Un Barça irreconocible, al borde del KO en la Copa

  • El Sevilla se impuso 2-0 en la ida de los cuartos de final con goles de Sarabia y Ben Yedder, castigando las numerosas rotaciones de Valverde

  • Tocará apelar a la épica y a Messi para remontar el próximo miércoles en el Camp Nou

El Barça tendrá que remontar un 2-0 al Sevilla el próximo miércoles en el Camp Nou para estar en las semifinales de la Copa del Rey. Los goles de Sarabia y Ben Yedder dejaron al borde de la eliminación a un irreconocible equipo de Ernesto Valverde, quien apostó de forma temeraria por las rotaciones pensando en la Liga y la todavía lejana Champions League. Pero Messi, que lo vio desde su casa, sí estará la próxima semana en el césped. Difícil, pero no imposible.

En un día en el que la noticia estaba en Amsterdam con Josep Maria Bartomeu cerrando definitivamente el fichaje para la próxima temporada de Frenkie de Jong, Ernesto Valverde coló como el que no quiere la cosa una alineación sorprendente en el Sánchez Pizjuán tratándose de un entrenador que en su primera temporada en el Barça se ganó la fama de conservador por arriesgar poco incluso en una Copa del Rey que invitaba a más rotaciones. Pero en esta edición, en una ida de unos cuartos de final de altos vuelos, pareció alinearse con los muchos que defienden que esta competición, que obliga a jugar cada tres días en enero y que el Barça ha conquistado en las últimas cuatro ediciones, acaba pasando factura física en las eliminatorias decisivas de la Champions League. Si ya dejó a Messi y Sergio Busquets en Barcelona, además de los lesionados Dembélé y Umtiti, también sentó en el banquillo a Jordi Alba, Coutinho y Luis Suárez junto a Ter Stegen. Con sólo un entrenamiento con sus nuevos compañeros, debutó Kevin-Prince Boateng de inicio formando una dupla enigmática en ataque con Malcom, con Aleñá de mediapunta. Y se intuye que de no estar sancionado Murillo también habría descansado Piqué. Tampoco es habitual ver a Semedo de lateral zurdo… Se la jugó.

Tampoco los sevillistas quedaron seducidos por el once de Pablo Machín, al que le pedían un once de gala desde el momento en el que se supo que no viajaba Messi, su verdugo habitual. Pero siguió confiando en Juan Soriano, portero canterano que disputa la Copa, y dejó en el banquillo a André Silva, Franco Vázquez y Carriço, además de su portero titular, Vaclik. En la grada, el lesionado Munir, sin posibilidad de enfrentarse al equipo al que pertenecía hasta hace unos días.

Pese a la revolución y la falta de compenetración, el Barça hizo un serio inicio de partido gracias al control de Arthur y Rakitic y a la seguridad del tándem defensivo Piqué-Lenglet. Boateng se peleaba arriba con Kjaer y se ofrecía de espaldas a portería jugando de cara para Aleñá y Vidal, que se turnaban en la media punta. No creó peligro el equipo azulgrana en la primera media hora, pero tampoco el Sevilla apretaba demasiado, como desconfiando de un once tan atípico del Barça. Algún centro peligroso de Navas ante un desubicado Semedo en la banda y poco más.

La tranquilidad se rompió en el minuto 25 cuando Del Cerro Grande consultó el VAR para saber si había mano y posible penalti de Vidal tras un centro lateral de Escudero. Se tomó su tiempo y acabó haciéndose un lío con la señal de su brazo. Parecía que pitaba el penalti y acabó siendo córner. Ruido innecesario en el Pizjuán. Más lógicos fueron los gritos de admiración tras cada recorte de Ben Yedder dentro del área en el minuto 35 hasta que disparó alto. Había dejado en el suelo a Piqué, Sergi Roberto y Lenglet con la mejor acción del partido hasta ese momento. Un lujo.

Eran los mejores minutos del Sevilla, pero curiosamente llegó la gran ocasión del Barça. Gran pase de Arthur a un inteligente desmarque de Malcom, regate del brasileño al portero en carrera, pero remate al lateral de la red con toda la portería para marcar, sin el ángulo ideal, pero con la izquierda, su pierna buena. Decepcionante final a una gran jugada.

Se había abierto el partido antes del descanso y Cillessen tuvo que lucirse ante un remate a bocajarro de Ben Yedder, logrando que se llegara al descanso con 0-0. El Sevilla comenzaba a soltarse, pero también podía dejar algún hueco.

Efectivamente, en la segunda parte el Sevilla ya apretó en serio, con Navas poniendo un centro tras otro y ganando el pulso a Semedo. Asistió a Amadou, que perdonó el 1-0, pero no hizo lo mismo Sarabia en el 57, aunque el centro le llegó desde la izquierda, de Promes. Conectó una volea cruzada que superó a Cillessen.

El equipo andaluz lo estaba buscando más y lo merecía. Y pudo ser peor, porque en los tres minutos siguientes Ben Yedder y Escudero buscaron el 2-0.

Valverde pasó a la acción dando entrada a Luis Suárez y Coutinho por Boateng y Malcom. Y el brasileño rozó el larguero en el 64’ nada más entrar. Fue otro Barça más dominador, pero con el Sevilla agazapado a la espera de cazar una contra ya con André Silva por el lesionado Navas. Y así ocurrió: tras una pérdida de Coutinho, disparo cruzado que todos dieron por perdido menos Ben Yedder. 2-0.

Más difícil y otro titular al campo, Jordi Alba, en busca de ese gol imprescindible para no tener que apelar a la épica en la vuelta. Lo rondó Luis Suárez con un disparo cruzado.. Y nada más.

Ficha técnica

Sevilla FC-FC Barcelona 2-0

Sevilla: Juan Soriano; Mercado, Kjaer, Sergi Gómez; Jesús Navas (André Silva, 70’), Banega, Amadou, Sarabia (Franco Vázquez, 55’), Escudero (Arana, 88’); Ben Yedder y Promes

Entrenador: Pablo Machín

Barça: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Semedo (Alba, 80’); Arthur, Rakitic, Arturo Vidal; Malcom (Coutinho, 53’) Aleñá y Kevin-Prince Boateng (Luis Suárez, 53’)

Entrenador: Ernesto Valverde

Goles: 1-0, Sarabia (57’); 2-0, Ben Yedder (76’)

Espectadores:.42.000 en el Ramón Sánchez Pizjuán

Árbitro: Del Cerro Grande (madrileño). Tarjetas amarillas a Sergi Gómez (73’), Alba (83’)

TOMADO: https://www.mundodeportivo.com/

Sobre neymar11 2948 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*