Un once lleno de incertidumbres

Entrenamiento del Atlético de Madrid.
Entrenamiento del Atlético de Madrid. (MD – MD)

El Atlético de Madrid apenas tendrá tiempo material para preparar uno de los partidos más importantes del año. Medirse al FC Barcelona ya es una de las pruebas más duras que pueden tener los equipos en este momento, pero hacerlo en las condiciones en las que lo hará el equipo colchonero aún parece una empresa más compleja, si cabe. Y es que el once que presente Simeone este sábado está lleno de incertidumbres a cuatro días para el partidazo.

Empezando por el hecho de que en este momento son siete los jugadores que no cuentan con el alta médica. Dos de ellos, Thomas Lemar y Koke, que se entrenan sin problemas desde hace días, lo tendrán antes del fin de semana; y habrá que ver qué pasa con el resto de compañeros que están en el dique seco. A ello se le suma que muchos de los jugadores, media docena vuelven de sus selecciones, con lo que de cansancio adicional suma, especialmente en los casos de Filipe Luis y Correa, que serán los últimos en integrarse. Lo del brasileño está claro porque Simeone tiene poco o ningún margen de maniobra en la defensa, así que tendrá que ser titular sí o sí.

LA DEFENSA EN CUADRO

De todas las líneas, la más compleja de formar será la defensa porque es donde en este momento hay un mayor número de bajas. Los cuatro centrales están lesionados, aunque hay señales que apuntan a que al menos Lucas Hernández estará listo para el partido del sábado. El francés tiene un problema en el aductor pero durante la semana pasada ya entrenó algún día, aparte, sobre el césped, lo que hace ser optimistas.

También tuvo trabajo alternativo sobre el césped José María Giménez, lesionado en los isquiotibiales. En su caso parece menos probable que pudiese llegar pero nos tiene acostumbrados a milagros de este tipo habitualmente. Con todo, el jugador ya se ha roto un par de veces este curso por forzar demasiado, con lo que su participación puede acabar por ser el resultado de su situación, sensaciones, más la valoración de riesgo/necesidad ante un rival como el Barça.

En el caso de Savic, que tiene una contusión en el muslo que ya le dejó fuera durante semanas, puede ser la solución. El montenegrino viajó a su país la semana pasada para ser visto por los médicos de su selección y este martes trabajó con el grupo. Parece aventurado adelantar si estará pero hay que ser optimistas. El que parece descartado es Diego Godín, que también está lesionado en os isquiotibiales.

Si Simeone sólo cuenta con un central para el partido del Barça, la solución pasaría por Saúl en el centro de la defensa, opción que ya ha usado Simeone en algún momento, o la quizás algo más arriesgada por la entidad del rival, en las botas de Francisco Javier Montero, que ya tuvo que ser titular en el choque ante el Athletic de Bilbao en la última jornada. Los laterales serían para Arias o Juanfran en el derecho; Filipe en el izquierdo.

EL MEDIOCAMPO CAMBIANTE

La situación del equipo en este momento en cuanto a bajas, abre la opción a que el pivote sea la línea cuyos cambios puedan balancear otros. Podría entrar Thomas Lemar, que está recuperado y fresco. Tenemos que tener en cuenta también que Koke está recuperado con lo que todo hace indicar que volverá al once inicial. Y de su posición dependen otras.

El timón del equipo ha virado en estos últimos partidos, hacia el formado por Thomas y Rodrigo. Con un resultado inmejorable por lo visto. Tres victorias y un empate para el equipo con ellos al mando, con exhibiciones como la del Athletic -un gol para cada uno y una asistencia del ghanés-. Pero la dupla más usada ha sido la formada por Rodrigo y Saúl, que ha jugado nueve partidos, con un balance de seis victorias y tres empates.

Claro, si Saúl tiene que retrasar su posición al centro de la defensa se aclararía mucho el panorama, porque Simeone podría apostar por Thomas y Rodrigo, que tan buen resultado han dado al equipo en estos últimos partidos, y dejar las bandas para Lemar y Koke. Y ojo, porque el estado de forma de Vitolo es notable. Tras sus buenos minutos antes del parón -revivió al Atlético ante el Athletic-, no es descartable que sea la sorpresa del once ante el FC Barcelona. Habrá que ver.

COSTA MARCA EL PASO

Por último, si no pasa nada raro en el Francia-Uruguay, la presencia de Griezmann en el once inicial parece incuestionable. La incógnita es conocer quién será el compañero. Costa está lesionado, con un golpe en el pie. Por su estado en los últimos partidos, con un par de lesiones y reapariciones, no es descartable porque el jugador siempre quiere estar en las citas importantes. De hecho, ante el Athletic reapareció con un sólo entrenamiento en el cuerpo y estuvo sobre el campo 45 minutos. Ya estuvo con el grupo este martes.

Si no es él sería Kalinic o Correa, en este caso teniendo en cuenta que vuelve de estar con su selección y que será el último en reincorporarse a los entrenamientos.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/atletico-madrid/20181120/453062348642/un-once-lleno-de-incertidumbres.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*