Gerard Piqué: “Anfield fue una pesadilla que perdurará en el tiempo”

El central del Barça mantiene que la consecución del doblete con el título de Copa del Rey ante el Valencia sería la mejor forma de empezar a olvidar el varapalo en la Champions

Quedar con Gerard Piqué (Barcelona; 32 años) es una quimera. Futbolista universal, personaje público, empresario de éxito y padre de dos hijos, apenas le quedan horas para disfrutar del día, al punto de que con el tiempo ha tenido que dejar de ver a los amigos por las tardes, también los partidos nocturnos de la NBA que siempre le chiflaron. Atiende a EL PAÍS por teléfono dos días antes de la final de Copa y articula un discurso de capitán y veterano, consciente de que la herida de Anfield perdurará en el tiempo y de que para desdibujar los batacazos no hay mejor ungüento que festejar títulos. Mañana ante el Valencia busca su séptima Copa, igual que Messi y Busquets, con lo que igualaría a Piru Gainza.

Pregunta. ¿Comparte la opinión generalizada de que ha sido su mejor año o entiende que la memoria del aficionado es corta?

Respuesta. Es difícil de valorar porque siempre nos quedamos con lo más reciente. Desde luego ha sido una temporada muy buena en la que he jugado casi todos los partidos, aligerado en lo físico por no estar en la selección. Además, no he tenido lesiones y me he sentido muy bien porque no he disputado ni un partido con molestias cuando sí lo he hecho otros años. Pero quiero poner en valor otras temporadas que fueron sensacionales. Porque en los años que se consigue el triplete, por ejemplo, todos alcanzamos un nivel que rozaba la perfección en lo colectivo e individual.

P. ¿Ha notado los descansos en los compromisos de selecciones?

R. Son cuatro semanas en las que puedes desconectar un poco y te dan para coger aire. Participar con la selección te exige al máximo y no se para más que en navidades. Todo se hace más difícil mental y físicamente.

P. Le criticaban al jugar y ahora también por haberla dejado. ¿Lo entiende?

R. Entiendo todo, es parte del juego. Es imposible tener contentos a todos y en este país cada uno tiene su opinión. Pero uno hace lo que cree mejor para sí mismo y para el equipo, que es el que me paga y defiendo cada fin de semana. Y era el momento idóneo.

MÁS INFORMACIÓN

P. ¿Es mejor jugador ahora que cuando era un veinteañero?

R. Distinto. A medida que pasen los años, la edad tendrá un rol importante en mi juego por más que vaya al nutricionista y al gimnasio, por más que sume cosas positivas para el cuerpo. Pero sí creo que he mejorado en cosas porque la experiencia ayuda en la toma de decisiones. Y eso en un central es capital. Hace un tiempo entendí que debía intentar emplear menos el físico para dar paso a la inteligencia, concentración y colocación. Ser central requiere tener cabeza y más en el Barça, donde se asumen riesgos y muchos metros a tus espaldas. Si de cabeza funcionas a la perfección, no requieres del físico todo el rato. Hay que aprender a graduarse y así la edad no supone un inconveniente tan grande.

P. ¿La veteranía también aumenta la responsabilidad de lo que le ocurre a su defensa en el campo?

R. Sí. Es inevitable. Siento y me duele cada gol que recibimos. Porque el 90% son por errores. Y, aunque no sea el involucrado directo, soy el que más tiempo llevo en la defensa y quizá podría haberlo evitado con una indicación. Sí, lo noto, lo noto.

P. Su liderazgo también se ve en esos parones del juego en los que se acerca a hablar con Valverde. ¿Qué se dicen?

R. Cosas tácticas. Sucede cuando veo que el míster quiere transmitir un mensaje y no llega por el ambiente o porque un jugador está a lo que está. Hago de intermediario. Pero suelen ser cosas globales: si nos hacen un tipo de presión, si vemos que no podemos salir por un lado y hay que intentarlo por el otro… Los futbolistas no tenemos la misma visión desde dentro que el técnico desde fuera y hay que entenderse.

P. ¿Debe seguir Valverde el año que viene?

R. Ese no es mi trabajo porque Valverde es mi jefe y es el que decide si me pone o no. No tiene sentido que lo diga yo. Pero sí puedo hablar de la excelente gestión que ha hecho con el grupo en estos dos años, en cómo nos ha ayudado a mejorar a nivel táctico y en los títulos que hemos ganado y que esperamos ampliar con la final de Copa. Hay unos resultados y eso es obvio. Claro que se podría jugar mejor. ¡Siempre! Y claro que dolió mucho Anfield. Pero creo que siempre firmaríamos ganar la Liga y quizá la Copa.

En Liverpool hubo un bloqueo mental. Ha costado mucho levantarnos”

P. El público se queja de que es un juego aburrido, plano…

R. Eso va con nuestro talante y forma de ser. Los culers y catalanes somos muy exigentes y nos gusta hacer las cosas a la perfección. Ya no es ganar sino cómo se gana. Y está muy reciente la época de Guardiola, que fue en la que mejor se jugó y se hizo el fútbol que siempre ha gustado y que todos conocemos. Este debate estará siempre sea quien sea el entrenador. Pero puedo asegurar que es el mismo estilo que quiere jugar Valverde. Yo estoy en el vestuario y es lo que nos transmite. Pero no solo depende de él sino también de los que están en el campo, de los contrarios… Ahora nos presionan arriba muchos más rivales y es más complicado salir; antes era sencillo utilizar al portero y ahora es casi imposible. Se busca tres contra tres arriba y para eso a veces es bueno un balón largo. Hay muchos matices en el fútbol que tendemos a centralizarlos en el técnico o un jugador cuando es un deporte de muchas variables, algunas intangibles.

P. ¿Les ha ayudado que el Madrid no les compitiera la Liga?

R. Cuando uno de los dos, por las razones que sea, no está al nivel, hace que el otro tenga muchas más opciones. Nosotros hemos sido muy regulares y sólidos en resultados. Supongo que la marcha de Cristiano Ronaldo ha influido porque el fútbol se puede ver de muchas formas y una es desde la estadística. Y tienes que tener jugadores que te meten unos goles al año, cosa en la que se han quedado un poco flojos.

P. ¿Es un aviso para el día que se vaya Messi?

R. Para eso no necesitamos avisos; cuando Leo se vaya lo sufriremos con total seguridad. Pero dependerá de cómo el club se adapta al cambio y cuánto tiempo quiere lamentarse.

P. ¿Sustituirle a usted también será complicado?

Valverde quiere jugar con el mismo estilo que todos conocemos”

R. No tanto. Aquí estamos todos de paso y eso lo aprendes con los años. Se puede tardar meses o temporadas, pero al final siempre se encuentran sustitutos. Llegará uno que te superará porque el fútbol cada vez es más espectacular y los jugadores son más físicos, técnicos y tácticos. Siempre digo que los mejores defensas de la historia son los de ahora porque son mucho más completos que los del pasado. Claro que hay que ponerlos en su contexto y que Beckenbauer, posiblemente, sea el mejor… Pero si lo comparamos con alguno de ahora, seguro que jugaba peor la pelota, era más lento, entendía peor el juego… Antes, por ejemplo, se permitían las patadas y he visto partidos en los que había que matar para que te expulsaran. Ahora estamos mucho más expuestos. Es la evolución del deporte, sin más.

P. Puede que el Barça evolucione a partir de De Jong, ya fichado, y De Ligt, el pretendido. ¿Le preocupa que llegue un central?

R. Son jugadores que entienden nuestro fútbol porque hemos bebido de la misma fuente, que es la de Cruyff. Eso sí, si me preocuparan los centrales que han fichado desde que llegué, no podría dormir desde hace años. Es de las posiciones en las que más se ha fichado. Lo veo lógico y me gusta la competencia. No sé qué pasará, pero De Ligt tiene muchas cualidades por lo joven que es. Y De Jong tiene mucho potencial y futuro. Ilusiona por su forma de entender el juego.

P. ¿Hará otro reportaje con la nueva decisión de Griezmann?

R. No, no lo haré. Ya fue suficiente. Hace tiempo que no he hablado con él y ya veremos qué pasa. No sé más.

P. Tras caer en la ida ante el Levante y Sevilla, con alineaciones de suplentes, pareció que no le dieron valor a la Copa del Rey, ¿es así?

R. Se dieron en enero, cuando había muchos partidos. Puede que la gente vea que hay un once titular, pero creo que el míster ha regulado perfecto a todos los jugadores. Sucedieron las derrotas y les dimos la vuelta porque en el Camp Nou somos muy fuertes. Pero que quede claro que no nos gusta tirar ninguna competición. Pasar a la final fue muy celebrado y cuando se juega una final hay que ganarla. Somos un club ganador; somos los que más hemos ganado la Copa y eso indica la importancia que le damos.

P. ¿Cuál ha sido el discurso que más se ha repetido en el vestuario para afrontar la final de Copa tras la caída de Anfield?

De Ligt tiene muchas cualidades. De Jong ilusiona por su juego”

R. Que hay que acabar bien el año para irnos con buenas sensaciones. Aunque el Valencia está peligroso porque ha cogido velocidad de crucero en la Liga, en la Europa League estuvo muy bien hasta semifinales… Es un rival muy difícil.

P. ¿Y qué pasó en Anfield?

R. Cuando sucede algo así es que ha salido todo o casi todo mal. Creo que a nivel mental a algunos les afectó lo que pasó en Roma porque lo teníamos muy reciente. Con el primer gol, que fue muy rápido, inconscientemente te aparece la imagen de Roma. Luego llegaron otros dos muy rápido y ya se parecía demasiado a lo ocurrido hacía un año. Seguro que fue un bloqueo mental, pero también faltó fútbol. Faltó de todo. Y ellos apretaron muy arriba, muy intensos, Anfield también jugó su rol… No fuimos capaces. A veces pasa. Fue un día muy duro. Ha costado mucho levantarnos anímicamente porque pasaban los días y no te olvidabas de la derrota. Es una caída que va a perdurar en el tiempo. Pero hay que dar un paso adelante.

P. Tampoco se vio que el equipo se animara, se contagiara fuerzas tras los goles que encajaban.

R. Era una situación muy difícil. El equipo ves que no va, ves que ellos aprietan y que está muy reciente lo del año pasado. Pero no hay que torturarnos. Sí que es una de nuestras grandes derrotas. Pero eso es el deporte, donde a veces hay que morder el polvo. Fue una pesadilla y hay que asumirla porque puede volver a suceder. Pero hay que entender por qué pasó y que nos ayude en el futuro porque queremos volver a levantar la Champions.

P. ¿Sigue viéndose de presidente del Barça en el futuro?

R. Durante un tiempo me hizo mucha ilusión y puede ser que lo intente en el futuro. Pero no lo veo a corto plazo. Tengo muchas otras cosas en la vida, que además me van bien y disfruto mucho haciéndolas, y me quiero centrar en esto.

Tomado de:https://elpais.com/deportes/2019/05/23/actualidad/1558633951_663685.html

Sobre Bismarck 6715 Artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*