Un empate salvador pero…

Un empate salvador pero…

El Barça logró igualar el gol del Atlético en el Wanda Metropolitano
El Barça logró igualar el gol del Atlético en el Wanda Metropolitano (José Antonio García Sirvent – José Antonio García Sirvent)
Josep Maria Minguella

Después del parón FIFA, con esta competición que hoy juegan unos, mañana otros, en la que hasta Alemania desciende, Koeman vuelve a triunfar y España desaparece -ni gana ni baja- vuelve la Liga, que llena todas las semanas a los futboleros. Y vuelve el Real en Eibar, donde los blancos vuelven a ser los blancos, es decir, le cascan tres goles y empiezan las dudas sobre el nuevo técnico. Dudas que me parecen que no son tales. Este grupo tiene nulas posibilidades de que funcione bien. Al menos, en un campeonato de regularidad como es la Liga, escasean sus ‘chances’ de triunfar.

Luego, a caballo de las informaciones que iban llegando desde Buenos Aires, donde se confirmaban los temores, dejando en evidencia a las autoridades locales, a las federativas e incluso a la Conmebol y a la misma FIFA, se tuvo que aplazar la ‘gran final’. Y así llegamos al ‘partido de la jornada’. Primero contra segundo en el Wanda.

Partiendo de la base de que Simeone tiene su manera de entender el juego, al argentino hay que reconocerle que ha revitalizado a un club que había perdido su vuelo y lo ha puesto en el primer nivel. No solo eso, sino que lo ha ido manteniendo a base de una forma de juego determinada, traspasando futbolistas, fichando a estos y a otros y consiguiendo unos excelentes resultados.

El presupuesto del Atético es la tercera parte del Real Madrid y del Barça y, sin embargo, el equipo ahí está. El Barça le tiene tomada la medida, al menos en campo propio. El Atlético no consigue ganar a los blaugrana en la Liga con Simeone. No son partidos locos como eran los de otras épocas, de las que se recuerdan resultados con muchos goles, emoción y redes ocupadas. El partido del sábado fue uno más de los de la nueva etapa. Bloques herméticos, con mayor posesión del balón del Barça, pero sin ningún peligro. Fue un encuentro en el que la pelota se volvía mayoritariamente entre la raya frontal de las dos áreas. Al Atlético ya le va bien la cosa y, aunque el Barça sacó muchos más córners y faltas, prácticamente no chutó una sola vez entre los tres palos.

Los locales no sacaron su primer córner hasta mitad del segundo tiempo. Tampoco habían chutado a portería y, sin embargo, consiguieron adelantarse por medio de Diego Costa, que marcaba por primera vez en no sé cuánto tiempo.

Con el 1-0, la ineficacia visitante era perdedora. Aparecieron Dembélé y Malcom. Atacantes, extremos, chutadores. Y fue Dembélé el que hizo un gol de los suyos: control,, cambio de pierna, tiro duro y cruzado. Como el de Vallecas, pero al otro poste. Y pasando por entre las piernas de Oblak. Empate en el último suspiro. Otra vez el equipo tiene que recuperar un resultado en contra y lo hace hacia el final. ¿Y si empezáramos atacando y marcando primero? Creo que los culés estaríamos más tranquilos y divertidos. Seguiremos esperando.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/opinion/20181126/453146235534/minguella-opinion.html

Sobre Bismarck 11531 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*