Todibo: así se fabricó un central

Todibo: así se fabricó un central

Jean Clair Todibo. Toulouse. Fútbol (Toulouse FC)

Alain Casanova, el entrenador que logró meter al Toulouse en Europa League, regresaba este año al banquillo del equipo donde había triunfado durante siete temporadas. Tras su paso por el Lens regresaba a su Toulouse donde, de buenas a primeras, se encontró con un problema: el defensa central titular, Issa Diop, era traspasado al West Ham por 25 millones de euros. El problema añadido es que la secretaría técnica tardaba en encontrarle un sustituto. Así, Casanova decidió llevarse de pretemporada al mediocentro del equipo filial que, a los 18 años, despuntaba por toque y potencia. Era Jean-Claire Todibo. A los pocos entrenos, Casanova, que había jugado de portero durante toda su carrera, vio en el espigado mediocentro (1.90), un central en potencia. A los pocos partidos de pretemporada se había dado cuenta que recuperaba bien después de regate, que era muy rápido a pesar de su envergadura, que iba muy bien de cabeza y que, defensivamente, era muy difícil de superar. Además, a Casanova le gusta salir combinando desde atrás y Todibo, a pesar de su inexperiencia, le daba ésta posibilidad. Empezó la Liga y al Toulouse, con Todibo en el banquillo, encajó cuatro goles en el estadio del Olympique de Marsella.

A partir del segundo partido, Casanova le dio la titularidad como central a un Todibo que, hasta que salió al campo, no estaba convencido al 100% que él, en el fútbol, podía ser central. Cuando finalmente en octubre, el Toulouse logró fichar un central veterano como el exsevillista M’bia, Todibo ya era el titular indiscutible. En tan sólo 4 meses, en 9 partidos y medio, ya ha fichado por el Barça de Messi.

¿Qué le pasó a este internacional sub-20 de Francia, desde su debut profesional hasta llegar a estampar su firma por el Barça en tiempo récord, con la etiqueta del ‘nuevo Varane’? Los grandes clubes de Europa vieron en él, partido a partido, lo mismo que veía la afición del Toulouse y enamoraba a Casanova: un central con la salida de balón jugado como principal virtud, con gran potencia física y visión de juego para anticipar acciones defensivas o para salir al ataque. Un chico tranquilo, poco conflictivo, de origen humilde que supo resarcirse de un día muy negro. En la jornada 4, en su tercer partido, Todibo dejó a su equipo con 10, muy pronto, por dos jugadas donde se lió él sólo. El Toulouse ganaba 0-2 en el campo del Guingamp. Todibo tenía ya una amarilla y, en el minuto 26, después de regatear en defensa y perder el balón, cometió una zancadilla que le costó la roja.

Después del pertinente partido de sanción, había expectación por ver la forma como Todibo volvía al equipo. Lo hizo con la tranquilidad de un veterano, jugando de la misma forma ante el asombro de todo el staff. Es más, aunque su pierna es la derecha, el entrenador le hacía jugar en un lado o en otro en función de las habilidades de su compañero en la zaga. Sabía que Todibo no tendría problema en ninguna de las dos posiciones.

En el Barça llega para jugar en la derecha, para aprender de Piqué y, cuando sea el momento, dentro de dos o tres años, poderle dar el relevo. Es la idea. Veremos si supera el examen del sistema de juego del Barça y la presión que significa el Camp Nou.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20190110/454055835634/todibo-asi-se-fabrico-un-central.html

Sobre Bismarck 11502 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*