Coutinho sigue en el diván

  • La falta de confianza ha desnaturalizado el juego del brasileño
  • Al brasileño le faltó acierto en dos mano a mano ante Bruno

La falta de confianza es una compañía devastadora para cualquier futbolista. Incluso los más brillantes, aquellos que juegan con la ventaja del talento puro, pueden parecer anodinos.

Coutinho juega con la mirada perdida desde hace semanas. Como si no hubiera sido capaz de digerir la irrupción de Dembélé y se hubiera nublado su futuro en el club.

A día de hoy está irreconocible. Porque un Coutinho sin atrevimiento es mucho menos Coutinho. Ni rastro del jugador que tuvo un impacto inmediato en el Barça cuando llegó la temporada pasada.

Frente al Girona volvió a dejar  una imagen preocupante de melancolía. Y eso que el partido le dio pronto una oportunidad para recuperar la alegría. Un mano a mano con el portero con tiempo para decidir, para marcar y para rebelarse, pero el balón dio en el cuerpo de Bono. El tiro no hizo justicia al juego delicado del brasileño.

Hasta esa jugada estuvo participativo, más cerca del mediocampo, pero el error alimentó la fatalidad en la que parece inmerso desde hace semanas.

Desconectado

Apenas hubo más noticias de un Coutinho despegado del juego y aislado en la banda izquierda. Ni siquiera Suárez (uno de sus grandes amigos en el vestuario) y Messi parecen capaces de levantarle el ánimo.

Jugó 90 minutos, intentó tres remates, recibió una falta y dio 51  pases buenos (8 fallidos)

El brasileño llegó al club con la etiqueta del nuevo Iniesta. Más tarde pareció encontrar acomodo como falso extremo. Pero ahora ya nadie sabe qué tecla tocar para recuperarlo.

Ni siquiera la entrada de Arthur en la segunda parte reanimó a Coutinho. El ex del Gremio volvió a demostrar que su solo presencia ordena de manera natural al equipo. El Barça pareció más estable con él en el campo, Messi marcó el segundo y respiró Ter Stegen, muy exigido todo el partido.

También se tranquilizó Valverde, que estuvo muy encima de Cou todo el partido. El brasileño tuvo una oportunidad final, de nuevo otro mano a mano, pero Alcalá sacó el balón de la línea cuando ya había superado al portero. El mediapunta sigue en el diván.

TOMADO: https://www.sport.es/

Sobre neymar11 2946 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

1 Comentario

  1. Cualquiera puede fallar pero yo lo veo por momentos desconcentrado , la primera oportunidad era de tocarla por encima del portero a ver si entraba y ya , el tiene para eso , pero bueno .

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*