¿Por qué el gesto de caradura fue amarilla y no roja?

Luis Suárez se llevó una tarjeta amarilla de Mateu Lahoz por golpearse su rostro con la mano derecha. Entre el madridismo incluso se reclamó la tarjeta roja, pero la norma impide que un futbolista sea expulsado por dicha acción.

Como era de esperar, el ‘Clásico’ dejó numerosas imágenes que horas después siguen siendo analizadas. Hubo goles, errores individuales y la habitual cuota de polémica de un partido de esta índole. Ramos, por ejemplo, se jugó la expulsión con una entrada sobre un Luis Suárez que también fue protagonista.

Poco antes del gol del Barcelona, el uruguayo peleó en una acción en línea de fondo, que cayó al verde. El ‘9’ azulgrana se giró hacia Mateu, disconforme con la decisión del colegiado y golpeándose con la mano en su mejilla derecha. Lo que de forma común se entiende como llamar caradura a otra persona.

Suárez se llevó amarilla por, como Mateu señaló en el acta, “hacer gestos hacia mí golpeándose la cara con la palma de la mano”. Entre la afición blanca se hizo mención a la posibilidad de que la amarilla fuera roja, pero la normativa lo impide siempre y cuando el gesto se produzca sobre el terreno de juego y con balón en juego.

Así lo explicó Isaac Fouto, periodista de ‘COPE’: “Si el gesto de ‘mucha cara’ lo haces en el campo es amarilla. Si lo haces una vez expulsado (como Cristiano), el árbitro lo refleja en el acta y ya es Competición quien sanciona aplicando el artículo 117, que son dos partidos”.

Esta misma campaña, en Liga, Franco Vázquez fue expulsado con roja directa en el Leganés-Sevilla por realizar el mismo gesto, aunque el centrocampista argentino lo hizo con el juego detenido y camino de vestuarios a causa del intermedio del choque.

Desde: Besoccer.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*