Nueva sección: Resumen Liguero

Colaboración de yan17

Saludos a nuestros fieles usuarios. Por sugerencia del amigo y habitual antagonista de este blog yan17, a partir de esta semana publicaremos noticias, tablas y estadísticas de las principales ligas del viejo continente. Espero que lo disfruten, y dejen sus sugerencias y comentarios!

Bundesliga:

El equipo de Niko Kovac se impuso 5-0, llegó a 64 unidades y ratificó su favoritismo al título.

El Borussia Dortmund no le duró ni un asalto al Bayern. El líder se ‘acabó’ en el remate al palo de Dahoud en los primeros instantes. Dio un golpe y no supo encajar los ‘ganchos’ que el púgil bávaro le propinó sin descanso. Pim, pam, pum. Si la pasada campaña el Bayern se fue con cinco goles en su casillero al descanso, este curso lo hizo con cuatro. El vigente campeón arrasó (5-0) al aspirante arrebatándole la primera plaza y despejando el camino hacia su séptima ‘Ensaladera’ seguida. Bürki, Diallo, Zagadou… vivieron una pesadilla. Un mal crónico cada vez que pisan el Allianz Arena. Los viajes ‘borussen’ a Múnich en las últimas cuatro temporadas han terminado en goleada. El rodillo local siempre les aplasta. Un clásico de los ‘Klassikers’.

Con Lucas Hernández en la grada y Paco Alcácer lesionado, los Bayern-Dortmund se hicieron centenarios en la Liga alemana. El conjunto de Favre, que llegó a sacar nueve puntos a la escuadra de Kovac en las primeras jornadas de la temporada, se dejó el liderato y gran parte de sus opciones en Múnich. El gigante bávaro aplastó al BVB. El palo de Dahoud que llegó de una contra fabricada por Larsen y Reus fue el único susto que sufrió Neuer.

El único rayo de sol que se coló entre las nubes de una tormenta que se llevó por delante al Dortmund. Un chaparrón que ‘caló’ de goles al conjunto amarillo. Después de avisar en los primeros compases, Hummels se hizo grande y cabeceó a la red un córner medido. Cada envío desde la esquina fue sinónimo de peligro. El Bayern agobió al Dortmund con su presión y Bürki se convirtió en el héroe visitante. ¡Y eso que encajó cuatro goles en 45 minutos!

El excentral del Dortmund fue un tormento para sus ex. En cada córner remató y puso en aprietos a Bürki. El meta suizo se empleó a fondo, pero no podía con todo. Le remataban de todas las posiciones y sin tregua. Y en ese bombardeo, Lewandowski se unió a la fiesta. El delantero polaco, ‘pichichi’ de la Liga alemana, transformó un mal pase de Zagadou en un golazo. Se la dio el defensa, la cogió ‘Lewy’ y se inventó dos lujos: con un sombrero superó la salida de Bürki y luego conectó una volea lejana que acabó en la red. Una diana histórica.

Lewandowski celebró su gol 200 en la Bundesliga… y con su doblete del segundo tiempo alcanzó los 15 en los clásicos, superando a Gerd Müller en la cima de los máximos realizadores de los Bayern-Dortmund. Un mazazo para el entonces líder del que nunca se repuso. Bürki abrió el paragüas pero lo perdió. El vendaval lo amainó como pudo. Frenó a Lewandowski, Hummels, Müller… con sus paradones. El atacante alemán también se topó con el larguero. Sin embargo, el 2-0 se estiró antes del descanso.

Javi Martínez colocó en la red el 3-0. Cuarto tanto de la temporada para el español. Gnabry, de cabeza, hizo el cuarto abriendo un abismo en el marcador por el que se cayó el Dortmund tras 45 minutos de sufrimiento en el Allianz. Bajaron del liderato al infierno. La Bundesliga sigue abierta (están a un punto del Bayern con seis jornadas por delante) pero el sopapo fue enorme. Una ‘manita’ demoledora. Zagadou fue castigado con el banquillo en el descanso y el segundo tiempo no tuvo historia. La goleada estaba escrita y los minutos pasaron desgastando al Dortmund. Toda una penitencia que se les hizo eterna y que Lewandowski aumentó con el 5-0 final. El BVB había sido aplastado otra vez en Münich. En las últimas cuatro temporadas han perdido por 5-1, 4-1, 6-0 y 5-0. Otra vez se fueron con un saco de goles en su mochila. Otra exhibición bávara para desesperación amarilla. El Bayern recuperó el tiempo y el puesto perdido. No eran líderes en solitario desde la quinta jornada. Aceleraron en el momento justo.

El RB Leipzig jugó y ganó 2-4 como visitante el encuentro del pasado sábado en el BayArena. Los dos rivales venían de cosechar resultados dispares en los partidos precedentes. El Bayern Leverkusen afrontaba con ganas el partido tras perder el último partido ante el Hoffenheim por un marcador de 4-1. Por su lado, el RB Leipzig venció en sus dos últimos encuentros de la competición contra el Hertha BSC en su feudo y el Schalke 04 a domicilio, por 5-0 y 0-1 respectivamente. Con este buen resultado, el conjunto lipsiense es tercero, mientras que el Bayern Leverkusen es octavo al terminar el encuentro.

La primera mitad del partido arrancó de cara para el equipo de Leverkusen, que estrenaba el marcador por medio de un gol de Havertz en el minuto 11. Sin embargo, un tanto de Sabitzer permitía empatar al conjunto visitante a los 17 minutos. Se adelantaba el Bayern Leverkusen gracias a otro tanto de Havertz, que marcaba un doblete a los 23 minutos, terminando el primer periodo con el resultado de 2-1. Tras el descanso llegaba el gol para el RB Leipzig, que ponía las tablas gracias a un gol de Werner en el minuto 64. Nuevamente volvía a marcar el conjunto visitante, remontando gracias al acierto de cara a portería de Forsberg en el minuto 72. Tras esto anotaba a los 84 minutos el conjunto lipsiense gracias al gol de Matheus Cunha, terminando de esta manera el partido con un resultado final de 2-4. En el capítulo de las sustituciones, en el Bayern Leverkusen se relevó a Alario y Paulinho en sustitución de Baumgartlinger y Volland, mientras que el técnico del RB Leipzig, Ralf Rangnick, ordenó la entrada de Matheus Cunha, Mukiele y Demme para suplir a Haidara, Klostermann y Forsberg. El árbitro mostró tres tarjetas amarillas. Los locales vieron dos de ellas (Aranguiz y Tah) y los del equipo visitante vieron una tarjeta, concretamente Orban. En la siguiente jornada de liga el Bayern Leverkusen jugará contra el Stuttgart fuera de casa, mientras que el RB Leipzig se enfrentará en su estadio contra el Wolfsburg.

Juventus se impuso 2-1 al AC Milan, en un duelo de infarto.

Moise Kean, talento de 19 años del Juventus Turín y de la selección italiana, firmó este sábado su quinto gol consecutivo y hundió al Milan (2-1), lo que permite al conjunto turinés acariciar su octavo título liguero seguido.
La remontada del Allianz Stadium, impulsada por un gol de penalti del argentino Paulo Dybala y culminada por Kean, puede permitir al Juventus coronarse como campeón de Italia ya este domingo, si el Nápoles, segundo y a 18 puntos de distancia del liderato, perderá en casa con el Génova.
El conjunto turinés suma 84 puntos tras 31 jornadas, fruto de 27 victorias, tres empates y una sola derrota, y marcha lanzado a por el 35 título de su historia, empujado por un Kean que sigue dando muestra de un crecimiento vertical en esta campaña.
Con el título ya ampliamente sentenciado y el cruce europeo que se avecina, el Juventus encaró el encuentro con poco ritmo ante un Milan hambriento, que dominó la primera mitad y que aprovechó una distracción defensiva de Leonardo Bonucci para adelantarse en el 44 gracias a Piatek.
El polaco firmó su vigésimo gol en su primera temporada en la Serie A italiana y superó a Cristiano, que anotó 19. Está a dos dianas del máximo artillero del torneo, el veterano Fabio Quagliarella, delantero de 36 años del Sampdoria.
El disparo ajustado al poste de Piatek
calmó un momento de tensión, ya que apenas un minuto antes el VAR no otorgó al Milan un posible penalti por un toque con la mano del lateral brasileño Álex Sandro.
La desventaja despertó al Juventus, cuya reacción fue inmediata. Solo una gran parada del meta español Pepe Reina, que sustituye al lesionado Gianluigi Donnarumma, evitó que el croata Mario Mandzukic anotara el empate con una espectacular chilena.
La presión del conjunto turinés, sin embargo, tuvo premio a la hora de juego, cuando Dybala fue derribado en el área por su compatriota Mateo Musacchio. La “Joya” se encargó de la transformación, superó a Reina y subió el 1-1 al marcador.

Allegri, que en la primera mitad había perdido por lesión al alemán Emre Can, no se conformaba con el empate y dio paso en el 66 a Kean, el jugador más en forma del momento, en sustitución del propio Dybala.
Y Kean, nacido en 2000, desequilibró el encuentro en el 84, cuando aprovechó un pase al hueco del bosnio Miralem Pjanic para batir a Reina y prolongar su momento dulce.

La Juventus tendrá que esperar para celebrar su 35º título de campeona de Italia. El Nápoles, segundo clasificado, empató 1-1 en casa ante el Génova, este domingo en la 31ª jornada de la Serie A, evitando que los turineses festejaran matemáticamente el ‘Scudetto’.

Después de la victoria de la ‘Juve’ el sábado por 2-1 ante el Milán, el equipo de Massimiliano Allegri llegaba al domingo con la posibilidad de garantizarse matemáticamente su octavo título nacional consecutivo, pero para ello necesitaba que el Nápoles perdiera, una circunstancia que no se dio.

En la próxima jornada, en Ferrara contra la SPAL, la Juventus dependerá ya de sí misma para la conquista del título y un simple punto le bastará.

Con 20 puntos de ventaja sobre el Nápoles, con siete jornadas (un máximo de 21 puntos) por disputarse, la única duda parece estar en cuándo se dará el campeonato de manera matemática.

Tras su derrota del miércoles en Empoli, el Nápoles tenía como misión corregir el rumbo ante sus ‘tifosi’ del estadio San Paolo, pero el triste empate ante el Génova, un equipo que vaga por la zona tranquila (14º), y la imagen mostrada fueron una vez más decepcionantes.

El Genoa se quedó además con diez hombres en el minuto 28, por la roja a Stefano Sturaro, y el belga Dries Mertens (34) adelantó al Nápoles con un disparo desde fuera del área.

Todo parecía entonces por lo tanto encarrilado para el equipo de Carlo Ancelotti, pero el Genoa sorprendió empatando justo antes del descanso (45+3), cuando el serbio Darko Lazovic igualó provisionalmente con un tiro cruzado en el área tras un centro del macedonio Goran Pandev.

En la segunda mitad el marcador no se volvió a mover y el partido acabó con ese reparto de puntos.

Más allá de la cuestión del título, que el Nápoles hace tiempo que ve como misión imposible, el empate contra el Génova no le permite escaparse como segundo clasificado, desaprovechando el tropiezo sufrido poco antes por el Inter de Milán (3º), que había empatado sin goles (0-0) en casa contra el Atalanta (5º).

Más allá de la cuestión del título, que el Nápoles hace tiempo que ve como misión imposible, el empate contra el Génova no le permite escaparse como segundo clasificado, desaprovechando el tropiezo sufrido poco antes por el Inter de Milán (3º), que había empatado sin goles (0-0) en casa contra el Atalanta (5º).

Salah rompe su sequía y prolonga el sueño del Liverpool

Mo’ Salah le dio al Liverpool, con su gol en el 80′, un triunfo esencial para que su sueño de ganar la Premier siga vivo. El egipcio cogió el balón antes de su mediocampo en un contragolpe y, tras una carrera kilométrica, marcó un golazo que pone a los de Klopp en lo más alto de la tabla, con dos puntos sobre el Manchester City, que, sin embargo, tiene un partido menos, ya que este fin de semana juega las semis de Cup.

Salah no marcaba desde el 9 de febrero ante el Bournemouth. Pese a ello, lleva 18 tantos en Premier, sólo uno menos que el ‘pichichi’ Agüero. En el 85′, con el Southampton arriba, Henderson resolvió el choque (1-3) con un buen servicio de Firmino en otro contragolpe.

El ‘Pool’ no jugó un buen partido y salió con lo mejor que tenía, metiendo a Fabinho y Keita, autor del 1-1, en el centro del campo. Y los tres habituales arriba. Aun así, empezó ambos periodos con mucha parsimonia, como si no se jugara la Premier después de tres triunfos seguidos, es cierto, pero siendo dos de ellos muy ajustados.

Dos ex del Southampton, Mané y Van Dijk capitaneaban un once de Klopp que no pudo superar hasta el final a un Southampton que se pasó la primera vuelta en puestos de descenso, pero que demostró ante los ‘reds’ que su fútbol y ánimo han evolucionado muchísimo desde entonces.

El Liverpool, que no gana la Liga desde 1990, y con un ‘score’ superfavorable a lo largo de esta temporada (sólo una derrota y siete empates), saca ahora distancia con respecto a un City que lleva un partido menos. No se pondrán a la par hasta el 24 de abril.

El Manchester City ha cogido velocidad de crucero y no frena. Pep Guardiola dejó fuera a Sterling, Silva, Walker, Bernardo Silva… pensando en la semifinal de la FA Cup ante el Brighton del sábado y en la ida de los cuartos de Champions ante el Tottenham del martes y su equipo no lo notó. Tampoco echó de menos al lesionado Agüero. Foden, Mahrez y compañía doblegaron a un Cardiff (2-0) al que los guantes de Etheridge le libraron de un mayor disgusto. El meta filipino evitó la goleada celeste… pero no el octavo triunfo consecutivo de los ‘citizens’ en la Premier. Recuperaron el liderato y metieron más presión al Liverpool. A seis jornadas del final, el vigente campeón saca un punto a los ‘reds‘. La batalla continúa.

El Cardiff apenas pasó del medio campo. Después de los descensos del Huddersfield y el Fulham, los galeses se acercan al abismo. Están a cinco puntos de la salvación con seis duelos aún por disputarse. La próxima jornada visitan Burnley, la casa del equipo que les precede en la tabla. Será un todo o nada.

El conjunto recién ascendido no pudo competir con el City. En los ‘citizens’, De Bruyne fue titular y siguió afinando sus piernas de cara a los últimos puertos de la temporada. Cuando llega la etapa reina, el medio belga está acelerando. Hizo el 1-0 con un remate que se quedó entre el centro y el chut. Fue su segundo gol en esta Premier. Ante el Cardiff, De Bruyne fue el mejor. Movió el balón y dinamizó todo el ataque ‘citizen’. Le echaban de menos y le están recuperando. No como a Zinchenko, que se lesionó en los primeros compases. Walker entró en su lugar.

El City volvió a abrir el marcador antes del minuto 15. Han metido 17 tantos antes del primer cuarto de hora, más que ningún otro equipo. Nunca faltan a su temprana cita con el gol. Mientras tanto, Etheridge siguió a lo suyo. El parapenaltis de la Premier se cansó de blocar a los atacantes locales. No pudo con Sané, que puso el 2-0 antes del descanso. El alemán ya suma 15 goles entre todos los torneos esta temporada firmando su campaña más realizadora.

El segundo acto no tuvo historia. Etheridge frenó a Laporte,Mahrez… Foden se topó con el palo. Niasse tuvo el 2-1 en un mano a mano… pero Ederson se lo sacó. El City cumplió con el expediente. Un triunfo más y una jornada menos para ser de nuevo campeones. Desde que el Manchester United revalidó el título en 2009, nadie logra dos Premier seguidas. Van a por ello.



Se acabó lo que se daba. Si es que quedaba alguna duda. El Barcelona no desaprovechó la oportunidad y derrotó al Atlético -en inferioridad desde el minuto 27 por una autoexpulsión de Diego Costa- para sentenciar una Liga que tenía desde el principio nombre y apellido: Leo Messi. Y es que la presencia del argentino en nuestro campeonato marca diferencias, y más aún sin Cristiano Ronaldo haciéndole sombra. Su calidad en partidos puntuales da al Barcelona unos puntos extras que son los que le hacen inalcanzable para el resto de los equipos.

Once puntos de diferencia sobre los de Simeone -más el golaverage a favor- cuando quedan 21 en juego es una ventaja más que suficiente para que el Barcelona logre una nueva Liga. Sería la número 26 -10 de 15 en la era Messi- y deja claro que últimamente no tiene rival en esta competición. El Barcelona de Valverde no juega tan bonito como los anteriores, pero es más efectivo y, sobre todo, más regular. Ahí no tiene rival.

El partidazo que podía decidir LaLiga duró 27 minutos, los que estuvo Diego Costa sobre el campo. El hispano-brasileño, en una acción impropia de un profesional y menos en un partido tan importante como éste, se autoexpulsó acordándose de la madre de Gil Manzano a la hora de protestar una falta. El colegiado iba a sacarle una amarilla, pero Costa siguió con la protesta y vio la roja directa dejando a su equipo con 10 durante una hora. Las opciones que pudieran tener los de Simeone quedaron reducidas a cero tras esta jugada. El Cholo sacó a Correa por Arias y puso a Thomas de lateral para recomponer la situación y esperar acontecimientos.

Hasta la expulsión se estaba viendo un partido según lo esperado. El Atlético salió cuatro hombres de contención en el centro (Koke, Thomas, Rodrigo y Saúl) intentando cerrar la zona de confort azulgrana y Valverde salió con todo. Ya tendrá tiempo de hacer rotaciones en Huesca. El Barcelona salió fuerte de inicio y a los 40 segundos ya creó una jugada de las suyas que sembró el pánico en el área rojiblanca.

Mandaban los locales ante un Atlético que estaba a verlas venir y en el minuto 13 pudo llegar el 1-0 después de un sensacional pase de Messi a Jordi Alba, que este remató al poste. Tras una leve mejoría madrileña, en la que tuvieron más el balón y Griezmann -que fue pitado cada vez que tocó el balón- puso a prueba a Ter Stegen con un remate raso, fue Oblak quien salvó el gol con un paradón a un remate por bajo de Coutinho. El brasileño se mostró con más confianza que en otros partidos, lo que también es una buena noticia para su equipo. Luego llegó la expulsión y empezó a jugarse otro partido. El Barcelona se quitó presión al verse con uno más y bajó el pistón hasta que se pitó el descanso.

El Barcelona, por momentos, jugó mejor cuando estaba contra 11 que cuando estaba en superioridad. Y el inicio de la segunda parte fue uno de esos momentos. El Atlético salió mandón en este periodo y Simeone se la jugó sacando a Morata por Filipe Luis. Un cambio con claras intenciones de ir a por el partido, pero que dejaba más desprotegida su defensa, algo de lo que se benefició el Barça.

Mediada la segunda mitad Oblak fue decisivo para que el marcador no se moviera. Salvó un mano a mano con Luis Suárez, detuvo en dos tiempos un disparo de Messi, y finalizó su exhibición con una doble parada a Messi y Malcom. El duelo de los mejores porteros de LaLiga se lo llevó él ya que Ter Stegen apenas intervino a dos disparos de Griezmann.

Las jugadas a balón parado eran el mejor recurso del Atlético. Una falta lateral sacada por Griezmann la remató forzada Rodrigo cuando Giménez llegaba en mejor posición. Trabajo encomiable de un Atlético que nunca renunció al partido pese a jugar con 10. Pero la resistencia del cuadro madrileño duró 85 minutos, cuando Luis Suárez se sacó un disparo desde fuera del área imposible de detener para Oblak. El Atlético se derrumbó tras el gol y un minuto después Messi -tenía que aparecer en este partido- sentenció el choque y LaLiga.

Cerrada la final de Copa de Sevilla y con la Liga en el bolsillo, el gran objetivo del Barça a partir de ahora también está definido: estar el 1 de junio en la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano. Es el camino hacia el triplete con el que sueña todo el barcelonismo y para ello primero tienen que eliminar a un Manchester United en el que centrarán todas sus miras desde hoy mismo. Messi dijo que este año tocaba Champions y parece que ha comprado casi todos los boletos de la rifa.

Como ante el colista, Karim Benzema volvió a enmendar un mal partido del Real Madrid, despedido con una bronca sonora del Bernabéu en el descanso. Resolvió la papeleta el francés además con dos cabezazos rotundos, de esos que definen a un ariete clásico. Lo que no es. Ha sido el clavo ardiendo en la era Zidane, con cinco dianas en los últimos tres partidos. Eso sí, para no provocar unanimidad, acabó el partido fallando un gol tremendo, sin portero. Severo castigo para el Eibar, mucho mejor en el primer tiempo que un Madrid desenchufado.

La estadística en fútbol no suele servir para mucho. Con un solo disparo se pueden conquistar tres puntos. El problema es cuando eres el Real Madrid, juegas en el Bernabéu y no tiras en todo un primer tiempo a portería. Si al balance le añades una sola falta el retrato es el de un equipo inoperante y apático.

Conste que hace bien Zidane defendiendo a los jugadores. Son los mismos que le encumbraron, con tres Champions y una Liga en dos años y medio. Pero queda aún una larga travesía por el desierto. Mueve la alineación, retoca aquí y allá, y el asunto no mejora demasiado.Muchos pensaron que el francés no cogería al equipo en esta tesitura. Ese primer acto frente al Eibar empeoró lo apuntado ante Celta, Huesca y Valencia. Cuesta abajo y sin frenos.

No sirvió la falta de objetivos como explicación. Con la permanencia virtualmente asegurada, el Eibar tampoco tenía grandes metas que alcanzar, más allá de ganar el segundo partido de la temporada al Madrid. Pues bastó imponer el oficio, la colocación y aprovechar la cascada de errores locales para ponerse en ventaja. Varane se llevó la palma por ocupar una posición sensible y cometer fallos groseros en la salida, pero estuvieron mal en bloque. Como un equipo solidario. Todos superados por sus pares. La jugada del 0-1 subrayó el buen hacer armero, con Cote, Cucurella, Escalante filtrando un pase exquisito y Cardona picando sobre Keylor. Un golazo colectivo para desatar la bronca en medio Bernabéu. El otro medio estaba vacío.

Con poco que hicieran los blancos mejorarían ese primer tiempo infame. Es de suponer también que en la caseta alguien daría alguna voz. Que somos el Madrid, hijos. Que no podemos dar esta imagen de apatía. O así. Y aunque el rendimiento defensivo no pasaba de decepcionante, con Varane perdiendo hasta los cuerpeos con Sergi Enrich, en ataque despertó Benezema. Siempre se criticó al francés por su poco espíritu, y cabría preguntarse qué habría sido de este Madrid su orgullo. Persiguió primero un balón perdido para provocar el error de Dmitrovic que acabó en gol, anulado por fuera de juego. Posición muy justa, analizada por el árbitro de VAR. Álvarez Izquierdo. Offside, claro.

En la siguiente no falló. Zidane había mandado a Asensio a la derecha, mejorando notablemente, y desde allí sirvió un centro de caramelo. Con la mala, además. El balón, pasado, encontró al 9 que ofició como tal. Marcó los tiempos, cabeceó picado y anotó el empate. La baja de Ramis, roto en una carrera, restó eficacia a la defensa de Mendilibar, que ante la ausencia de un central tuvo que meter a Orellana y retrasar a Sergio Álvarez. El chileno se desentendió y por ahí se descosieron los armeros.

El Eibar se desplomó en la última media hora, roto por la medular. Apenas pisó área contraria. En cambio, las sustituciones mejoraron al Madrid. Por Modric, muy desacertado, y Bale, reincidente, entraron Lucas, revulsivo, y Kroos. En las botas del alemán nació el segundo, con esa calidad en el golpeo que nadie le niega. Cabeceó de nuevo Benzema a la red, inapelable. Eso sí, todo ese acierto con la cabeza se desvaneció con los pies. Malgastó un mano a mano, salvado por Dmitrovic, y un balón sin portero, regalado por Lucas, para cerrar la función tirando al palo, en un remate parecido al del Huesca. Tampoco mereció el Madrid acabar goleando. Su segundo tiempo fue honrado. El primero, ruinoso. Para meditar sobre el futuro.

Vallecas se agarra a sus esperanzas de permanencia. Y buena culpa de ello la tiene Raúl de Tomás, un delantero llamado a pelear objetivos más ambiciosos. Es verdad que ante el Valencia tiene que compartir méritos con Alberto, que con empate a cero detuvo un penalti a Parejo, pero el delantero es la luz que guía esas aspiraciones.

Y para Paco Jémez, a la tercera fue la vencida. En sus dos primeros partidos, el equipo se había adelantado pero no había aguantado la ventaja. Esta vez sí. El Valencia no pudo dar la vuelta a ese 1-0, que llegó en la primera parte. Y eso que entró con mejor pie al partido. Ferran se plantó dos veces ante Alberto, en jugadas muy similares ganando la espalda del lateral, pero no tuvo frialdad ni acierto en el mano a mano.

La única llegada con peligro del Rayo llegó por un robo de Embarba a Parejo, que quería salir de su área regateando, pero el balón se fue muy cruzado. No era el día del capitán valencianista, que en el minuto 25 dispuso de un penalti, pero su disparo, raso y suave, lo agarró Alberto. Un fallo impropio de un lanzador con la calidad del madrileño.

Apenas seis minutos después llegó el tanto, otra vez en un error de los de Marcelino. Diakhaby se entretuvo en la línea de fondo, se quiso ir de Embarba, pero este anduvo más listo, no sólo para robarle el balón, sino también para marcharse del zaguero y servir a De Tomás, que con una finta ganó la espalda de Paulista. Más allá del gol, el delantero hizo un trabajo excepcional. Se fajó con los rivales, aguantó cuantos balones le llegaron, enfiló la portería en cuanto pudo. Todo un dolor de cabeza para los defensas rivales.

El Valencia buscó la reacción en la segunda parte, pero sin acierto. Comenzó la segunda parte con un disparo cruzado de Cheryshev que buscaba a Kondogbia, que casi bajo palos no pudo dirigir un balón que llegaba con demasiada fuerza. La entrada de Guedes sí dio algo más de claridad en ataque, pero en los últimos metros faltaba acierto. Y, por si acaso, estaba Alberto para desbaratar las ocasiones que llegasen, como un disparo cruzado de Parejo.

El Rayo fue práctico, se armó atrás, no se complicó y buscó sorprender en alguna contra. Tuvo el 2-0, en el 89′, cuando Neto sacó una mano espectacular a De Tomás a bocajarro. Pero justo ese córner lo remató Mario Suárez para hacer que Vallecas disfrutase en los últimos minutos.

El Betis vuelve a asomarse a la pelea por Europa. Justo antes del derbi sevillano en el Sánchez Pizjuán, los de Setién recuperaron la confianza en sí mismos. Lo hicieron agarrados al acierto de Lo Celso y la buena estrella de Pau López. El argentino, con dos goles, inutilizó el tanto de cabeza de Funes Mori y ahogó a un Villarreal que nunca perdió la cara al partido. Su empeño le brindó la oportunidad de rescatar un punto pero Cazorla, en una acción cruel, lanzó un penalti a las manos de Pau López, que aguantó con frialdad en el centro de la portería para devolver la fe al Benito Villamarín. Once metros separan, en este caso, la gloria del desastre.

El Villarreal fue víctima de su dinámica negativa esta semana. En apenas siete días, los de Calleja han dejado escapar un 0-2 en Vigo, un 4-2 ante el Barcelona en los últimos minutos y un penalti en el minuto 89 en el Villamarín que les hubiera dado un punto que, a estas alturas de la temporada, se antoja imprescindible para coger algo de aire.

El Betis seguramente había sido ligeramente mejor en el global del partido. Se resguardó, como siempre, con el balón, pero volvió a sufrir de su fragilidad defensiva en momentos claves. Solo así se explica que, tras golpear primero con el tanto de Lo Celso -en una inoportuna salida de Asenjo- acabase encajando el empate dos minutos más tarde. A balón parado, por dejadez en las marcas. El balance defensivo de Carvalho a la hora de seguir la carrera de Funes Mori es el clásico ejemplo de error individual que desquicia a los técnicos.

Con esa exhibición de virtudes y miserias, a partes iguales, el Betis descubrió el recorrido de Emerson, ovacionó al incansable Guardado y disfrutó de un Jesé en clara línea ascendente. En el Villarreal, neutralizados Samu y Ekambi, los de Calleja solo podían aferrarse al manejo de los tiempos de Cazorla y Morlanes, los únicos capaces de rebajar el ímpetu verdiblanco, más vertical que de costumbre.

Había avisado el Betis en varias ocasiones pero tuvo que ser Lo Celso de nuevo el que castigase a los de Calleja. Al recoger un rechace su propio disparo, y tras una buena internada de Tello, el argentino la colocó lejos del alcance de Asenjo.

Agotó sus cartuchos Calleja poniendo en liza a Bacca y Gerard Moreno mientras el Betis contenía la respiración por la lesión de Canales, con el Sevilla esperando a la vuelta de la esquina. Por más fuerza que juego, Gaspar encontró un penalti en un error grosero de Bartra, que decidió ir al suelo con el brazo en alto. Fue entonces cuando Cazorla se encontró con la sangre fría de Pau López. Error del asturiano o acierto del catalán, lo cierto es que la pena fue máxima para el Villarreal, que regresa al infierno del descenso. Donde unos encuentran dudas, los otros recuperan la fe. Europa todavía puede esperar al Betis.

Sobre Bismarck 11502 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

16 comentarios

  1. Oye amigo bismarcK si me vas a subir no me dejes caer jajajajajajajaj (Antagónico jajajajaj). Bueno nada aunque sea un super detractor del barca es un placer para mi poder ayudar y hacer cosas nuevas esta página lo que no se puede decir es que trabaja mal por lo contrario su trabajo es muy serio y muy bueno felicidades si les gusta seguiremos haciendolo,dejen sus comentarios y las cosas que se puedan cambiar para bien serán aceptadas, queremos hacer algo parecido con la champions saludos a todos.

  2. Muy buena seccion espero que continue ya que da una informacion detallada de los partidos en las grandes ligas y aunque la fransesa esta floja quisiera que hablaran de ella tambien por favor.

  3. Por la premura que saliera y porque ya estamos en modo champions salió un poco regado y muchos espacios pero como todo nuevo va a mejorar y va salir mejor cada semana, pero es muy bueno hacer una constelación de las principales ligas sus resultados, posiciones tabla de goleo y resumen de los principales partidos de la jornada, saludos

  4. Muy buena seccion menos mal que Yan17 se esta tranquilizando, asi es amigo que pertenescas al madrid no te dice que no puedas cooperar con nosotros……muy bien felicidades.

  5. Buen resumen ya hacia falta este complemento en la pagina, ante lo teniamos en la seccion deporte de cubadebate donde Aynier si mal no recuerdo la llevaba siempre en sus articulos y era de mucha utilidad para los que no poseemos los medios para lograr esa informacion, pero bien si se puede lograr como complemento en esta la pagina de todos los buenos azulgranas que somos bienvenido sea.

  6. Por cierto amigos muy pero muy interesante el nivel mostrado por Moises Kean está a un gran nivel 19 años dando la cara con la juve y con la selección, ojo que puede entrar en los planes de muchos clubes de primer nivel

  7. VOY A CITAR A MR. CHIP CUANDO DIJO QUE ESTE TÍO (LIONEL MESSI)CADA VEZ SE INVENTA ALGO DIFERENTE, ASÍ ESTÁN UDS, Y NOSOTROS FIELES SEGUIDORES A NUESTRO EQUIPO Y A NUESTRO SITIO WEB CUBANO, NO DEJAN DE SORPRENDERNOS, HERMOSO TRABAJO. ENHORABUENA!!!

  8. EXCELENTE !!!!!…. Nos hacia falta esa informacion…. Ruego mucho que se mantenga la estabilidad y la inmediatez que nos caracteriza, particularmente en esta nueva sección… GRACIAS INFINITAS A LOS CREADORES DE ESTE MARAVILLOSO BLOG (y también a los colaboradores)..
    VISCA BARCAAAAA !!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*