El Barça que queremos ver

Comenzaba la prueba de fuego, se peleaba por el liderato de la mejor liga de fútbol del mundo. Barcelona contra un Sevilla muy bien reforzado y que juega mejor aún. Era el momento perfecto para el nuevo Barça de Valverde de demostrar de que está hecho.

Valverde abrió con lo que le gusta y con los que mejor lo han hecho. Ter Stegen en el arco, Alba, Lenglet por Umtiti, Piqué, y Semedo en la defensa. Por delante Rakitic, Busquets y Arthur que ha maravillado al Txingurri. El tridente arriba Con Suárez Messi infaltables y esta vez con Coutinho.

Entonces con el pitido inicial del colegiado Martínez Munuera comenzó el show catalán. Comandados por Magic Messi el Barça se puso delante en el marcador en el minuto dos. Un despliegue de Semedo que es habilidoso y en velocidad imparable se la da a Luisito que hace la pared con Messi y este se inventa un pase de esos que él solo ve entre líneas de la retaguardia sevillista que le dio apenas tiempo de reacción a todos inclusive al propio Coutinho que sacó un disparo con poca fuerza, pero con una colocación exquisita para mandarla a guardar. (1-0) Luego Messi de nuevo, apenas al minuto 12, desde fuera del área con una colocación perfecta al segundo palo. (2-0)

En el minuto 22, ocurrió la tragedia. Messi disputando un balón con el mudo Vázquez tropezó y caía de frente. No hubo de falta. Pero Leo cayó apoyando todo el peso en el codo derecho. Resultado una lesión que nadie quiere. La del 10. Pero bueno eso ya es noticia vieja.

Lo importante es que los culés supieron sobreponerse, afición y jugadores. Al ver que Leo intentó regresar al terreno en vano el Camp Nou completo se volcó en alabanzas de apoyo moral al argentino… ¡Messi, Messi!!! Era lo único que se escuchaba. Son algunas de las cosas que te hacen amar más a este club, la capacidad de mover miles de corazones.

En el terreno los jugadores se vieron un poco descolocados al principio, sin embargo, por Messi entró un Dembélé en excelente forma, vamos, la forma que tenía en el Dortmund. Tremendo desborde, desequilibrio y pujante en ataque. El Barça logró el 3-0 con un penal cobrado por Suárez y otro golazo cerrando el partido de Rakitic, que le está cogiendo el gusto a disparar de primera de fuera del área.

Sin embargo, no se echaron a ver mucho los dos goles del Sevilla por como estuvo dominando el partido el Barça, pero vale mencionar que todavía la defensa no está fina del todo. El pobre Lenglet, lo que tiene es mala suerte. El disparo de Sanabria fue un gran disparo, pero el intento de rechazo con la cabeza del francés lo hizo aún más imparable. El otro gol si fue un error claro de Semedo que le dejó toda la banda a Muriel y le dio tiempo suficiente para disparar (ojo que también fue tremenda definición).

Lo más destacado del partido, somos líderes en solitario, aunque con bastantes perseguidores cercanos. Messi se lesionó y estará de tres a cinco semanas de baja, ¡y qué semanas! Veamos las cosas un poco grises y no tan negras, será una buena oportunidad para que otros asuman el peso de liderar el Barça y despierten todo su potencial. Las eliminatorias de Champions están bien encaminadas y aunque el Inter le ganó al Tottenham de Harry Kane in extremis, no creo que sean mucho problema para los culés este miércoles. Lo otro que nos queda es el clásico que si se fijaron será el menos mediático de los últimos tiempos. Sin Messi y sin CR7 será sin dudad menos atractivo. Aunque como quiera que los merengues andan envueltos en una tormenta con Lopetegui, un clási

co siempre es un clásico y hay que jugarlo con los ojos bien abiertos. Cabe destacar que, en este, Valverde seguramente se decantará por hacer debutar en clásicos a alguno que otro de sus jugadores y eso puede ser un punto clave. Esta puede ser también la oportunidad para el Barça de demostrar que no existe la Messidependencia.

Nos vemos en la Champions, verán que terminaremos esta primera vuelta de líderes de grupo. Saludos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*