‘Manita’ de asistencias de Sergi Roberto en los Clásicos

  • El de Reus volvió a salirse ante el Madrid, que ha sufrido su conexión con Suárez desde 2015 sirviéndole cinco pases de gol

Sergi Roberto centró así el balón que acabó en el 3-1 de Luis Suárez
Sergi Roberto centró así el balón que acabó en el 3-1 de Luis Suárez (Joan Monfort – AP)

A Sergi Roberto le va mucho el Real Madrid. Tanto, que ya puede ser considerado una pesadilla más para los blancos con cinco asistencias de gol en los últimos tres años. Todas ellas, para Luis Suárez, implacable contra el eterno rival. Su debut con el primer equipo en el Santiago Bernabéu el 27 de abril de 2011 en la ida de semifinales de la Champions League fue un regalo nunca imaginado a su compromiso y actitud en la cantera que le dio Pep Guardiola. El de Reus siguió siendo un ejemplo a imitar para los jóvenes talentos de La Masia como en su día lo fueron Guillermo Amor, Carles Puyol, Xavi Hernánde z o Andrés Iniesta. Nunca bajaron los brazos pese a no ser indiscutibles y en algún caso, como el de ‘Puyi’ o Xavi, estar a un paso de abandonar el club. A Sergi le costó hacerse un hueco pero trabajó en silencio. Luis Enrique llegó, prefirió al comodín que dirigió en el filial en lugar de Cesc Fàbregas y todo empezó a rodar.

El destino le llevó de nuevo al Bernabéu para dar su primer recital en un Clásico. También sin Messi, al menos de titular. Sergi lo bordó de falso extremo derecho y sirvió a Luis Suárez el primero de los cuatro goles de aquel 0-4 con Lucho en el banquillo junto a Leo. Arrancó aquel 21-N de 2015 una gran conexión, que ha hecho estragos ante el Madrid por la banda de Marcelo. La pasada campaña, dos capítulos más. Una contra de manual del Barça de Ernesto Valverde supuso el primer tanto en un 0-3 de un mediodía navideño. Messi atrajo a medio Madrid, Rakitic encontró a Roberto y el envío raso al corazón del área fue convertido en gol por Suárez.

Tomado de:https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20181029/452620625615/barca-sergi-roberto-clasico-madrid.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*