Marca: Ernesto Valverde, el estratega ganador

FC Barcelona No duda en variar el dibujo y el once ni en dosificar ni en sentar a jugadores en el descanso

Leo Messi se lleva todo el protagonismo, merecidamente, de la victoria de esta pasada jornada en el Benito Villamarín, marcó un hat-trick y volvió a dejar boquiabierto a todo el mundo, pero como el propio futbolista argentino reconoció Ernesto Valverde tuvo gran parte del mérito de un éxito que les ha dejado la consecución del título de Liga en bandeja. El preparador lleva todo el curso dando lecciones magistrales de estrategia, de adaptación, de poder de reacción y de aprovechamiento y dosificación de sus futbolistas. Es un ejemplo de que a los cracks mundiales también hay que dirigirlos. No juegan solos. Ni siquiera Messi.

“No sufrimos en ningún momento. Estábamos muy ordenaditos. Valverde leyó muy bien el partido. Tácticamente, hicimos un encuentro perfecto”. Palabras del crack argentino sobre el juego del Barça en el choque contra el Betis. El Txingurri, sabedor de las virtudes del conjunto de Quique Setién, que ejerce una alta y constante presión y al que le gusta tener el balón y asfixiar al rival, no dudó en cambiar su dibujo y sus piezas y en adaptarse al contrario. Resultado: 1-4 y LaLiga casi sentenciada.

Valverde salió en el Benito Villamarín formando con un 4-4-2. Apostó por poblar la medular y renunciar a hombres de ataque como Coutinho. En el eje jugaron Busquets, Rakitic, Arthur y Arturo Vidal. El chileno tenía como misión presionar al rival y recuperar balones. El Barça necesitaba de hombres que se pusieran el momo de trabajo. Valverde aventuró un partido en el que la posesión y el medio del campo iban a ser protagonistas y se adelantó, siendo su planificación decisiva en el resultado final. Pero no ha sido el único encuentro en el que el preparador ha renunciado a su habitual 4-3-3-. Contra el Sevilla y contra el Rayo, por ejemplo, apostó por un 4-2-3-1. En el descanso del choque contra el conjunto de Vallecas, viendo que el partido estaba un tanto atascado, varió su disposición: Busquets y Arturo Vidal formaron en el doble pivote; Coutinho, Dembélé y Messi en la línea de tres; y Luis Suárez como hombre adelantado. El equipo logró la victoria.

Pero los descansos también han servido a Valverde para modificar sin reparos el once. Contra el Alavés y la Real Sociedad, sentó a Semedo y confió en Coutinho para reforzar el juego ofensivo y buscar más decisivamente el gol. Aunque tampoco ha dudado en amarrar el resultado si lo ha visto peligrar. Así, contra el conjunto de San Sebastián, una vez dominaba en el marcador, sentó a Dembélé y se decantó por Arturo Vidal. O contra el Valencia, en el minuto 46, se dio cuenta de que el experimento de Semedo en el lateral zurdo no funcionaba y sacó a Jordi Alba, al que había querido dar un poco de descanso. Y se ha arriesgado en algunas decisiones, como en el partido de Champions League contra el Lyon. Con el 2-1 no estaba claro el pase a cuartos y sacó al delantero francés. Recayó de sus molestias, pero buscaba una reacción que finamente se produjo. Asume las consecuencias.

El técnico, además, ha intentado este curso, consciente de que fue uno de los errores de la temporada pasada, dosificar más a sus hombres importantes. No sólo lo ha hecho con Jordi Alba. Lo ha hecho con la mayoría de ellos, incluido Leo Messi. Quería que los futbolistas llegaran al tramo de liga en el que se juegan los títulos, el actual, en plenas condiciones. Aprendió la lección de Roma.

Gestión del grupo

Pero Valverde también está dando lecciones de cómo dirigir un vestuario tan exigente y poblado de estrellas como el del Camp Nou. Ha sabido sobrellevar casos de indisciplina como los de Arturo Vidal o Dembélé al inicio de curso. Ha sido capaz de encontrar el punto justo entre el castigo y un rápido perdón. Y está llevando con gran empatía y consideración el bajón anímico y de rendimiento de Coutinho. Pese a que el brasileño está lejos de su nivel, el preparador está manteniendo charlas con él y le está dando oportunidades. Es el fichaje más caro de la historia del club, y la entidad no puede permitirse el lujo de perderlo. Además, cree que el futbolista necesita apoyo. Y él no ha dudado en dárselo. Ni tampoco ha tenido problemas en pedirle ayuda al grupo para solventar los conflictos. Los jugadores le han respondido.

 

Tomado de:https://www.marca.com/futbol/barcelona/2019/03/18/5c8f6b75468aebbf1a8b45a7.html

Sobre Bismarck 11493 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

10 comentarios

  1. Ayer no hizo nada de esto.
    Partido 3-0 y ningún movimiento. Hasta a Cillesen le hubiera dado una oportunidad de jugar en este partido. No dudo de su manera propia de “manejar” el vestuario, y los jugadores se sienten identificados con él, pero en ocasiones creo que no hace los movimientos a su debido tiempo.
    Por ahora a festejar el triunfo y de veras con la diferencia que tenemos respecto a Atletico y Madrid, creo que es hora de “refrescar” a varios jugadores.

  2. cierto era la oportunidad para colocar hasta la tia dle comedor, pero creoq ue en el siguiente si va a dar descanso a no ser que quiera liquidar temprano y descanso despues

  3. Ojalá tengas la razón susana, y lo del año pasado con la Roma le haya servido de escarmiento y en su momento haga los cambios necesarios, pero repito, en caso de alguna EMERGENCIA, se necesita que los jugadores del banco tengan minutos jugados para evitar el “nerviosismo” y hasta ahora ha dado pocos minutos a estos.
    SALUDOS A TODOS Y VIZCA BARÇA

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*