La lesión de Rakitic, al detalle

Ivan Rakitic sufre una elongación en el semimembranoso de la pierna derecha

Rakitic marcó el cuarto gol del conjunto azulgrana | LALIGA

El centrocampista croata del FC Barcelona, Ivan Rakitic, tuvo que abandonar el partido de la UEFA Nations League entre Croacia y España después de sentir molestias en la pierna derecha. El futbolista se sometió en los días posteriores a diferentes pruebas médicas en Barcelona que confirmaron que sufre “una elongación en el semimembranoso de la pierna derecha”.

Si el diagnóstico señala una elongación, implica que no se ha constatado ningún tipo de rotura en la pierna de Rakitic, por lo que el diagnóstico es muy optimista. Según el Dr. Joan Leal, traumatólogo de iMove-Clínica Mi Tres Torres, “Las lesiones musculares en los isquiotibiales son las más frustrantes para los deportistas, ya que suelen estar relacionadas con un largo periodo fuera de los terrenos de juego y un largo proceso de rehabilitación”.

Las lesiones en los isquiotibiales son muy recurrentes, con un retorno a la actividad poco predecible, “aunque podemos afirmar que en fútbol profesional la media por este tipo de lesiones es de unas tres semanas para volver a la competición”, afirma el Dr. Leal.

Son lesiones que suelen ocurrir en actividades sin contacto. Hay un tipo de lesión que se produce durante el sprint y afecta a la porción larga del bíceps femoral, y otro tipo de lesión que se produce por el exceso de estiramiento durante el movimiento de chute en futbolistas y afecta sobre todo al semimembranoso, como parece ser el caso de Rakitic.

Las lesiones en isquiotibiales son las que más frecuentemente se repiten (entre un 12% y un 33% de recurrencia en deportistas). Esta repetición es la complicación más frecuente de estas lesiones musculares. Una rotura previa es un factor de riesgo muy relacionado con nuevas lesiones en la zona. 

Las lesiones proximales son más comunes que las lesiones distales, y las que afectan a la porción larga del bíceps femoral son las más frecuentes en los isquiotibiales, seguidas por las lesiones en el semimembranoso.

En el momento de sufrir la lesión, “el deportista tiene un dolor súbito en la parte posterior del muslo, incluso puede llegar a oír un click y no puede seguir moviéndose con normalidad. Suele aparecer un hematoma en la región lesionada y si se toca siente dolor además de debilidad muscular”, según el Dr. Joan Leal.

La Resonancia Magnética Nuclear es la técnica de imagen más adecuada para realizar un diagnóstico en lesiones en isquiotibiales, ya que define con precisión el sitio y la gravedad de la lesión. El mejor momento para hacer la resonancia está entre las 24 y las 72 horas. También es la mejor técnica para hacer el seguimiento de lesiones de isquiotibiales.

El Dr. Leal afirma que “las distensiones musculares, o lesiones parciales en la inserción del isquiotibial son el tipo de lesión más habitual en la zona y solemos aconsejar un tratamiento conservador. La cirugía solamente está indicada para casos más severos. Durante los primeros días ponemos más énfasis en la reducción del dolor, para reducir también la inhibición neuromuscular. Solemos recomendar también una movilización temprana para facilitar la consolidación muscular”.

En conclusión, dadas las complicaciones que pueden producirse en el semimembranoso, una buena prevención y rehabilitación son el mejor tratamiento para evitar que el deportista caiga en la recurrencia de este tipo de lesiones.

Tomado de:https://www.sport.es/es/noticias/barca/lesion-rakitic-detalle-7155508

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*