“Caso Dembelé” Actitud ante todo

El Barca ha recuperado su mejor versión. Ha salido al campo de juego con una actitud insuperable. Así lo pidió Valverde y así está respondiendo el equipo azulgrana, desde Rafinha, quien encarnó a Messi en una muy buena primera mitad, hasta el más serio, responsable y sobrio Piqué, al que ya todos extrañábamos.

Si bien al comienzo de la temporada me preocupaba la llegada al Barca de Vidal y los problemas que podría traer su explosiva personalidad, en estos momentos me inclino más a creer (a pesar de que Arturo ha dado de que hablar) que Dembelé es quien más problemas, debido a su personalidad podría darnos. Mientras el chileno se niega a aceptar la suplencia, responde con buen juego y ganas cuando entra al campo. Sus declaraciones en redes sociales, muy sonadas por cierto… “con los judas no se pelea, ellos se ahorcan solos”… ¿son para erizarse no? Sin embargo, al parecer y según el propio futbolista…“no eran nada en lo deportivo”… o al menos estas fueron sus declaraciones. Mientras siga empeñado en ser titular y nos provea de buenos minutos de juego, todos felices.

Por contraparte, Dembelé nos está mostrando muy seguido, la otra cara de la moneda, que se comenta, convive con ese electrizante y muy buen jugador de futbol que nos apasionó al inicio de la temporada. Sus constantes perdidas de balones, cosa que pone al Barca en un problema mayúsculo, no incomodaban al principio, pues se previa que con su adaptación, comenzara a ver, que en Can Barca, se pasa la pelota antes de perderla. Dudo mucho que alguien no se lo haya dicho ya. Los problemas de Dembelé no son de habilidad, es su actitud lo que frena su progresión y no por falta de buenos ejemplos o apoyo dentro del equipo.

Actitud Messi

El argentino, es un ejemplo más que relevante de lo que significa, poner al equipo antes que al jugador. Messi es el jugador más desequilibrante del mundo, capaz de dejar tirada a media plantilla rival en un abrir y cerrar de ojos. Cuando tienen la oportunidad, hace de las suyas en el área rival y procura siempre terminar las jugadas, pero cuando no ve claro que pueda terminarla, apela a combinaciones, que ha quedado demostrado, son tan letales como sus “slalom”. La clave del éxito de Messi, creo, ha sido fundamentalmente, no perderse en sus propias habilidades. Lionel ha aprendido a dosificarse, a disparar en el momento preciso, a combinar más de una vez y a colocar la pelota donde debe estar, no donde él quiere que esté. Poner al equipo antes, ha sido creo lo que lo ha catapultado, independientemente de su genialidad, ha ser catalogado “el mejor jugador del mundo”. La actitud, sobre la aptitud. Apto es de sobra, la actitud, lo ha hecho parecer aún más apto todavía.

Actitud Busquets

Los ninjas suelen trabajar desde las sombras, hacen lo que nadie se atreve a hacer y encima no esperan reconocimiento por ello. No es que es Sergio sea un “shinobi”, pero sería la comparación más cercana al trabajo que realiza Busi en el eje del Barca. Salta al césped cada partido como si nada y sale de la misma manera. No se le menciona casi nunca, no se nota su presencia, no se le agasaja con premios de jugador del mes o algo parecido. Ahora, prueba a sacarlo de la alineación y verás al Barca en un caos total. Nunca ha reclamado nadie un balón de oro para él, nunca nadie lo ha puesto en un top 5 de los mejores del mundo, algo injusto en mi opinión. Sin embargo, ahí continúa y es feliz siempre que se le renueve el contrato como se lo merece. Bueno, perfectos no somos, pero si se lo merece, cuando lo reclama hay que dárselo, tenga la situación que tenga el Barca.

Actitud Alba y Sergi

De los más sacrificados del equipo, son un seguro tanto arriba como abajo. Aunque Alba destaca más, su trabajo es igual de duro y suelen hacerlo durante los 90 minutos de juego. Después de una subida al ataque, suelen ser de los que tienen que poner a funcionar su motor interno y bajar a toda velocidad para evitar una anotación rival. Trabajan en las 3 áreas del campo, defensa, medio y delantera, proveyendo fundamentalmente de asistencia en ellas. Su rol es como para alarse los pelos y dejar tirado algunos de sus deberes de vez en cuando, pero aunque les cueste lo realizan con gusto y disfrutan de los resultados.

Actitud Suárez

Si de ejemplo de actitud vamos hablar no podemos dejar fuera a Luisito, si te tiene que morder te muerde. Luisito lleva 4 años con el Barca y ha tenido varios bajones notables en su historia como azulgrana, especialmente en los inicios de temporada, justo como el que sufre ahora mismo. A pesar de esto, el charrúa nuca se ha visto relegado al banquillo, a pesar de tener al asecho figuras como la de Paco Alcacer, con un buen “currículo valenciano” al ataque. La pasión que muestra, en combinación con el aporte al equipo, se consideran insustituibles. Luis es capaz de no anotar durante 10 partidos, pero se encarga de no dejar de intentarlo, vuelve loco a los rivales con desmarques, luchas todas las pelotas, defiende si tiene que hacerlo y sobre todo se asegura de no perder esa complicidad que tiene con Messi dentro y fuera del campo.

Caso Dembelé, abierto…

Dembelé ha demostrado que tiene condiciones para jugar en el Barca y para volverse un inamovible. ¿Qué le falta entonces al francés? Le falta darse cuenta del tipo de equipo que es el Barca… un conjunto de jugadores que juegan como uno solo. Le falta aplicarse en defensa para suplir las pérdidas de pelota, además de trabajar en reducir estas al mínimo. Es normal perder un balón al borde el área intentando una acción de desequilibrio, pero no lo es hacerlo en el medio del campo, rodeado de acompañantes y con muchos metros por recorrer todavía. El galo debe además, deshacerse de ese actuar “apático” que lo caracteriza dentro y fuera del campo. Desentenderse de las necesidades del equipo, cuando todos están en función de ellas, solo traerá como consecuencia, que termine saliendo como el gran Ibrahimovic en su momento. Entenderse con Messi no basta, cosa que tampoco ha logrado del todo. Tiene que asimilar, que es una parte del Barca, que es el club quien debe triunfar, no él. Solo así los aficionados, el club y el vestuario, reconocerán en un futuro que debe quedarse y salir de titular porque se ha hecho indispensable. Perder pelotas, echar a perder jugadas colectivas, esperar que otros corrijan sus errores cuando se le pide lo contrario, perder tiempo atando sus zapatillas después de 3 minutos de calentamiento, poco ritmo, llegadas tardes y apatismo total, eso en Can Barca sobra. Si Ousmane insiste devolver otra cosa que no sea entrega, en respuesta a la suplencia, no tiene futuro en Barcelona. Si vino a cobrar un salario y a volverse famoso, no encontrará sitio en la plantilla culé, pues para eso, debes teñir tu corazón de azulgrana primero y hacer lo que sea necesario por el bien del club.

Sobre Pepe Valdés 87 Artículos
¿Estais bien? Y yo que me alegro. Para los que no me conocen soy Pepe Valdés, cubano de nacimiento pero me creo español, mi dorsal es el 9 pues a la mínima oportunidad te marco un golazo que te dejo loco. Fiel seguidor del FCB y del chiquitito (Messi). Deja tu comentario y hazme saber tu opinión, sea cual sea ¡Será bien recibida!

4 Comentarios

  1. Si te digo la verdad mi hermano, ya Dembélé me ha comenzado a cansar. Del mismo modo que me jode que halla llegado un chico que en apenas un par de partidos ha demostrado que tiene hambre y ganas, que le sienta bien la camiseta blaugrana y que le pone huevos. Esa es la actitud. Sin embargo no tiene la oportunidad de demostrarlo, porque al que manda no le sale del escroto. Y así las cosas terminarán por irse los dos. Uno por fantoche y poca cosa, y el otro por puro capricho y desfavoritismo. ¡Visca Txingurri! #Ymalcompacuando
    M@ndy.

  2. Muchachos tranquilos………….dembele pega en el barça ya veran y malcon tambien………poco a poco el barça le dara lo que quieren…………..confien y veran……

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*