación. Cuando tú coges a Barça, Madrid y esos equipos, su nivel máximo es ganarlo todo y el mínimo es no ganar nada y eso es un fracaso en clubs así.

¿Qué tanto por ciento le da de importancia a la psicología en el triunfo de un partido?

El 100%, igual que al fútbol y a la táctica. Todos son el 100% importantes en un partido. Por eso, los cuerpos técnicos son cada vez más multidisciplinares porque hay mucha información.

¿Analizan más las derrotas que las victorias?

Analizamos todo. Pero igual que como al ser humano, el halago le debilita y la crítica le perjudica, al entrenador, la victoria le perjudica porque te relaja y cuando pierdes es cuando das una vuelta de tuerca más porque vas a encontrar la razón de la derrota. Nosotros tratábamos de ser muy constantes en la forma de trabajar. Cuando ganábamos es cuando aprovechábamos para meter más caña porque es cuando mejor se recibe y cuando perdíamos, intentar ver el lado positivo.

Ahora, casi todos los equipos juegan al fútbol de posesión…

Todo el mundo copia, todos copiamos. Bordalás y Simeone tienen éxito jugando a otra cosa, no les interesa la posesión, pero el Atleti ha sido el tercero o cuarto con más posesión de LaLiga. Al final, el nivel de sus jugadores es superior a los de los rivales y por eso es más difícil que te quiten el balón aunque tú digas que la posesión no te importa. No hay que renunciar a ningún estilo. Lo que pasa es que cuando ves éxito lo intentas copiar. Todo el mundo quiere ser Pep Guardiola, pero lo que no escribe nadie ni hace estadística es de todos los que están muriendo intentando ser Pep Guardiola. Ser creador de algo, como ha sido Pep, es muy difícil. Por eso, para mí, el Barça de Pep le va a hacer mucho daño al Barça en general desde él en adelante. No se va a valorar, por ejemplo el de Luis Enrique como se valora el de Pep, a pesar de conseguir el triplete y que no conseguimos el sextete pero casi, cinco títulos de seis. Todo el mundo está buscando ese Barça, reproducirlo, que salga otro Xavi, otro Iniesta y eso le hace mucho daño. Es imposible y le haces daño a los jugadores diciendo que es el nuevo Iniesta. No, es este jugador. Ahora tenemos jugadores que están surgiendo en la selección como Ceballos, Saúl, Fabián Ruiz…que tienen que ser ellos, no tienen que ser otros jugadores.

¿Hay sensación de que puede haber prisa para que los jugadores jóvenes se instalen en la selección?

Igual que el Barça tiene el mal de haber tenido al mejor Barça de la historia según todo el mundo que es el de Guardiola, la selección tiene el problema de haber hecho algo que no había hecho nadie que es ganar Eurocopa, Mundial y Eurocopa. Cuando lo haces una vez parece que tienes la obligación de hacerlo hecho siempre y como he dicho con el Barça, que buscan a Xavi e Iniesta, en la selección también buscas a Xavi e Iniesta, pero también al Sergio Ramos de ese momento, al Piqué de ese momento…Lo de los cambios generacionales me cuesta acotarlo de esa manera. Al final hay una combinación de jugadores, no los vas a cambiar a todos. Quiero a gente con ganas de ganar porque cuando más ganas más difícil es volver a ganar. Leo Messi para mí, uno de sus secretos es que lo veías en cada entrenamiento quería volver a ganar. Ves como entrena Sergio, Busquets, como quieren volver a ganar y dices, estos los quiero conmigo. Aparte, les van a enseñar a los otros cómo hay que ser. No miramos la edad a la hora de hacer la convocatoria, miramos qué perfiles necesitamos, qué gente queremos juntar y cómo lo están haciendo. El primero que quiere ganar soy yo y voy a buscar a los mejores jugadores para poder hacer que la selección gane.

¿Qué le ha pasado a la selección desde su último gran éxito hasta ahora?

Ha pasado que los rivales compiten, que has ganado mucho y cuesta mucho volver a ganar. Vas a jugar torneos cortos y hay momentos concretos que han girado la tortilla para un lado o para otro y eso pasa en esos torneos. En Rusia, los penaltis te dejan fuera ante una selección que no es superior pero que se cierra atrás y no eres capaz de encontrar huecos. La gran ventaja que tenemos antes del triplete es que la gente se cree que podemos ganar y eso es muy importante. Lo que está claro es que lo anterior no te sirve de nada en el siguiente campeonato.

¿Cómo ha conectado con los jugadores?

Tendrían que decirlo ellos, pero creo que bien. El trato siempre ha sido muy bueno desde el primer día.

¿Se pensó mucho la primera charla?

La primera que dí fue como segundo y tenía unas implicaciones emocionales muy duras. Aquel día nos costó mucho a todos.

¿Qué es lo más difícil de un seleccionador?

Seleccionar, elegir. No sólo por el hecho de elegir bien para tener al mejor equipo posible en ese momento, si no por lo que implica no seleccionar a alguien.

¿Le dice al que no viene por qué no le ha llamado?

No, no se lo explicamos porque normalmente no tienes contacto como en un club que le puedes explicar por qué no va convocado, por qué no juegan y además, no creo que fuese lo mejor para él. A los que vienen si han venido alguna vez no les decimos por qué han venido y a los que vienen por primera vez, lo que hacemos es prepararles un vídeo de 8 o 10 minutos y decirle vienes por esto y queremos que hagas esto y quizás esto queremos que no lo hagas. La tendencia no es dar muchas explicaciones de por qué te pongo o por qué no.

¿Los jugadores en la selección necesitan mucha o poca información?

Poca y de mucha calidad. En el Barça, con Luis teníamos es obsesión de que nosotros hacemos de embudo, recibimos toda la información, tratamos de sacar un chorrito de información que es la que el jugador puede aplicar en el campo. Les damos tres referencias en ataque y tres en defensa. Enseñamos el balón parado, tratamos de hacerlo muy visual para que ellos puedan aprenderlo, entrenarlo y poco más.

¿En qué es diferente con Luis Enrique?

En muchas cosas, incluso en el fútbol. He estado muchos años con Luis por ser muy diferente a él. Luis no quería alguien al lado que le dijese sí a todo, al contrario, quería alguien que le dijese que no cuando veía que era que no con argumentos, con muchos argumentos. Al final, en lo básico, en la forma de ver el fútbol coincidíamos, pero en los jugadores a veces no coincidíamos muchas veces, en formas de plantear un partido,…pero siempre cuando salíamos del despacho era la misma idea. No tengo su capacidad de liderazgo que transmite. Lo que ha sido como jugador en el Sporting, el Madrid y en Barça, el jugador lo ve y lo respeta. Yo me voy a tener que ganar el respeto por otras cosas y como la de jugador no lo tengo, va a tener que ser a través de que ellos vean que les puedo ayudar con la táctica, el conocimiento, que ellos sientan que cuando salgan a la guerra, el que les está diciendo por dónde hay que atacar al enemigo sabe de qué va.

¿El grupo de una selección necesita un líder?

Necesita varios líderes. El entrenador es el líder estratégico, luego puede haber el líder social, el que hace que la gente esté divertida que se lo pase bien, como Reina en su momento o como Piqué. Luego puedes tener el líder que actúa, Leo que través de su juego lidera, no necesita decir nada, hacer nada. Puedes tener al líder dentro del campo como Busquets o Xavi. Busi para nosotros es el líder que tiene la capacidad de estar dentro del terreno de juego y trasladar todo lo que le dice el entrenador y aplicarlo. Hay diferentes tipo de liderazgo, el querer dárselo a una persona solo es un error. Nosotros en la selección tenemos varios jugadores. Sergio Ramos está claro que es un líder, pero es el líder en el día a día. Es el que mejor se entrena, el primero que va al gimnasio, el que da la cara cuando las cosas van mal. Busquets también es líder en la selección. Necesitamos líderes, incluido yo para las facetas a las que nos vamos a enfrentar.

¿Sigue manejando 62 jugadores como Luis Enrique?

En la última prelista hemos incluido a 52, pero hemos estado monitorizando 75-80 jugadores. Tenemos tres niveles de lista, los que vienen habitualmente, los potenciales que son los que están normalmente en la prelista y los posibles. Ahora vamos a incluir una cuarta línea que la hacíamos pero no le habíamos dado nombre que son los jugadores jóvenes nuevos que surgen que estamos obligados a conocerlos.

De cara a la afición, ¿no haber sido un ex futbolista o entrenador de elite le pesa, le da miedo?

A mí miedo no me da ninguno. Entiendo a la gente que piensa eso, pero al final tengo que entrenar a los jugadores no a los aficionados que piensan eso.

¿Es más difícil entrenar al Barça o la selección?

Al Barça y al Madrid me atrevo a decir. El impacto que tienes es diario. Valverde y Zidane tienen que estar cada día entrenando con sus jugadores, tomando decisiones y jugando cada semana o cada tres días. Eso son ruedas de prensa, explicarle a la gente qué ha pasado, depender del último resultado,…. Es una presión añadida que tienes que soportar. La selección tenemos impacto cinco veces al año. Para mí es más difícil entrenar a un equipo.

¿Quedar fuera de la Nations League, cómo afectó?

Nos puso en nuestro sitio. Nos hizo reflexionar sobre hacia dónde teníamos que progresar en cuanto a la selección, qué jugadores siguen, qué jugadores no siguen y sobre cómo habíamos planteado esas semanas.

¿Afecta a la selección que un grupo de jugadores hayan tenido una mala temporada en su club como el año pasado los del Real Madrid?

Sí que afecta. No llegan con menos ganas, pero sí con un estado de ánimo que no es el idóneo. Como profesionales quieren ganar y cuando no ganan están tristes. Si tenemos un grupo de jugadores que están consiguiendo éxitos, esa dinámica se transmite esa semana que están contigo y al revés.

¿Habrá muchos cambios en su primera convocatoria? ¿Y en la manera de trabajar ya como seleccionador?

La manera de trabajar va a ser muy parecida. Con Luis éramos un staff muy cohesionado, creó una serie de valores y principios a la hora de trabajar que no va a cambiar. Es una forma de trabajar que nos ha dado éxitos, estábamos muy cómodos y va a seguir parecido pero no igual porque yo no soy Luis, evidentemente. Sobre los nombres, vais a tener que esperar al viernes, pero no te la podía decir entera porque no lo tenemos clara aún.

Luis Aragonés, Del Bosque, Lopetegui tenían un grupo de jugadores fijos en la selección y vosotros no…

Lopetegui hizo debutar a 17 jugadores y nosotros hemos hecho debutar a 17 jugadores igual. O sea que estamos igual. Entiendo ese proceso, lo haces hasta que encuentras una base. Tener una base es bueno y es malo porque es una señal de que hay unos cuantos que se diferencian del resto, pero también es bueno porque son los que vienen siempre y cuando trabajas tan poco como en la selección puedes ir generando una serie de patrones de juego. No estoy a disgusto con el hecho de tener jugadores que vayan cambiando porque es competencia y la competencia hace mejorar a los jugadores. Cuando nos vayamos acercando a la clasificación, en el mes de marzo, ahí tenemos que empezar a tener las ideas claras, pero tampoco descartamos que por ejemplo en el mes de marzo venga alguien que no ha venido nunca.

¿Cómo está el asunto de la portería con De Gea y Kepa?

El tema de la portería está en esa línea de la competencia. Para mí no es un puesto diferente al del resto. Los tres porteros que han estado viniendo son tres grandes porteros, cualquiera puede jugar y hay grandes porteros que pueden venir. Sería genial tener al mejor portero del mundo y no tener dudas, pero sería genial si no le pasara nada. Imagínate que lo tienes y el siguiente está a tanta diferencia que el día que lo tienes que poner porque a ése le pasa algo.

¿Entiende lo que hizo Lopetegui en el Mundial de Rusia? ¿Y lo haría?

Es una decisión que necesita mucho contexto. No quiero meterme en la decisión de otra persona a la que no conozco, no he hablado con él, no sé cómo piensa Lopetegui, no sé lo que le pasó esos días por la cabeza. Puedo entender que para un entrenador que te venga el Madrid te desestabilice. Yo espero no verme ante esa situación. A día de hoy, con la información que tengo creo que diría que esperasen a que acabara el campeonato en el que estoy, lo que pasa es que no me esperarían porque si llegas al 12 de julio, estás en la final, los equipos han comenzado la pretemporada y han hecho su planificación. Es muy difícil.

¿Le sorprendió?

Sí, me sorprendió toda esa situación. A quien no le sorprendiera es que no es humano. Me sorprendió su decisión, entendí la decisión que tomó Rubiales, también hubiese entendido la otra porque al final te pierdes información. Esos días estuvieron hablando, cómo había todo y hay cosas ahí que no sé y en las que no te puedes meter. Es difícil desde fuera posicionarme diciendo tú tienes razón y tú no. Quiero pensar que todo el mundo tiene sus razones para tomar esa decisión y entiendo que Lopetegui haría en ese momento lo que era mejor para él.

¿Cree que la selección tiene carencias en algunos puestos?

En ninguno, tengo a los mejores.

¿Sin Piqué también?

Sin Piqué también. Dijo que lo dejaba y hay que olvidarse de un jugador que ha dicho que lo deja. Hay que centrarse en los jugadores que tenemos que son los mejores y con esos vamos a competir. No hay que darle más vueltas.

¿El nueve, el goleador es la gran carencia de la selección?

No, hay jugadores que están marcando goles. El problema es que ahora con Messi y Cristiano, si marcas menos de 50 o 60 goles eres un paquete. Han puesto el listón tan alto que parece que no tienes un nueve que ha marcado goles. Tenemos jugadores que han estado cerca de los 20 goles y esos son muchos en el alto nivel. Claro que me gustaría tener a alguien que marcara 50 o 60 goles o que Leo fuese español. Pero la realidad no es esa y tenemos que tener un discurso diferente al que el goleador debe ser el nueve. Tienes que hacer que muchos jugadores marquen gol porque al final, si tienes dependencia de uno, el día que se lesiona estás muerto. No renuncio a que ningún jugador marque goles, hasta el portero.

¿Si Leo hubiese sido español tendría un Mundial?

Para mí sería una falta de respeto responder a eso por Argentina. Sería decir que no ha sido campeón por ser argentino y sería una falta de respeto.

¿Messi es el mejor jugador que ha entrenado?

Es el mejor de la historia. Es el mejor que he entrenado si se puede decir que lo entrenabas porque al final estaba allí con nosotros y poco se le podía decir a Leo. No sé si es un jugador al que entrenas. No me gusta utilizar esa palabra con Leo porque él es el fútbol, la esencia del fútbol y decir que entrenas a Leo simplemente porque ostentas el cargo de entrenador no me gusta.

¿Cómo seleccionador su fuerte para convencer a los que dudan de usted es explicar su forma de trabajar?

Estoy en la obligación de presentarme a la gente porque los que tenían que decidir que eran Rubiales y Molina ya me conocían. Los medios de comunicación sois necesarios, os pondría en el segundo escalón si tuviese que hacer una escalera jerárquica. Lo que marca a un entrenador es el trabajo y los resultados pero es necesario comunicar porque el fútbol es un espectáculo y la gente necesita información de ese espectáculo que dais vosotros.

No tiene problema en decir que es del Barça…

No, Luis Aragonés era del Atleti, Clemente del Athletic y Del Bosque del Real Madrid y no pasa nada. El Barça es un equipo de la Liga española, soy catalán, nací detrás del Camp Nou prácticamente… Y de hecho, ahora tenemos más jugadores del Madrid que del Barça. Soy del Barça, soy socio del Barça y ahora soy de la selección española y en consecuencia de todos los equipos. Soy egoísta, quiero que le vaya bien a todos porque va a ser mi bien. Si yo creo que tienen que venir 10 del Madrid van a venir 10 del Madrid y si tienen que venir cero del Barça van a venir cero del Barça pero tiene que ser porque esté convencido que los 10 del Madrid son mejor que los del Barça. Sí que es verdad que en el Barça cada vez tenemos menos opciones de traer a gente porque se está reduciendo el número de jugadores españoles. Y también te digo que si no tengo que llevar a ninguno del Madrid ni del Barça, no los llevaré. Es una cuestión de qué jugadores creemos que son los mejor preparados para defender a la selección. Cuando eres profesional de algo te tienes que olvidar. La gente debería pensar que lo que estoy centrado es en que gane la selección no en sí traigo a uno del Barça o del Madrid.

¿Le preocupa que los grandes cada vez tengan menos jugadores españoles o de la cantera?

Sí, sí, sí. Yo no sé si hay solución a eso. No estoy en los clubs para tomar decisiones, entiendo que los directores deportivos y presidentes tratan de hacer lo mejor para su club, ahora desde la óptica de seleccionador claro que quiero que haya el mayor número de jugadores españoles en los equipos de altísimo nivel. Si no es así, es peor para nosotros porque no están compitiendo contra los mejores.

¿Cómo ve lo de Neymar?

No creo nada. Lo que te puedo decir es que es un jugador único, excepcional, que con nosotros en el Barça dio un rendimiento increíble, pero ahora, a quien hay que preguntarle de verdad es a Valverde y a Zidane y después a los directores deportivos y a sus presidentes porque el fichaje de Neymar no es algo simplemente futbolístico, es algo estratégico. Es un jugador que comporta muchas cosas a nivel de marketing.

¿Y cómo socio culé lo ficharía?

Como socio culé ahora mismo no opino. He aprendido que ser seleccionador está por encima de cualquier cosa.

¿Qué le parece la irrupción de Carles Pérez y Ansu Fati?

Me encanta que haya gente joven y que además puedan jugar con España porque Ansu Fati tiene la doble nacionalidad. Que salgan jóvenes valores, que lo hagan en un equipo como el Barça con lo complicado que es. Va a ser difícil que tengan continuidad cuando se recuperen todos los cracks que tiene el Barça arriba, pero ojalá sean una sorpresa igual que cuando salió Messi en su momento. La primera vez que vi a Messi y me sorprendió fue en un partido de Copa del Rey juvenil ante el Sevilla y dije este chaval es increíble.

¿Su modelo como entrenador como sería?

El primero que me influyó fue Van Gaal. Me gustó mucho el Barça de Cruyff pero era más como un crío que tenía ganas de ser entrenador. Rijkaard lo hizo muy bien y Pep es una referencia. Ahora también me gusta Pochettino y Klopp. Pochettino me gusta porque le he visto hacer evolucionar a su equipo. Klopp me encanta su forma de ser y hace mejor a sus equipos. Me encantaba su Borussia Dortmund como atacaban y defendían. También me gustan entrenadores que no tienen tanto nombre. A Rubi fue el primero que le hice un vídeo de fútbol como analista fue a Rubi cuando entrenaba en Tercera al Hospitalet. Yo estaba en el cadete y me lo pidió. Sacamos el título de entrenador juntos y he visto su progresión, sus equipos y me gusta. A mí, el Cholo y Bordalás me apasiona ver cómo convencen a sus jugadores, como les dicen vamos a hacer esto y lo hacen convencidísimos. Eso tiene una dificultad extrema. No soy de decir éste es el entrenador que voy a seguir, si me pidieses uno en primer lugar te pondría a Pep. No he nombrado a Luis Enrique porque supongo que dais por hecho que ha sido referencia en muchas cosas. Para mí es mi maestro en muchas cosas y gracias a él estoy aquí.

¿Desde pequeño siempre quiso ser entrenador?

Sí, yo a los 14 años empiezo a entrenar. En el Tecla Sala de L’Hospitalet, el profesor de gimnasia Emilio Olivares veía que me gusta mucho el fútbol. Yo jugaba desde pequeño, era bueno en el colegio y malo cuando me federé. Estuve un año sin poder jugar porque tuve una enfermedad en los talones de crecimiento. Mi padre había sido entrenador y yo veía que el fútbol me encantaba, a los 14 años me propusieron entrenar y empecé a ver que me gustaba. Empecé con críos de cinco años y por ejemplo, Carlos Martínez que ha estado en el Sevilla con Machín lo entrené cuando era pequeño y su padre fue mi segundo entrenador. Empecé a formarme y lo primero que hice fue comprarme libros para aprender y después comencé con el vídeo para seguir aprendiendo. A la que ahora es mi mujer y a mi padre les puse a grabar partidos y los analizaba con un software.

¿Se ha solucionado o se va solucionar el tema del Media Coach con LaLiga?

He visto lo que ha dicho Tebas de que si lo quieren que nos dejen jugar los lunes y ahí me he dado cuenta que el tema está muerto porque cuando utilizas a la selección como moneda de cambio te das cuenta que no hay nada que hacer. Pero vamos a conseguir la información, hay mucha gente que nos aprecia y hay empresas que lo que es la gestión de nuestros partidos ya nos da servicio y lo vamos a estrenar en Gijón. En la parte que es información de los jugadores las cosas se pueden analizar, se pueden ver y si algún día tenemos una duda, llamamos al analista de un equipo o al entrenador y pedirle permiso para que nos den esa información que no nos da directamente LaLiga y Media Coach.

¿Su familia cuando les dijo que era seleccionador qué le dijeron?

No dio tiempo a mucha cosa porque se precipitó todo. Me felicitaron. Tengo a una tía, mi tía Mari de Sevilla que me dijo “yo ya lo sabía, sabía que ibas a ser tú porque te lo mereces”. Ella, desde siempre, ha generado una autoestima muy grande en mí, cuando era pequeño me decía “tú vas a ser ingeniero de puertos, canales y caminos”.

¿Y su mujer qué le dijo?

Me conoció en un partido de fútbol, hasta que me conoció a mí le gustaba el fútbol, después ya no le gusta tanto. Ella ve que es mi sueño, que es mi pasión y ella está encantada. Ahora le va a tocar hacer aún más de mamá porque voy a faltar mucho en casa y es mucho esfuerzo criar a dos niños.

¿Sus hijos saben que es seleccionador?

Sí, la niña se enfada, no quiere que diga las frases que dice ella porque le da vergüenza porque ha visto alguna vez en la tele lo de “mi papá tiene fans” y “es el jefe del fútbol” que lo dice y se enfada, me dice “no digas eso”. El niño no se entera, tiene tres años y medio y lo único que dice es ¿te vas? Fútbol”. Le gusta, tiene no sé cuántos balones y le preguntas qué quiere de regalo y te pide una pelota. Mis suegros, mis cuñados, tengo una cuñada y el resto de la gente adaptándose a lo que supone.

¿Quién le dijo que si quería ser seleccionador?

Rubiales y le dije “¿estás seguro?”. Desde el minuto uno, Rubiales tuvo claro que el staff que estábamos era el que teníamos que seguir.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/seleccion-espanola/20190828/464283905181/robert-moreno-mundo-deportivo-seleccion.html

Sobre Bismarck 6698 Artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

4 Comentarios

  1. ¿Si Leo hubiese sido español tendría un Mundial?
    La respuesta que dio es una lección de civismo y de respeto. Ojalá que los ultras antimesianos aprendieran de un hombre de este calibre.

Responder a roberto arjona (SHAGRATH) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*