Resumen liguero

Colaboración de:Yan17

El Bayern no volvió a tropezar en la misma piedra. Los de Niko Kovac ‘vengaron’ el 3-3 que se llegó el Fortuna Düseldorf del Allianz Arena goleando en su visita al Merkur Spiel-Arena (1-4). Una victoria que permite al cuadro muniqués recuperar el liderato que, eventualmente, había conseguido el Dortmund con su triunfo sobre el Mainz (2-1). A cinco jornadas para el final, el Bayern vuelve a tener un punto de ventaja sobre el ‘BVB’.

La decimosexta victoria del Bayern en los últimos 18 partidos de Liga llevó la firma de Coman y Gnabry, llamados a suceder a Robben y Ribery. El extremo francés marcó los dos primeros goles (15′ y 41′) y el segundo marcó el tercero y definitivo (55′). El cuarto y definitivo lo anotó Goretzka (91′). El gol del honor del Fortuna Düsseldorf llevó la firma de Lukebakio, de penalti, en el 89′.

Gnabry y Coman le están dando ‘alas’ al Bayern por las bandas. El 0-1, en el 15′, contó, eso sí, con una buena dosis de suerte. Coman se sacó de la manga un centro que se fue envenenando -pudo rozarla Müller- y que se acabó alojando mansamente en la portería de Rensing.

El 0-2, en el 41′, fue más bastante más bonito. Coman filtró un pase sobre la subida de Kimmich por derecha y éste metió un pase atrás que el ex de Juventus y PSG ‘clavó’ en la escuadra. Cinco goles suma en Bundesliga el galo, que pudo irse al descanso con un ‘hat-trick’, pues envió al poste un nuevo ‘pase de la muerte’ de Gnabry y en otra ocasión se topó con una gran parada de Rensing.

El 0-3 pudo tener firma española. Rensing sacó en el añadido de la primera mitad un cabezazo de Javi Martínez (titular) y, ya en el segundo acto, evitó que Thiago (también titular) marcara con un tiro a bocajarro en el 49′. Luego, ya en el 59′, Rensing volvería a evitar otro tanto de Thiago.

La sentencia llegó a cargo de Gnabry en el 55′. Thiago, precisamente, botó un saque de esquina, peinó Müller y Coman remachó a placer con la espuela. Nueve goles suma ya en Liga.

Poco antes del 0-3 llegó la peor noticia que dejó el partido para el Bayern. Neuer se retiró lesionado. Su suplente, Ulreich, encajó el 1-3, de Lukebakio en el 89′. El gol llegó después de un polémico penalti por manos de Hummels, que acabó tocado, señalado por el VAR.

El gol llegó ya con James Rodríguez sobre el campo. El colombiano, que arrastraba molestias, sustituyó a Gnabry en el 79′. Apenas tuvo tiempo para participar, ni siquiera en el 1-4. Goretzka, en el 91′, aprovechó un balón muerto en el área para cerrar el encuentro.

La decimosexta victoria del Bayern en los últimos 18 partidos de Liga llevó la firma de Coman y Gnabry, llamados a suceder a Robben y Ribery. El extremo francés marcó los dos primeros goles (15′ y 41′) y el segundo marcó el tercero y definitivo (55′). El cuarto y definitivo lo anotó Goretzka (91′). El gol del honor del Fortuna Düsseldorf llevó la firma de Lukebakio, de penalti, en el 89′.

Dos tempraneros goles de Jadon Sancho (17′ y 24′) decantaron rápidamente el partido y colocan al ‘BVB’ dos puntos por encima del Bayern, que aún debe visitar al Fortuna Düsseldorf antes de que se cierre la jornada. A falta de cinco partidos para que concluya la Bundesliga, la pelea por el título sigue abierta.

Favre introdujo tres cambios con respecto al once que cayó frente al Bayern. Uno obligado, el de Wolf por el lesionado Piszczek, y dos por decisión técnica: Weigl ‘sentó’ a Zagadou y Götze entró por Dahoud. Alcácer, una vez más, comenzó de suplente.

El Dortmund pisó el acelerador a fondo desde el inicio. Antes del 1-0 ya tuvieron dos ocasiones claras de gol: Bruun Larsen remató al poste un centro de Götze a la salida de un córner en el 6′ y Müller sacó un remate a bocajarro del propio Bruun Larsen en el 14′.

Acto seguido llegaron los dos goles del Dortmund. Los marcó Sancho y los ‘cocinó’ Götze. El 1-0, en el 17′, llegó después de un envío en largo de Wolf que recogió Götze en banda derecha y Sancho remató a placer.

El 2-0, en el 24′, también llegó por banda, en este caso, por la izquierda. Götze filtró para Delaney y éste sirvió el pase de la muerte para que Sancho marcara con un tiro que desvió Niakhaté. El inglés, de 19 años, alcanza los 10 goles y las 16 asistencias en Bundesliga. Un espectacular registro que le permite unirse a Messi, Hazard y Sarabia en el selecto club de futbolistas que han rebasado la barrera de los 10 goles y las 10 asistencias esta temporada en las grandes Ligas.

El Dortmund acabó pidiendo la hora

Tras el 2-0 volvieron al Signal-Iduna-Park los ‘fantasmas’ del día del Hoffenheim, cuando ganaban 3-0 y se ‘dejaron’ empatar (3-3). El guión del partido comenzó a torcerse con dos disparos a los postes de Onisiwo en el 43′ y en el 63′.

Bürki, poco a poco, comenzó a erigirse en el ‘MVP’ del Dortmund. Nada pudo hacer, sin embargo, para evitar el 2-1 en el 83′. De hecho, sacó un cabezazo de Onisiwo a bocajarro antes de que Quaison remachara en la línea de gol un disparo de Hack que desvió Akanji. El Dortmund era un flan y cada córner botado por el exespanyolista Aarón Martín, presente en casi todas las acciones de ataque del Mainz, eran una ocasión de peligro. Bürki, en el 87′, se vistió de ‘superhéroe’. Tres paradas a bocajarro a Ujah permitieron que los tres puntos se quedaran en casa. El ‘BVB’ volvía a respirar. De hecho, duerme líder.

Triunfo del RB Leipzig 2-0 sobre el Wolfsburg. Ambos equipos venían de vencer su último partido. El RB Leipzig llegaba al encuentro con los ánimos reforzados tras vencer en los dos últimos partidos de la competición. El más reciente fue contra el Bayern Leverkusen fuera de casa (2-4) y el otro frente al Hertha BSC en su estadio (5-0), acumulando 3 victorias seguidas en la competición. Por su parte, el Wolfsburg ganó en su feudo 3-1 su último encuentro en liga ante el Hannover 96. Con esta derrota el Wolfsburg se sitúa en octava posición a la finalización del encuentro, mientras que el RB Leipzig es tercero.

El partido comenzó de manera favorable para el RB Leipzig, que abría el casillero con un gol de Kampl en el minuto 16. Tras esto marcaba el conjunto local, que aumentaba el marcador gracias a un tanto de Werner en el minuto 28. Tras esto, el primer tiempo finalizaba con un resultado de 2-0.

Ninguno de los equipos estuvo afortunado de cara al gol en la segunda parte y por lo tanto el tiempo reglamentario finalizó con el resultado de 2-0.

Los entrenadores realizaron todos los cambios posibles. Por parte del equipo local saltaron desde el banquillo Haidara, Demme y Smith-Rowe en sustitución de Matheus Cunha, Kampl y Forsberg, mientras que los cambios por parte del conjunto visitante fueron Ginczek, Klaus y Malli, que entraron por Steffen, Rexhbecaj y Arnold.

El árbitro del partido mostró dos tarjetas amarillas. De los dos equipos, Laimer del equipo local y Guilavogui del equipo visitante fueron amonestados con cartulina amarilla.

La siguiente jornada enfrentará al RB Leipzig con el Borussia Monchengladbach. Por su parte, el Wolfsburg se medirá ante el Eintracht Frankfurt.

https://www.sport.es/es/noticias/bundesliga/el-wolfsburg-cae-frente-al-rb-leipzig-2-0-7406664.

Oblak saca tres y Griezmann la pone en la escuadra. Un día en la oficina para el Atlético. El esloveno enseña manos a la de Maxi y, en la continuación de la jugada, a la de Boudebouz. Un rato después, aún a la de Boufal. Hecha esa parte del trabajo, en el otro lado el francés aprovecha una falta cerca del área para presumir de puntería. Un portero, un delantero. El presente… ¿y el futuro? Cualquier proyecto mínimamente serio, ya que dispone de ellos, debería pasar por los dos muchachos. Los demás, que se apañen. Y al que no le guste, ya sabe dónde está Múnich. Morata sentenciará a la contra, por cierto. Asistido por Griezmann.

Antes del partido, Diego Costa se había convertido en una excelente maniobra de distracción. Con el de Lagarto y su árbitro justiciero ocupando el centro del escenario durante toda la semana, nadie en el teatro del Atlético parecía preocuparse especialmente por lo que sucedía entre bambalinas, donde los dos centrales sanos del lunes, una contractura por aquí, un edema por allá, habían desaparecido el viernes. Piensa mal y acertarás, apunta el refranero. Cuestión de mala suerte y de no haberse pasado por San Rafael hace nueve meses, apunta el dogma.

A partir de ahí, lo de Nehuén. El argentino se ha convertido en el primer futbolista defenestrado por su técnico… antes siquiera de estrenarse. Después de ensayar con él toda la semana, Simeone decidió que no estaba para formar parte del elenco. Y terminó tirando de dos canteranos en el eje de la zaga sin atender al pequeño detalle de que uno de ellos suele desempeñarse en el filial como volante… ofensivo. Toni Moya anduvo más cómodo con pelota que sin ella. Montero anduvo más cómodo sin pelota que con ella. Total: que se complementaron bien. Adelantados en el primer acto, al borde del área en el segundo. Y detrás, siempre Oblak. Puerta a cero.

Nada de eso iba con el Celta, que bastante tiene con lo suyo. De hecho la escuadra olívica no se había dado por aludida ante las carencias rojiblancas y apareció con Maxi como única referencia arriba. Las ausencias de Aspas y Brais dibujaban una línea de tres por detrás del uruguayo, el renacido Emre Mor por la derecha, Boufal a la izquierda, Boudebouz en el enganche, pero la sensación, con independencia de las ocasiones relatadas, siempre resultó un tanto timorata. La clasificación aprieta, pero los partidos hay que buscarlos. Es lo que hace Iago. Sin él, morriña. Eso también lo agradecieron Moya y Montero.

Más allá de centrales, al Atlético de salida le faltaba un 9. Morata y Kalinic aguardaban acontecimientos en el banquillo, Costa sabe Dios dónde andará, así que las recuperaciones de Rodrigo, el buen gusto de Vitolo, las incursiones de Juanfran o la omnipresencia de Griezmann, en resumen el más que potable partido local, apenas daban para disparos lejanos o llegadas sin rematador hasta la falta que derivó en el gol. Forzada por el canario, Antoine la puso donde Rubén quizás debió pero en todo caso no pudo llegar.

El segundo acto supuso pasos atrás en el orden local, lo que por otra parte redujo espacios para el Celta. Se trataba, en fin, de cazar una contra. A Vitolo le faltaba oxígeno y Simeone tuvo que envidar con Morata, lo que por otra parte volvía a retrasar la posición de un Correa que llevaba todo el partido así: ahora punta, ahora interior… Efectivamente, en lo que el Celta manoseaba el balón el Atlético tiró de velocidad y el recién incorporado de oficio en el mano a mano para sentenciar un partido que Griezmann aún pudo redondear si no se hubiera adornado. Aprovechando la prolongación, Simeone quitó al galo para que el personal le rindiera tributo. Era la última sustitución de que disponía y se ahorró así la tentación de relevar a Oblak… porque, puesto a parar, el esloveno hubiera parado hasta ese cambio.

https://www.marca.com/futbol/primera-division/cronica/2019/04/13/5cb1f46de5fdea3e378b4611.html

Huesca y Barcelona empataron en un partido en el que los oscenses perdieron una buena oportunidad de reengancharse a la permanencia ante un Barcelona con muchos suplentes en sus filas ante la cercanía del partido de vuelta de Champions ante el Manchester. Los de Francisco no fueron a por el partido en ningún momento y en muchos momentos parecían conformarse con no perder. El Barça sigue sumando en su camino hacía el título y este empate no merma en nada sus opciones.

Está claro que la mente del Barcelona está puesta en el partido del martes contra el Manchester y por ello Valverde sacó en Huesca un equipo sin apenas titularesy con el debut de tres jugadores: Todibo, Wague y el esperadísimo Riqui Puig. Para los que dicen que se podía desvirtuar algo la competición con tanta rotación hay que decir que en el once azulgrana jugaban dos campeones del Mundo como Umtiti y Dembélé y que ese once no desmerecía a algunos otros de LaLiga Santander.

El Huesca era el que más se jugaba pero no se notó. No olvidemos que se enfrentaban colista contra líder. Pero los de Francisco no se hicieron notar de inicio y el balón fue del Barça con lo que sus opciones de hacer algo quedaban disipadas. Valverde sacó a tres centrales (Todibo, Murillo y Umtiti) y le dio las bandas al senegalés Wagué y a un Malcom que se pierde tan atrás. Riqui Puig tomó los mandos junto a Aleñá y Arturo Vidal ejercía de destroyer ante cualquier intento de ataque oscense. Arriba quedaba Dembélé, que tuvo uno de esos días en los que le cuesta soltar el balón y va por libre y un Boateng, que nadie sabe porqué están en el Barça.

Lo mejor de la anodina primera mitad fue un pase de Riqui Puig -recordando al mejor Xavi Hernández- que dejó solo a Dembélé ante un Santamaría que paró su disparo con una muy buena parada por abajo. Por parte local tan sólo destacar un par de remates desviados de Enric Gallego y Moi Gómez. Ter Stegen apenas tuvo que intervenir.

Nada cambió tras el paso por los vestuarios. El Huesca no fue a por el partido y el mando lo seguía teniendo el Barça. Los catalanes rozaron el gol tras un remate de Malcom al poste tras un mal despeje de Chimy Ávila. Aleñá tomó el mando en este periodo frente a un Riqui Puig más desaparecido. Mediada la segunda mitad, Valverde compensó la presencia de titulares y suplentes en su equipo con la entrada de Coutinho y Jordi Alba. Este doble cambio permitió a Malcom adelantar su posición. Del Huesca se seguía sin tener noticias dando quizás por bueno el empate. Aun así Francisco sacó a Cucho Hernández buscando dar más mordiente ofensiva a los suyos.

Pero nada de nada. Poco juego, menos ocasiones y dos equipos a los que el punto no les viene nada mal. El Huesca se queda a cinco de la permanencia y el Barcelona más cerca del título.

https://www.marca.com/futbol/primera-division/cronica/2019/04/13/5cb1efa922601d93388b465b.html

El Sevilla venció sufriendo al Betis. Pau López subió a rematar el último córner del encuentro. Un derbi de poder a poder, cada uno con sus armas, que se terminó llevando el conjunto nervionense gracias a su pegada. Caparrós, que no jugaba un derbi en su estadio desde hacía 15 años, se lleva la mayor de las alegrías. Tres sumaba Setién, sin derrota. Sufre la primera en un momento delicado para él. Los Sevilla-Betis se han convertido en un espectáculo de goles. Espectáculo futbolístico según la ciudad de Sevilla.

El Betis salió a lo que le gusta: mandar. Esa acumulación de hombres por dentro, por mucho que Caparrós quisiese evitarla con su alineación, propiciaba una superioridad manifiesta. La ausencia de Gonalons le hizo daño al Sevilla Y Caparrós trató de solucionarla con un trío, pero ninguno de ellos maneja bien el juego posicional y el conjunto verdiblanco campaba a sus anchas por la zona ancha. Caparrós metió a Munir por la izquierda y le pidió a Franco Vázquez que fuese mediapunta. Y adelantar un poco más la defensa para hacer el espacio más pequeño. Con todo esto, la primera fue para Jesé en un error de Navas tras un córner del propio Sevilla. Vaclik salió mal y el canario, sin portero, lanzó flojo.

Esto espoleó al Sevilla. Que se fue a por el Betis y trató de hacer daño por banda. Y el primer balón que llegó en ventaja al costado derecho, con Navas y Sarabia, propició el centro al área del madrileño para que Munir cabecease a la red. Sin estar cómodo se adelantaba en el derbi. Y el equipo nervionense se vino arriba. Ben Yedder pudo sentenciar el choque unos minutos después tras una jugada a pocos toques con el Mudo Vázquez. Pau López hizo un paradón.

En el segundo periodo cambió el escenario con un Betis que regresaba a ese fútbol de mando pero con ese vértigo que se le reclama. Lo Celso la tuvo en el primer minuto. Era otro plan de Quique Setién. No fallaría el argentino en la siguiente, con un balón de Guardado a la entrada de Junior por banda y centro al punto de penalti, donde Lo Celso la pegó de cine. Era el momento del Betis y de sus mejores jugadores. Y ahí, un Canales tocado, sufrió una pérdida de pelota que significó el inicio del segundo tanto local. Munir condujo la contra, cedió el balón a Ben Yedder, quien a falta de goles, supo buscar al goleador Sarabia. Otro del madrileño.

El Sevilla volvía a mandar. Momentos decisivos del derbi. Y en estas, en otra pérdida, el Mudo Vázquez, que iba a ser sustituido en cuanto el balón saliese, se encontró un balón cerca de la frontal. La defensa bética le esperó, esperando que filtrase un pase a Ben Yedder, pero el argentino se sacó un zurdazo pegado al palo de Pau López.

Explotó el Sánchez-Pizjuán. El Sevilla abusaba de su pegada para poner el derbi a su favor. Sin embargo, quedaba partido por delante. Caparrós movió el banquillo y tuvo que retirar a Banega por lesión. Su equipo se vino atrás y el Betis, con Joaquín y Tello sobre la hierba, generaba verdadero peligro en las cercanías del área sevillista. Una falta de Carriço, quien llegó tarde, permitió al 11 bético tener una de esas que ya ha clavado en este curso. Golazo de Tello. Había derbi.

El Sevilla se llevó un derbi muy deseado. Llevaba tres sin poder saborear la victoria. Una Semana Santa pintada de rojo. Con un Caparrós que vuelve a ganar uno 15 años después. El Sánchez-Pizjuán se rindió a su héroe. El Betis deberá corregir sus errores de cara al futuro. Compitió bien, pero sigue siendo demasiado blando atrás. La pegada decide. Europa mira hacia el barrio de Nervión.

https://www.marca.com/futbol/primera-division/cronica/2019/04/13/5cb212e4268e3e28558b4609.html

Dos minutos pueden cambiar un partido. Una temporada. Una Premier. Acabar con una maldición que persigue al Liverpool desde 1990. Los ‘reds’ estaban atascados, con la sombra del triunfo del Manchester City ante el Crystal Palace presionándoles, pero rompieron todos los diques azules y todas las dudas que les amordazaban con dos goles en un suspiro. Del minuto 51 al 53 golpearon dos veces al Chelsea dejándoles K.O. y prolongando su pulso con los ‘citizens’ de Pep Guardiola. La tormenta roja que lideró Salah destrozó a los ‘blues’ colocando al conjunto de Klopp de nuevo en la cima. Aventajan en dos puntos al City… con un partido más. El pulso se antoja eterno por la Premier.

Salah y Hazard se retaron en Anfield y ninguno defraudó. El extremo egipcio dinamizó todo el ataque rojo y firmó un golazo y el belga fue lo único potable del Chelsea. Sarri le colocó de falso 9 y Van Dijk y Matip le sufrieron durante todo el partido. Todos le buscaban y Eden no renunciaba a fagocitar todo el peligro londinense.

En el primer acto, el Liverpool apretó y el Chelsea resistió. La defensa visitante fue un muro demasiado alto para Salah, Mané y compañía. La estrella egipcia se movió cerca del área intentando encontrar entre la zaga del Chelsea un agujero que no apareció. Rüdiger se lesionó pero la estructura defensiva de Sarri aguantó. Los disparos de la vanguardia de Klopp fueron de fogueo. Las contras de Hazard y Willian apenas incomodaron a Alisson. Un combate nulo en los primeros 45 minutos.

Todo cambió en el segundo tiempo. El ‘Pool’ subió las pulsaciones al duelo, elevó la intensidad y la presión y el Chelsea se desintegró. Claudicó tras aguantar durante 45 minutos. Del 51 al 53 Anfield entró en éxtasis. Dos goles sin oposición ni reacción rival. Todo sucedió desde la derecha roja. Todo empezó en la bota zurda de Salah.

El egipcio tiró una pared con Firmino, entró en el área y se la dejó a Henderson para que pusiera un balón medido a un Mané que cabeceó a la red el 1-0. Una jugada coral del ataque del ‘Pool’. El senegalés ya lleva 21 tantos esta campaña entre todos los torneos, 18 en la Premier. Es su curso más realizador.

Sin tiempo para que Anfield se sentara y Klopp se calmara Salah se inventó un golazo. Otra vez cogió el cuero en la derecha, pero esta vez se fue hacia adentro para buscar el chut. Y su latigazo con la zurda se coló en la meta de Kepa como un misil. Una obra de arte del ‘pichichi’ de la Premier (19 goles) junto al Kun Agüero. Salah culminaba su partidazo con un tanto decisivo. Ganador. El Liverpool había llegado a la orilla. Superado el mayor examen que le queda hasta final de la Premier en dos minutos. En dos chispazos.

El Chelsea, que tendrá que sudar para entrar en la Champions, estaba noqueado. Todos se rindieron menos Hazard. Sarri metió a Higuaín y el belga tuvo dos ocasiones de gol de puro 9. Fue el mejor ariete azul. Un balón largo de David Luiz le dejó ante Alisson y Eden disparó al palo. En la siguiente jugada, Willian la puso y Hazard remató en el área pequeña tras desmarcarse entre los centrales. El meta brasileño sacó su chut. Los dos minutos que habían encumbrado al Liverpool no los aprovechó el Chelsea cuando le llegaron a ellos. Las dos caras en el mismo partido. La noche y el día con pocos minutos de diferencia.

El Liverpool siguió apretando y buscando el tercero y el Chelsea esperó a que terminara el partido. Los ‘reds’ no pensaron en la Champions. Se quitaron de encima el trauma de 2014, la foto del resbalón de Gerrard y los seis partidos que llevaban sin ganar a los ‘blues’ en casa con un desgaste físico y emotivo enorme. Alexander-Arnold, Robertson, Firmino, Salah… se vaciaron sin pensar en el futuro. El rock de Klopp sonó mejor y más fuerte que nunca. Vuelven a la cima aunque no depende de sí mismos. ¡Y eso que sólo han perdido un partido y llevan 38 partidos invictos en casa! Ahora le toca al City ganar en Old Trafford. La batalla continúa. Una carrera histórica por la Premier y por la perfección. Un show.

https://www.marca.com/futbol/premier-league/cronica/2019/04/14/5cb36ca2468aeb27318b45bc.html

Pep Guardiola no pensó en el Tottenham cuando dio su alineación para medirse al Crystal Palace. El 2-3 con el que los ‘Eagles’ tomaron el Etihad era una advertencia para los ‘citizens’. A pesar de tener la Champions y la remontada en su cabeza, el Manchester City saltó al césped con De Bruyne, Sterling, Sané, Silva y Agüero en el once. Dejó los experimentos del Tottenham Hotspur Stadium en la caseta… y logró un triunfo sufrido (1-3) que prolonga su racha liguera (acumulan nueve victorias seguidas) y mete presión al Liverpool. El sprint continúa gracias a Raheem Sterling.

El extremo inglés va camino de superar sus números de la campaña pasada. Los 18 tantos en Premier y 23 entre todos los torneos que logró en la 2017-18 están a tiro para un Sterling que suma 17 y 21. Logró un doblete que hizo añicos al Crystal Palace. La primera de sus dianas la consiguió tras una carrera y una definición precisa. De Bruyne le lanzó con una asistencia que era su primer pase de gol en la Premier en ¡336 días! El medio belga recuperó su escuadra y su cartabón.

El segundo gol lo hizo con la zurda pillando a contrapié a Guaita. Su doblete le elevó hasta las 17 dianas en la Premier. Sólo su compañero Agüero (19 goles) y Salah (18) llevan más que Sterling. Además, también ha dado nueve asistencias. El segundo fue con un pase de gol de un Sané que suma 17 entre todos los torneos. Nadie en la Premier acumula más.

El City tenía el triunfo… pero acabó sufriendo. Zaha hizo estragos con su velocidad y el Palace logró una falta en el borde del área que Milivojevic clavó en la red. No fue un penalti, el arte en el que el serbio es un especialista, pero fue un golpeo preciso para lograr su duodécimo gol en la Premier. Lleva 10 de pena máxima y uno de falta. Sólo uno en juego abierto. A balón parado es letal.

El Palace se vino arriba y Guardiola metió a Stones por Sané para amarrar el triunfo. Un central para afianzar su victoria. Tanto presionaron los locales que en una contraataque los ‘citizens’ pillaron sin efectivos a su rival y sentenciaron. De Bruyne regaló a Gabriel Jesus el 1-3. Milivojevic estuvo cerca de evitarlo. El brasileño marcó en fuera de juego pero en la Premier no hay VAR. El City se llevó el premio y vuelve al liderato. Turno para el Liverpool.

https://www.marca.com/futbol/premier-league/cronica/2019/04/14/5cb34a6e468aebdb508b4618.html

El Tottenham del argentino Mauricio Pochettino solventó la ausencia de su delantero estrella Harry Kane, que seguramente se perderá el resto de temporada por lesión, endosando una goleada casera al colista Huddersfield (4-0), con triplete del brasileño Lucas Moura.

A falta de Kane, lesionado entre semana en el duelo europeo ante el Manchester City, el conjunto londinense se encontró con un gran Lucas Moura, que anotó los tres últimos tantos (m.27, 87, 93) y confirmó a su equipo en la tercera plaza, tras 33 jornadas.

Fue un partido muy asequible para el Tottenham, que abrió el marcado por medio del keniano Victor Wanyama, tras asistencia del español Fernando Llorente (m.24), y llegó al descanso ya con un claro 2-0.

Sin embargo, el equipo de Pochettino tuvo que esperar a los minutos finales para remarcar su triunfo con goleada, merced a los dos últimos tantos de Lucas Moura, que ya suma 10 en la presente Premier.

https://www.marca.com/futbol/premier-league/cronica/2019/04/13/5cb1ec12ca47415e0b8b457c.html

El ‘efecto Solskjaer’ se ha diluido en Old Trafford. Desde que el técnico noruego se quitó el cartel de ‘interino’, el Manchester United ha pegado un frenazo. El triunfo (2-1) ante el West Ham a tres días de visitar Barcelona para intentar levantar el 0-1 de la ida en el Teatro de los Sueños cortó la racha la mala racha (una victoria en cinco partidos) de los ‘mancunianos’ pero no tapó sus carencias. Los ‘red devils’ sufrieron muchísimo y el West Ham tuvo contra las cuerdas a su rival. El triunfo del United fue un accidente. Pogba salvó desde el punto de penalti una mala tarde de su equipo avivando sus opciones de Champions.

Sin los sancionados Shaw y Young, Solskjaer dejó en el banquillo de inicio a Rashford, McTominay y Lindelöf pensando en el viaje al Camp Nou. No pudo reservar más piezas ya que Ander Herrera, Matic, Valencia, Alexis… siguen lesionados. Caras nuevas y viejos vicios en el United. Los ‘diablos rojos’ comenzaron pronto por delante… y eso que anularon un gol a Felipe Anderson por un fuera de juego que no era.

Mata, que fue titular, cayó en el área en un choque con Snodgrass y Pogba no falló de penalti. Una decisión polémica que les ponía por delante. El United tenía el premio… pero el West Ham se vino arriba. Los de Manuel Pellegrini coleccionaron ocasiones. Sobre todo en una segunda parte en la que frecuentaron la portería de De Gea con asiduidad. En una de ellas, tras un mal saque de De Gea, Lanzini, que se lesionó después, encontró a Felipe Anderson para que hiciera el empate. El United ya ha encajado 44 goles en Liga, la mayor cantidad desde la 2001-02.

El United venía lejos el triunfo. Rashford entró para ‘arreglar’ la situación pero no encontró el camino al gol. Michael Antonio saltó al césped y fue un tormento para la zaga local. Primero se topó con el larguero y luego su cabezazo picado lo despejó De Gea con una mano salvadora. Milagrosa. Los ‘Hammers’ tenían el balón y dominaban con un Declan Rice imperial… pero se despistaron. Y un balón largo dejó solo a Martial frente a Fabianski. Fredericks le derribó y Pogba cerró el triunfo y su doblete de penalti. El United sudó… pero ganó gracias a Paul.

El medio francés ya ha anotado siete goles desde los once metros en esta Premier. Suma 16 tantos (13 y 9 asistencias en Liga) que le sitúan como el máximo realizador del United en todos los frentes. Firma la campaña más realizadora de su carrera. Ha agarrado la responsabilidad de llevar a los ‘diablos rojos’ a la Champions… y está en ello. Gol a gol. Ahora les toca el Barcelona.

https://www.marca.com/futbol/premier-league/cronica/2019/04/13/5cb22926e5fdeaf0248b4575.html

El Inter de Milán se impuso por 3-1 al Frosinone, con un gol del uruguayo Matías Vecino a pase del argentino Mauro Icardi, y consolidó su tercera posición en la Serie A italiana, que alcanzó la trigésima segunda jornada.

Con Icardi de titular y su compatriota Lautaro Martínez, que volvía tras una lesión muscular, en el banquillo, el Inter controló el encuentro y se hizo con una doble ventaja antes del descanso, empujado por un cabezazo del belga Radja Nainggolan (m.17) y por una pena máxima transformada por el croata Ivan Perisic (m.37).

Icardi, que era el encargado de lanzar los penaltis, decidió conceder el de este domingo a Perisic y fue el primero que le abrazó después de que subiera el 2-0 al luminoso del estadio Stirpe de Frosinone.

El choque, que durante una hora estuvo completamente bajo control del Inter, se le complicó a los hombres del técnico Luciano Spalletti en el 61, cuando Francesco Cassata anotó el 1-2 y devolvió opciones de remontada al Frosinone.

Durante algunos minutos los locales apretaron con todo y rozaron el empate con una falta directa de Camillo Ciano que terminó fuera por pocos centímetros, antes de que el Inter sentenciara el encuentro en el tiempo añadido con un contragolpe.

Icardi ofreció a Vecino, protagonista con una gran carrera de 50 metros, el balón del 3-1 final, que permitió al Inter confirmarse tercero y hacerse con cinco puntos de ventaja sobre el Milan, cuarto.

Por su parte, el Frosinone se quedó penúltimo, a ocho puntos de la salvación, lo que le deja contra las cuerdas cuando faltan seis jornadas para el final de esta Serie A.

https://www.marca.com/futbol/liga-italiana/2019/04/14/5cb396fc22601d29198b45b5.html

La Spal agua la fiesta de la Juve

Un punto en casa de un equipo que lucha por salvarse y octavo Scudetto consecutivo. Sobre el papel parecía hecho para una Juve que sólo había dos derrotas en Italia esta temporada… pero no. El alirón de la Juve tendrá que esperar. La necesidad de la Spal ha podido más que el empuje de los canteranos de la Vecchia Signora y el Scudetto aún no tiene campeón 2018-19. El líder le saca 20 puntos al segundo, el Nápoles, pero aún no es matemático su triunfo.

Y eso que a la Juve se le ha puesto de cara. Kean, otra vez, se encontró con un gol y puso en ventaja a los suyos. El octavo Scudetto de la Juve está ganado desde hace semanas y por eso la mejor noticia del tramo final de temporada en Turín es la eclosión del Moise Kean. Veremos dónde acaba el chico el próximo verano, pero es innegable que la Juve tiene un delantero de peso. Un punta, que les ha costado cero euros, y que con 19 años muestra la pegada de los mejores delanteros de Europa. Entre la Juve y la Azzurra suma ocho goles en los últimos ocho partidos y en Ferrara ha vuelto a demostrar que el gol es lo suyo.

No había pasado nada y Cancelo inició una de sus clásicas diagonales. Intentó un tiró desde la frontal que fue un churro. Kean lo convirtió en oro. El italiano, antes del tiro de Cancelo, ya estaba habilitado y perfilado entre los centrales. Preparado para cazar. Y cuando pudo mató.

El gol de Kean fue un parón en la siesta de la Juve en el Paolo Mazza. El once con Dybala, Barzagli, Cuadrado (que volvía tras cuatro meses de lesión) y un puñado de canteranos no pudo con la experiencia de la Spal. Equipo perro como pocos que espero su momento.

Este llegó tras el descanso. A balón parado, como no, llegó el empate. Bonifazi se hizo enorme y le ganó la partida a un bisoño Betancur. Empate y toque de corneta. Alegri ni se inmutó tras el gol y siguió con el plan sacando chavales. La Spal se vino arriba y dominó el juego.

Así Floccari se aprovechó de los novatos. Nicolussi, 19 años, se encantó y se dejó robar un balón un balón ante el que el central Paolo Gozzi, 17 años, también anduvo flojo. El balón le cayó a un señor de 37 años que se llama Floccari y que no perdonó. Allegri sacó a Bernardeschi, pero el área de la Spal ya estaba acorzada. Remontanda y el champán, hoy, se queda en la nevera. Si el Nápoles mañana pierde ante el Chievo, la Juve será campeona matemáticamente de la Serie A. De todas formas, si Agnelli fichó a Cristiano no era para ganar otro Scudetto. El martes, ante el Ajax llega la hora de la verdad para el campeón italiano.

El Milan, sin los lesionados Donnarumma ni Paquetá, dio un paso de gigante en la lucha por la Champions. Se jugaba mucho, muchísimo, el Milan y Gattuso después de tres derrotas y un empate en los últimos cuatro partidos de Serie A.

Sin embargo, la victoria ante la Lazio (1-0), en un duelo directo por entrar en la próxima Champions, permite a los ‘rossoneri’ tomar aire. No sólo eso. El gol de penalti de Kessié a los 79′ devuelve al Milan la cuarta plaza que, eventualmente, ocupó la Roma.

La pelea por entrar en Champions promete. La situación, actualmente, está así. El Inter es tercero (31 partidos y 57 puntos), el Milan marcha cuarto (32 partidos y 55 puntos), la Roma marcha quinta (32 partidos y 54 puntos), el Atalanta ocupa la sexta plaza (31 partidos y 52 puntos) y, ya más lejos, vienen Torino y Lazio (31 partidos y 49 puntos).

El duelo entre los españoles Suso y Reina -Castillejo no jugó en el Milan- y Luis Alberto (Lazio) estuvo marcado por la igualdad. En la primera mitad apenas hubo dos ocasiones realmente destacadas. Piatek cabeceó cerca del palo en el 31′ e Immobile, a pase de Luis Alberto, remató al poste en el 43′.

La segunda parte dejó menos ocasiones y menos claras. Eso no impidió que Reina, en el 65′, tuviera que enviar a córner un mano a mano con Rómulo y Strakosha hizo lo propio en el 70′ con Piatek.

Cumplido el 75′, y tras marcharse lesionados Romagnoli y Correa, el partido se ‘revolucionó’. Rocchi pitó un primer penalti por mano de Acerbi que el VAR anuló en el 77′ y señaló un segundo por derribo de Durmisi sobre Musacchio que el VAR refrendó en el 78′. Kessié no falló desde los 11 metros y anotó un gol que puede ser vital en la lucha por la Champions.

Con el tiempo cumplido, en el 92′, casi llega el 2-0, pero Strakosha se lució para desbaratar un tiro de Suso que buscaba la escuadra. La Lazio reclamó, acto seguido, un penalti por derribo de Ricardo Rodríguez sobre Milinkovic-Savic, pero Rocchi no lo entendió así. El marcador ya no se movió.

https://www.marca.com/futbol/liga-italiana/cronica/2019/04/13/5cb24657268e3ec2268b45c2.html

El 35º ‘Scudetto’ de la Juventus tendrá que esperar… otra semana más. Parecía sencillo, pero, por segunda jornada consecutiva, no se dieron las ‘cábalas’ para que la ‘Vecchia Signora’ entonara el alirón. Los ‘bianconeri’ perdieron con la SPAL (2-1) y el Nápoles hizo los deberes ganando al Chievo (1-3). Es cuestión de tiempo, en cualquier caso. Hay 17 puntos de distancia… con 18 por jugar.

Los goles Koulibaly (15′ y 80′) y Milik (64′) no sólo postergaron el título de la Juve, sino que, además, ratificaron el descenso matemático del Chievo a Serie B. El cuadro de Verona, que sólo ha logrado sumar 11 puntos en 32 jornadas, está a 20 puntos de la salvación.

Pese a que debe remontar el 2-0 adverso que se trajo de la visita al Arsenal en la ida de cuartos de Europa League, el Nápoles no se guardó casi nada. Ancelotti devolvió la titularidad en la meta a Ospina en detrimento de Meret -no jugaba desde que se lesionó hace un mes contra el Udinese- y dejó en el banquillo a Mario Rui y Allan. Arriba salió con todo. Callejón, Insigne, Mertens y Milik lideraban un ataque escoltado por Fabián desde la medular.

El partido comenzó tibio, sin demasiado ritmo. Apenas había inquietado el Nápoles la portería de Sorrentino cuando Koulibaly se adelantó a todos para cabecear en el primer palo un córner botado por Mertens desde la izquierda. El tanto permitía al central senegalés inaugurar su cuenta anotadora en Serie A esta temporada.

Al descanso se llegó con dos nuevas ocasiones de peligro para el Nápoles. En la primera, Chiriches, con todo a favor, ‘despejó’ en lugar de rematar. La segunda corrió a cargo de Fabián Ruiz, que, en el 45′ de la primera mitad, se sacó un gran zurdazo desde fuera del área que salió rozando el poste.

El guión del segundo acto fue parecido al del primero. Un despeje de Cesar contra su propia portería a centro de Insigne había sido lo más peligroso del Nápoles hasta que llegó el 0-2 de Milik en el 64′. El polaco anotó con un zurdazo desde la frontal su 17º gol de la temporada en Serie A.

El Chievo, que no había inquietado a Ospina, tiró la toalla definitivamente. Insigne, en dos ocasiones, y Callejón, en otras dos, rozaron el tercero. Lo marcó, paradójicamente, Koulibaly. El central aprovechó un mal despeje de Sorrentino a la salida de un córner para anotar el 0-3 en el 80′.

El ‘gol del honor’ de Cesar sólo sirvió para dar una mínima alegría al Bentegodi en una temporada para olvidar. El Nápoles ganó y aplazó el alirón de la Juve, pero, en cuanto a sensaciones, y sobre todo, en ritmo, deberá mejorar si quiere apear al Arsenal y pasar a semis de la Europa League.

https://www.marca.com/claro-mx/futbol-internacional/liga-italiana/cronica/2019/04/14/5cb37361268e3e95478b45fa.html.

Insólito. El PSG necesitaba ganar al Estrasburgo para proclamarse campeón la jornada pasada… y acabó empatando (2-2). Esta semana necesitaba sumar un punto contra el Lille, segundo, y acabó vapuleado (5-1). Brutal ‘gatillazo’ para un Paris Saint-Germain que probará fortuna nuevamente en tres días contra el Nantes. Un punto ya no será suficiente… pues tiene perdido el ‘golaverage’ particular con el Lille. Deberá ganar. En cualquier caso, lo haga o no, nada olvidará ni borrará el bochorno vivido en el Stade Pierre-Mauroy.

El partido fue trepidante. Tuvo de todo. Un gol en propia meta (Meunier), dos goles anulados a Mbappé, un expulsado (Bernat) y cuatro lesionados. Dos por cada bando: Soumaoro y Xeka en el Lille y Meunier y Thiago Silva en el PSG. Increíble.

Los focos, en el tramo inicial, fueron para Meunier. En el 2′ asistió a Mbappé para que marcara a placer, pero el gol resultó (bien) anulado por fuera de juego. Peor le fue en el 7′. Ikoné, ex del PSG, sirvió un centro que terminó por introducir el lateral/carrilero belga en su propia portería.

Reaccionó bien el Paris Saint-Germain. Bernat firmó el empate en el 11′ con su primer gol en Ligue 1 de esta temporada. Mbappé eludió a Koné y dejó atrás José Fonte con un bonito sombrero antes de asistir al ex del Valencia, que anotó con un buen disparo cruzado.

En el 13′, por unos instantes, todo hizo pensar que el PSG se proclamaría campeón. Mbappé se marchó por velocidad de Tiago Mendes y José Fonte para batir a Maignan en el mano a mano. El tanto, otra vez, resultó invalidado por fuera de juego.

El principio del fin llegó en el 36′ con la expulsión de Bernat. Pépé se marchaba sólo tras recibir un pase en largo y el español le derribó. Roja justa. Ya nada le salió bien al PSG. Kehrer, al poco de iniciarse el segundo tiempo, remató fuera en boca de gol. Inexplicable. Hubiera sido el 1-2.

Del posible 1-2 se pasó, sin solución de continuidad, al 2-1. El Lille aprovechó una pérdida de Diaby para hacer lo que mejor sabe: correr. Ikoné lanzó en profundidad a Pépé y éste superó en el mano a mano a Areola para anotar su 19º gol del curso en Ligue 1.

Kehrer evitó sobre la línea el 3-1 de Bamba en el 63’… pero el propio Bamba se vengó dos minutos después. Recibió un pase al hueco de Ikoné y fusiló a Areola con un zurdazo desde el interior del área.

La fiesta ya era total en el Pierre-Mauroy… pero el Lille quería más. Los discípulos de Christophe Galtier no se conformaron con amargar el alirón al PSG ni con certificar virtualmente su clasificación para la próxima Liga de Campeones. Olieron sangre y se lanzaron a la yugular del futuro campeón.

Los dos últimos tantos llegaron a balón parado. Gabriel ratificó, de cabeza, un córner botado por Pépé en el 71′ y José Fonte redondeó el ‘manotazo’ del Lille en el 84′. El central portugués rubricó de cabeza otra jugada a balón parado de Pépé. El marfileño vale su peso en oro. Sus 11 asistencias le convierten en el máximo asistente de la Ligue 1 junto a Savanier (Nimes).

El bochorno en el PSG era total. Desde el 2 de diciembre del 2000, contra el Sedan (1-5), no recibía una derrota tan humillante en Liga.

https://www.marca.com/futbol/liga-francesa/cronica/2019/04/14/5cb39bbaca47416a7e8b45dc.html
Sobre Bismarck 6377 Artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

3 Comentarios

  1. bueno, en Italia, la Juve con la cabeza puesta en el duelo d Champions, se guardò algunas piezas y ahì esta e resultdo, un equipo de SPAL que le jugò los 90min con el cuchillo entre los dientes, cosa bien diferente a lo visto este fin de semana en el Alcoraz en el Barca vs Huesca

  2. muy buen post, seria bueno q pudieran continuar actualizando asi cada semana para q los q no tenemos www … veamos los resultados de cada una de las ligas
    salu2

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*