sí fue el cambio de Dembélé que indignó al barcelonismo

TARDANZA DE DEMBÉLÉ Y VALVERDE

Así fue el cambio de Dembélé que indignó al barcelonismo

Ousmane Dembélé y Leo Messi, durante un cambio con el FC Barcelona

Pasaron diez minutos desde que Leo Messi se lesionó hasta que el FC Barcelona dio entrada a Ousmane Dembélé al terreno de juego. Diez minutos en los que el Barça jugó con diez, para enfado de algunos jugadores sobre el campo

Nadie duda ya del talento que esconde Ousmane Dembélé en las botas. Lo demostró durante sus primeros partidos de la temporada 2018-19, a base de goles (marcó 5 en sus 6 primeros partidos) y también de regates y juego vertiginoso, con los que encandiló a la afición del FC Barcelona y disimuló lo mucho que debe mejorar en la elección de pases y el trabajo defensivo.

Poco a poco empezó a bajar su rendimiento hasta que Valverde le quitó del once, probando a Arthur en el centro del campo y avanzando a Coutinho hasta la posición de atacante, con Luis Suárez y Leo Messi como acompañantes. Este sábado, ante el Sevilla, el Barcelona sufrió el infortunio de perder a Leo Messi por una lesión en el radio del brazo derecho.

Ocurrió allá por el minuto 15 de partido, lo que provocó que el astro argentino se marchase primero a la banda para ser atendido y, tres minutos después y sin poder levantarse, solicitar definitivamente el cambio. Corría el minuto 18 y 5 segundos de partido cuando Dembélé recibió la orden de Ernesto Valverde de calentar en la banda.

El francés salió a calentar con parsimonia, al tiempo que el FC Barcelona jugaba con diez hombres contra un Sevilla siempre peligroso al contragolpe. Pasaron los minutos y Dembélé fue llamado por Valverde para salir. Llevaba las botas desatadas, se agachó a atárselas y las últimas instrucciones se las tuvo que dar Valverde agachado.

El FC Barcelona necesita a Dembélé motivado

El futbolista galo no salió al terreno de juego hasta más allá del minuto 25, diez minutos después de que se hubiera producido la lesión de Leo Messi. Fueron muchos los barcelonistas que se preguntaron por qué no se aceleraron los tiempos en el cambio, aunque por fortuna en esos diez minutos el Sevilla no logró materializar ninguna ocasión clara de gol.

Contra Inter de Milán y Real Madrid, podría ser diferente. El FC Barcelona no podrá confiarse y estar tanto tiempo con diez jugadores sobre el campo, de manera voluntaria. Y Dembélé, especialmente, deberá aprender que si le llaman para salir rápido al terreno de juego tiene que echar un poco más de sangre y velocidad al asunto. Precisamente la energía y entereza que le faltó durante el resto del partido.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*