Messi viene a verte, Sevilla…

El argentino ha construido parte de su leyenda contra los andaluces

Messi viene a Sevilla Gráfico: Sofía Valgañón

Liberado de compromisos con la selección argentina en los dos primeros parones FIFA del curso, Leo Messi afronta el tercer bloque de la competición con el contador de minutos por debajo de los 1.000. Parafraseando a Ernesto Valverde, el rosarino, que está fresco de piernas e ideas, continúa siendo la mayor “certeza” que tiene el Barcelona para conseguir los objetivos. Poco importan los 300 millones gastados recientemente en Philippe Coutinho u Ousmane Dembélé, dos futbolistas que de momento son incapaces de mezclar bien sobre el césped. El dominio del 10 permanece vigente y no cabe duda que será el principal argumento del conjunto culé en el tramo exigente de calendario que le espera en los próximos días.

Sevilla, Inter de Milán y Real Madrid desfilarán por el Camp Nou en apenas ocho días y pondrán a prueba los defectos del Barça en este inicio de temporada. Sin embargo, también tendrán que diseñar trampas para evitar que Messi se exprese con libertad. Tanto lombardos como merengues acumulan algún éxito reciente en este sentido. En cambio, los andaluces arrastran el dudoso honor de ser el equipo al que más veces ha batido el atacante rosarino en toda su carrera. Son 31 goles en 34 encuentros oficiales, uno cada 95 minutos. Es una cifra con mucha entidad teniendo en cuenta el nivel competitivo de la víctima, pero entraña aún más mérito considerando que Leo la ha conseguido en finales, partidos de alta tensión y antesalas de récord.

12 años del estreno

Mucho ha llovido desde la primera aportación realizadora de Messi frente al Sevilla. Fue el 15 de octubre de 2006 en el Camp Nou. El hoy 10 azulgrana llevaba el 19 a la espalda, disputó los 90 minutos y puso el broche al 3-1 que el Barça le asestó, gracias a un doblete de Ronaldinho, a un conjunto andaluz en el que ya destacaba el también sempiterno Jesús Navas. Esa victoria vengó a medias la amplia victoria que el Sevilla había logrado apenas dos meses antes en la Supercopa de Europa (3-0), en la única final que ha caído del bando nervionense en toda esta rivalidad reciente.

Hat-trick, Supercopa

A partir de esa derrota dolorosa en Mónaco, todas las finales que han juntado a Barcelona y Sevilla han tenido un final feliz para los azulgranas. Esta secuencia ganadora empezó en 2010, en la Supercopa de España. Se las prometían felices los andaluces, que en la ida del Pizjuán lograron un 3-1 frente a un rival sin apenas jugadores internacionales. Sin embargo, Guardiola recuperó a sus mejores hombres para la vuelta, donde Messi firmó su primer hat-trick contra el que hoy en día es su cliente favorito. El partido acabó 4-0 y el trofeo se quedó en Barcelona.

Obra de arte en LaLiga

El tino de Leo ante el Sevilla y en un estadio que aprieta tanto como el Ramón Sánchez Pizjuán se extrapola también a los enfrentamientos que se han dado en LaLiga, donde son 24 los goles que el 10 azulgrana ha convertido frente a este rival. Pero hay uno de ellos que brilla con luz propia y aparece en los resúmenes de toda su actividad anotadora. Fue en marzo de 2012, en Nervión, para inaugurar el marcador de un encuentro que finalizó 0-2. Mediado el primer tiempo, Messi recibió de Iniesta en el borde del área, se deshizo de Spahic con un caño y batió de vaselina a Palop. Ningún recurso técnico de tan plástica acción fue en balde. El argentino no es de los que frivolizan porque sí.

Video thumbnail
Gol de Messi (5-1) en el Barcelona-Sevilla

El récord liguero

El Sevilla también fue convidado de piedra el día que Messi, su principal burlador, entró en la historia de LaLiga al batir el récord histórico de goles de Telmo Zarra (251 tantos). Fue en el Camp Nou, en noviembre de 2014, y decidió superar la cifra a lo grande: con un hat-trick en un partido que terminó 5-1. Cuatro años después de apropiarse de una marca que tenía seis décadas de vigencia, el argentino está en los 388 tantos en la competición doméstica. ¿Alguien duda que superará los 400 este curso?

Video thumbnail
Messi rozó un ‘hat-trick’ de faltas directas

Doblete ¡de falta!

Unos meses después de superar la barrera de Zarra, Messi hizo lo propio, en sentido literal, con la de Beto en la Supercopa de Europa que Barça y Sevilla disputaron en Tiflis (Georgia). Fue un partido loco que Pedro resolvió a favor de los culés en la prórroga (5-4) y que en la primera parte vio un doblete de falta de Leo en apenas nueve minutos. En total, son cuatro sus tantos de libre directo frente a los andaluces.

Una ausencia, una derrota

Tan decisiva suele ser la aportación de Messi cuando el Barcelona juega contra el Sevilla que la única derrota que los azulgranas han sufrido frente a este rival en los últimos ocho años fue justamente en el único encuentro que coincidió con una baja por lesión del rosarino. Sucedió en otoño de 2015, en el Pizjuán, donde ganaron los locales 2-1 gracias a dos tantos de Iborra y Krohn-Dehli.

Video thumbnail
Gol de Messi (0-2) del Sevilla 0-5 Barcelona

Una final perfecta

Otra prueba de esta gran incidencia de Leo contra el conjunto que hoy entrena Pablo Machín se halla en la última final de la Copa del Rey, una cita a la que el La Pulga llegó picada tras el berrinche en los cuartos de final de la Champions ante la Roma que hizo incluso peligrar a Ernesto Valverde. El Sevilla no fue rival en el Wanda Metropolitano y cayó por 5-0. Messi añadió de su cosecha un gol (el trigésimo en finales) y una asistencia cargada de contenido para que Andrés Iniesta se despidiera del fútbol de primer nivel marcando un gol.

Del 2-0 al 2-2

Barça y Sevilla se enfrentan mañana en partido correspondiente a la novena jornada de Liga. Y el último precedente entre ambos conjuntos en la competición doméstica vino marcado por la primera suplencia de Messi en un choque de este tipo desde 2010. Valverde le dejó en el banquillo en el Pizjuán y, con resultado de 2-0 en contra, tuvo que meterlo en el campo en la segunda parte para acabar rascando un empate. Se fue Dembélé y cambió el panorama con el 10, que dio el 2-1 a Suárez y anotó el 2-2 él mismo.

 

Tomado de:https://www.marca.com/futbol/barcelona/2018/10/19/5bc8dab7e5fdead85c8b4582.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*