Caso Coutinho: “¿Sin solución?”

¡Hola Azulgrana! Un saludos bien culé de su 9, que ha decidido ceder a Chapete la tarea de “cuquear” a los madridistas, en vistas a que no puedo escribir regularmente pues mi trabajo en plena zafra azucarera no me lo permite. No obstante siempre hay tiempo para algún que otro análisis “crítico”, que hoy tiene como objetivo la situación que vive al día de hoy “Phil” Coutinho en el FC Barcelona.

La presión existe y aplasta corazones

“No todo lo que brilla es oro”, reza el refrán popular que aplica perfectamente al caso de Coutinho, pero no para negar la calidad del futbolista, sino para quitarle un peso de encima que de seguro carga al día de hoy por llevar la etiqueta de “el más caro” de la historia del Barca. Phil llegó al Barca bajo la presión de ser el relevo de Iniesta y con 160 millones en sus espaldas. Esta cifra exagerada, condicionada por un mercado de fichajes cada día más “inflado” y por la urgencia del FC Barcelona de traerlo en Enero para tener ya en casa el relevo de Andrés, le pusieron al fichaje una clausula extra no escrita de rendimiento y regularidad.

La presión de ser “vital” quizás pueda ser sobrellevada, pero la de ser un fichaje record que puede ser señalado al más mínimo fallo quizás no tanto. La presión que se auto-impone Coutinho se ve reflejada en su cara cada vez que su disparo más efectivo no termina en gol o cuando pierde un balón luego de un slalom cerca del área. El jugador se frustra y es quizás la propia frustración quien le impide ejecutar bien la próxima jugada, jugar bien el próximo partido e incluso llevar a cabo, bajo los ojos del entrenador, un entrenamiento que le convenza.

La presión es invisible, pero existe. Nos preguntamos: “¿pero qué le pasa?¿está fuera de forma? Pero si le veo bien”. Pero nada más lejos de la realidad. La mente juega un papel tan importante como el estado físico. A esto le añades un Arthur y un Dembelé (las posiciones que podría disputar Coutinho) que se han ganado su puesto en el 11 inicial a golpe de buenas actuaciones y la presión se multiplica por 3x.

La otra cara de la moneda

El año pasado tuve la oportunidad de leer un artículo bastante interesante titulado “El día que Klopp descartó a Coutinho y desató al Liverpool” publicado en la versión digital de El País. Según un empleado del club inglés Klopp opinaba que Coutinho, carecía de la potencia física necesaria para el “estilo” Liverpool y cito: “…era un magnífico jugador intermitente. Su sistema cardiovascular no le permitía realizar esfuerzos en los niveles de Firmino, Mané, Can, Wijnaldun, Milner, Oxlade-Chamberlain o Lallana.”. Además rezaba que no le veía de interior, pues consideraba que su mayor potencial salía a flote como extremo. Kloop fue tajante: “Coutinho es un fabuloso delantero pero nunca se sentirá cómodo en el 4-3-3 como interior; y mucho menos si tiene que jugar en el puesto de Iniesta en el 4-4-2 que practica Valverde en fase defensiva, en donde los recorridos más largos deben hacerlo las alas. Iniesta es un fondista. Coutinho no”. Pero aun hay más: “Incluso cuando lo colocó como extremo, comprobó que se desenganchaba en los repliegues”

Al principio no lo tomé como algo tan grave, pues el juego del Barca al ser de toques, posesión y construcción meditada, quizás resultaría perfecto para Coutinho. De lo que no me percaté fue de las carencias defensivas de “Phil” que más tarde se evidenciaron cuando Valverde lo adelantó a la posición de extremo, pues Dembelé en esa posición y “Cou” como interior dieron al traste con el 4-3-3 de inicios de temporada con goles no deseados, que luego con Arthur jugado de Iniesta, dio más solidez al equipo del centro hacia atrás. Con Coutinho de extremo se ganaba en gol y en defensa, siempre con el defecto del “colgado” en los repliegues defensivos que mencionaba antes Klopp y que es real.

El factor Dembélé

Sin poder obviar el hecho de que Arthur Melo cumple mejor de interior que “Phil”, solo va quedando la opción del extremo izquierdo para que tenga los minutos que merece un jugador de su calidad. Dicha posición parecía bajo su señorío mientras Dembélé estuvo perdido en indisciplinas y bajo rendimiento, pero ahora que el galo está en un estado de forma y gracia ideal, Coutinho ha quedado en jaque después de varias malas actuaciones antes y después de su lesión.

El último partido de Liga indica que Coutinho puede haberse recuperado totalmente psicológica y físicamente después de una desastrosa copa, pues su actuación fue para destacar. Pero ya luego sigue estando Dembélé ahí, para recordarnos a todos que es también un jugador excepcional, que aporta al Barca algo que no tiene y le faltaba, velocidad + desequilibrio + potencia física, todo en un mismo “pack”, haciéndole el extremo que necesita el Barca ahora mismo, pues traduce sus potencialidades en goles y asistencias. Bastó entrar Dembélé en los últimos minutos del mismo partido, para que saltara a la vista.

Las opciones

Después de la evidencia dejada atrás por media temporada, tenemos un extremo izquierdo en el Barcelona sin dueño absoluto. Podemos asegurar, que si ambos continúan rindiendo lo van a compartir y dependiendo solo de esto (rendimiento) jugará uno más que el otro. Por demás considero que los partidos más importantes (todos lo son) serán dados al que mejor se esté desempeñando en el momento. También considero que de seguir esta tónica, uno de los dos pudiera salir la temporada que viene buscando más protagonismo.

Es una verdadera lástima ver a un jugador como Coutinho en esta situación, pero es inevitable que esto ocurra en un Club como el Barca, donde suelen converger tantas estrellas. Si desea continuar deberá o aceptar el rol actual o bien superar a su compañero en todo. Sin embargo, el reclamo de sus agentes ante la falta de minutos, evidenciándose un “bajón” de rendimiento del brasileño, me hacen inclinarme a pensar que se marchará antes de compartir, esta también es una opción.

Queda ver como se resuelve este caso, donde, mientras Cou esté feliz y rinda, es todo ventajas de cara a la parte más complicada de la temporada. Por ahora quedaremos expectantes y pidiendo que todo salga bien para el Barca. Ya habíamos resuelto el caso “Vidal”, luego el “Dembélé”, ahora nos surge un “Coutinho” que no tiene solución definitiva ¿cuál será el próximo? Me inclino por el lateral derecho… ¿Semedo o Sergi? De pronto las lesiones hasta parecen soluciones.

Sobre Pepe Valdés 89 Artículos
¿Estais bien? Y yo que me alegro. Para los que no me conocen soy Pepe Valdés, cubano de nacimiento pero me creo español, mi dorsal es el 9 pues a la mínima oportunidad te marco un golazo que te dejo loco. Fiel seguidor del FCB y del chiquitito (Messi). Deja tu comentario y hazme saber tu opinión, sea cual sea ¡Será bien recibida!

4 Comentarios

  1. De acuerdo completamente contigo herma.
    A mí entender a Coutinho lo mandó al banco Arthur, que pocas veces se equivoca en los pases (aunque tiene que mejorar el pase vertical), pero nos da una seguridad atrás increíble, es una ayuda extra en un esquema 4-3-3 con el cual no nos podemos dar el lujo de tener a MESSI-SUÁREZ-DEMBELÉ-COUTINHO pues atrás quedaríamos muy mal parados en los contragolpes.
    Me parece que Coutinho está en buena forma, lo que le ha ganado mucho el factor psicológico, que al final es lo más importante en el DEPORTE y la vida misma.
    Él quiere hacer las cosas bien, se siente bien, pero en su cabeza no todo está bien. Tiene un cortocircuito que ni el mismo M@ndy sería capaz de explicarnos.
    Esperemos entonces lo mejor para el Barça, porque lo mejor para Coutinho era una lesión de uno de sus compañeros y eso no lo queremos ni imaginar.
    Lo cierto es que Cou se tiene que convertir en el jugador #12 y ganarse la confianza de Valverde con el cual ha perdido un poco de protagonismo.
    Tranquilidad pido en este tema, mucha tranquilidad Azulgranas, lo mejor para el Barça y estemos convencidos que Coutinho nos será muy pero muy importante en el trofeo más grande: LA CHAMPIONS ——- Él nos lo dará. Recuérdenlo!!!!!!!!!

  2. Complicado el caso Coutinho. Como barcelonista no queria hacer caso de las palabras de Klopp, pero algo de razon tenia.
    ME parece que la opcion para Coutinho es jugar en una banda, Dembele en la otra y Messi volver a su posicion de falso nueve. Esto dejaria fuera a Luis Suarez. Luisito es un crack, pero no es el futuro.

    Suponiendo que Suarez termine su ciclo en Barcelona, no tiene sentido buscar a otro 9 puro, primero porque escasean demasiado y otro Luis Suarez a precio normal seria imposible, segundo porque no tendria sentido poner a hacer los goles a un 9 de medio palo, teniendo al mejor jugador del mundo en el area.

    Seria mejor tener a los dos fichajes caros arriba, al lado de Messi, esto dejaria espacio para libre para Arthur, Busquets en su posicion y el otro espacio del medio campo seria Rakitic. Vidal seria el sustituto perfecto para que Rakitic y Busquets uedan rotar de vez en cuando cosa que practicamente nunca hacen. Al final los tres, Rakitic, Busquets y Vidal se rotarian permanentemente, con dos en la cancha y otro descansando o al menos jugando los minutos finales, asi los tres estarian siempre frescos.

    Saludos

  3. todo esto esta muy bonito pero por favor no lo vendan es el 2do mejor jugador de Brazil para mi gusto despues de ney y me doleria no tenerlo como cuando se fue ney.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*