Complaciendo peticiones :Riqui Puig, el nuevo ‘wonder boy’ que pisa fuerte en el Barcelona

ESTRELLA EN CIERNES EN EL BARÇA

Riqui Puig, el nuevo ‘wonder boy’ que pisa fuerte en el Barcelona

En contadas apariciones con el primer equipo, Riqui Puig ha robado ya el corazón al barcelonismo. La joya de La Masia promete emociones fuertes en Can Barça, y ya son muchos quienes le ven como el futuro Andrés Iniesta. Pero… ¿quién es realmente?

Dice la leyenda que creció con sueños imponentes, y que en las categorías inferiores empezó a destacar a base de regates indescifrables, una técnica sublime y una aceleración vertiginosa al acercarse a la portería contraria. Nunca tuvo mucho cuerpo para esto del fútbol, pero sí un talento innato que le llevó a destacar a temprana edad entre los grandes y, poco a poco, hacerse un hueco hasta convertirse en un mito tanto para el FC Barcelona como para la Selección Española. Les suena la historia, ¿verdad?

Hablamos de Don Andrés Iniesta, quien con sus pases, regates y goles nos enseñó que se puede ser uno de los mejores de la historia y también uno de los más humildes. Entró en el Barça sin hacer ruido, y se marchó del Camp Nou por la puerta grande, manteado por sus compañeros y como el jugador con más títulos de la historia del club, con permiso de Leo Messi.

Pues bien, estimados amantes del fútbol, si alguno de ustedes tuvo la oportunidad de escuchar a Riqui Puig justo después del partido contra la Cultural Leonesa, seguro que una sonrisa se le dibujó en el rostro. ¿Acaso no les recordó a Andrés Iniesta tras su debut con el primer equipo del Barça, hace ya más de dos décadas? La misma voz de adolescente, la misma timidez de quien todavía no ha conseguido nada y la misma ambición de quien lo quiere todo, absolutamente todo en este glorioso deporte.

“No me lo esperaba. La ilusión de debutar en el Camp Nou con toda la afición fue increíble”

Riqui Puig apenas dispuso de unos minutos el miércoles contra la Cultural, pero bastó para confirmar lo que ya anticipó durante la pretemporada: que tiene unas condiciones de juego inmejorables para triunfar en el FC Barcelona. Recuperó balones, movió el esférico de un lado a otro con criterio y velocidad de decisión, aceleró cuando debía hacerlo y, con regates endiablados, tanto con el balón como con el cuerpo, recordó al mismísimo Iniesta para hacerse espacio, ver los desmarques y poner una asistencia de gol a Denis Suárez.

Sólo le faltó hacer la famosa ‘croqueta’ de Iniesta, aunque estuvo a punto cuando arrebató al portero un balón que traspasó la línea de fondo por muy poco. Riqui Puig ilusionó a los aficionados del FC Barcelona, y lo hizo además con ese carisma especial de quienes se sabe que, tarde o temprano, triunfarán. La prensa española, y también del resto del mundo, se hizo eco de su debut oficial, de la misma manera que presagió también a una estrella en ciernes cuando culminó grandes actuaciones durante la pretemporada 2018.

Hasta Genaro Gattuso, entrenador y mítico ex jugador del AC Milan, se deshizo en elogios hacia él tras el Milan-Barça en Estados Unidos, asegurando que Riqui Puig sería un ‘crack’ siempre y cuando supieran llevarle por el buen camino. Parecía incluso que quisiera llevárselo ya a Milán para ponerle de titular en el centro del campo ‘rossoneri’, muy debilitado en los últimos años.

Una escena que, a algunos, también les recordaría a cuando Capello, tras el Gamper de 2005 en el Camp Nou, quedó prendado de Leo Messi y quiso llevárselo a Italia, aunque fuese como cedido. Resulta lógico que los entendidos del fútbol vean en Riqui Puig algo especial, la esencia innata de quien puede llevar el balón enganchado a la bota sin ningún esfuerzo, esconderlo y soltarlo a su antojo. Pero, ¿quién es realmente Riqui Puig?

Riqui Puig, esperanza de La Masia y culé empedernido

“No me lo esperaba. La ilusión de debutar en el Camp Nou en partido de Copa del Rey con toda la afición era increíble”, dijo Riqui Puig momentos después de debutar en el Camp Nou, el club al que asistía con su padre desde los tres añitos, y cuyo césped ahora ya tiene la oportunidad de pisar con la camiseta del primer equipo. “Siempre intento jugar de la misma manera, sea donde sea. En el Camp Nou intenté demostrarlo, pese a los nervios”.

Nervios de principiante, que no le impidieron lucir sus mejores cualidades y respaldar la opinión unánime del Camp Nou. “Este chico me va a dar tardes de alegría”, habría dicho el estadio si tuviera voz. A finales de febrero de este mismo 2018 debutó con el filial ante el Nàstic de Tarragona, y tras brillar en la gira veraniega en Estados Unidos, ahora Riqui Puig ya ha debutado oficialmente con el primer equipo.

Aterrizó en las categorías inferiores del Barcelona procedente del Jàbac, como Sergio Busquets años atrás, y no dudó en tomar el dorsal ‘8’, el que había lucido Andrés Iniesta hasta su despedida, durante la gira norteamericana. A sus 19 años, Riqui Puig es la joya de la Masia, el jugador que encarna mejor que ningún otro el ‘ADN Barça’, con una técnica inaudita y una visión de juego que es un regalo para sus compañeros. “Esperamos mucho de él”, dijo Valverde en el mes de abril, cuando ya empezó a entrenar de vez en cuando con el primer equipo. Un anticipo de la ilusión que ha empezado a generar, ya, en un barcelonismo que le ve como el futuro sucesor de Andrés Iniesta.

Plan físico especializado para rendir entre los grandes

Quien haya visto jugar a Riqui Puig, se habrá dado cuenta de que suele ser el más ‘pequeñín’ de los que persigue el balón. Una especie de ‘pulga atómica’, como llamaban al principio a Leo Messi, aunque eso le permite tener un tren inferior más dinámico y desequilibrante, lo que dificulta a los defensores rivales arrebatarle el balón y permite a Riqui moverse con más soltura.

Mide 1,69 metros y, pese a no llegar al 1,70, los médicos aseguran que sigue creciendo, y que probablemente llegue a ese mínimo. De todas formas, tampoco tiene por qué ser un inconveniente. Ludovic Giuly ya triunfó en el Barça con su 1,68, y no puede decirse que los ‘locos bajitos’ del Barça (Messi, Xavi, Iniesta…) y de la Selección (Silva, Isco…) hayan destacado primordialmente por tener un físico portentoso.

Eso sí, Riqui Puig está siguiendo en la actualidad un plan especializado para ganar masa muscular y resistencia, con el objetivo de que pueda aguantar mejor las acometidas de los jugadores rivales, como se hizo en su día con Leo Messi, Neymar Jr o el mismo Andrés Iniesta. Pese a día de hoy 59 kilos, y el objetivo es que gane peso en forma de músculo, aunque sin mermar su velocidad y arranque con el balón. Riqui Puig aún está en fase de crecimiento, por lo que el físico es algo que mejorará de forma progresiva, y que por ahora no tiene por qué impedirle seguir desarrollándose en la élite, más allá de que corra el riesgo de sufrir alguna lesión.

Quiere triunfar en el Barça, pero con los pies en el suelo

Riqui Puig tiene claro que quiere dedicarse al fútbol de élite, si es posible en el FC Barcelona, el club de su corazón. Pese a todo, su familia y entorno más directo no dejan que se le suban los humos, y Riqui se mantiene con los pies en el suelo, consciente de que a sus 19 años todavía no ha conseguido nada. Está estudiando un módulo organizado por el FC Barcelona, y es uno de los más de 80 jóvenes del club que, junto a una veintena de entrenadores, participan en un proyecto de ‘formación profesional’, llamado +Qesport.

Se trata de un acercamiento al ‘Rookie Program’ que se realiza en la NBA con los ‘novatos’, y que incluye cinco clases presenciales de tres horas, además de trabajos adicionales en días variables a través de una aplicación móvil. Permite realizar proyectos de aproximación al marketing (marca propia), comercio, redes sociales, comunicación y otros ámbitos que interesen al joven futbolista en cuestión. En definitiva, una oportunidad de seguir estudiando y formándose académicamente, olvidándose por momentos del ruido exterior del fútbol. Algo que sin duda puede ir muy bien a Riqui Puig para mantenerle tranquilo en Can Barça, aunque sin perder la ambición que caracteriza a un futbolista de su edad.

Cláusula de ‘crack’ en el FC Barcelona

La situación de Riqui Puig está llena de contradicciones, porque pese a que desde una parte se insta al jugador a que continúe llevando una vida relativamente normal, dispone de una cláusula de auténtico ‘crack’ en el FC Barcelona. Hace unos meses, Riqui Puig firmó la renovación con el Barça por tres temporadas más dos opcionales.

Amplió el contrato hasta 2021 y se estableció una cláusula de rescisión de 100 millones de euros, la misma que tiene otro canterano como es Chumi, un central con mucha proyección. Solo se decidió doblar esta cantidad con Oriol Busquets, otra de las grandes esperanzas de La Masia, que este miércoles también jugó contra la Cultural Leonesa y dispone de una cláusula de 200 millones.

Bartomeu parece haber aprendido la lección con sus jóvenes estrellas en ciernes. Hay que cuidarles y hacer todo lo posible para que no se marchen por la puerta de atrás. Con Riqui Puig, dadas sus ganas de triunfar en el primer equipo del Barça, no parece que eso vaya a suceder jamás. Mucho ánimo, Riqui. El futuro está en tus manos.

Tomado:https://www.fcbarcelonanoticias.com/riqui-puig-nuevo-wonder-boy-pisa-fuerte-fc-barcelona-219181-2018-12.php

Sobre Bismarck 11531 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

2 comentarios

  1. Para el usuario Enrike que pidió información acerca de Ricard “Riqui” Puig Martí y para todo aquel, que como yo también quería saber más acerca de este “gigante”… aquí tienen una panorámica de lo que es Riqui.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*