El Barcelona deja dos puntos en Mestalla pero no juega mal

Comenzó el partido… ¿Qué pasó?!! No me lo puedo creer, ya marcó el Valencia Club de Fútbol. En un saque de esquina no alcanzan a despejar de cabeza ni Vermaelen ni Suárez y la pelota da en la cabeza de un dormido Piqué que no la vio venir y la envió cerca de la portería de Ter Stegen por detrás de la defensa culé y un despierto Ezequiel Garay la mandó a guardar.

No dio tiempo ni de repasar las alineaciones. Valverde contento con el resultado obtenido en Wembley repitió casi exactamente el mismo once que utilizó contra los ingleses. La única sorpresa, al menos para mí, fue la no inclusión del muy utilizado Clement Lenglet quien se ha asegurado el puesto de tercer central y algunos dicen que ya le está haciendo la competencia a Piqué y Umtiti. El Txingurri decidió darle la oportunidad al central belga, que parecía ya en el olvido, en uno de los partidos más difíciles del año. Jugábamos fuera de casa y contra el Valencia (en Mestalla!!). Nada cosas de los DT que nunca podremos entender.

Luego del gol de vestuario, el noveno que encaja la defensa del Barcelona, el Valencia no se ocupó en mantener la diferencia, sino que se volcó al ataque con un Gonçalo Guedes imparable, al menos para Piqué, pero bueno no es que Piqué pare a mucha gente en los últimos partidos… ¿no? Con un toque de cabeza adelantó el balón a Piqué que se fue de feria y llegó hasta la línea final para sacar un centro que recibió Gameiro, tocó para Batsuhayi y si no es por el meta alemán el Valencia cantaba el segundo. Por desgracia para el portugués del equipo che, poco después (minuto 11) tuvo que salir lesionado. Respiraba Semedo y Piqué. Por la banda derecha de la defensa del Barça estaría atacando ahora el ruso Cherychev.

Los valencianistas no bajaron la velocidad y llegaron de nuevo a portería con mucho ímpetu y a golpe de carácter hicieron trabajar a Ter Stegen, pero los catalanes espabilaron y lograron controlar el partido como nos tienen acostumbrados. Un Messi muy trabajador, inclusive en labores defensivas se echó el equipo al hombro. Marcelino había planteado una intensa presión sobre los catalanes cuando estos tenían el balón y le estaba funcionando. Messi tenía siempre pegado a Kondogbia y si no, a Parejo o a los delanteros que bajaban a tratar de robar el balón y jugar a la contra. Pero Leo es un crack y se saca unos jugadones inmensos sin importar quien tenga delante. Partiendo desde el centro del campo arrancó, se inventó un pase a Suárez con túnel incluido para Kondogbia, el charrúa le devolvió la pared y el astro argentino soltó un latigazo desde fuera del área que igualó el marcador. Desde este punto el Barça se hizo con el control del primer tiempo, pero si poder concretar.

La segunda mitad fue de igual forma controlada por el Barça. Teníamos el balón y proponíamos el juego, pero la presión elevada y efectiva planteada por el equipo che pasaba factura a los catalanes. Coutinho a pesar de que no estuvo en su mejor partido estuvo bien tapado en todo el tiempo por Carlos Soler quien lo hizo irse opacando según pasaba el tiempo. Todo el medio campo erró pases en ocasiones repetidas y cuando digo todo es todo y esto es lo preocupante. Tanto que en ocasiones el juego se convertía en una lucha en el centro del campo de ida y vuelta por recuperar el balón, errores que el Barça nunca comete. Hasta Busy (Busquets) perdió balones que propiciaron contras del Valencia, pero por suerte las más cercanas a al gol le quedaron a un Gameiro que no tuvo recursos para concretar. Luisito Suárez no estuvo efectivo de cara al gol y perdía balones, abanicaba y no llegó a algunos pases. Aunque dio la asistencia a Messi para el gol en el primer tiempo y no anotó, estuvo muy lejos del magnífico pistolero que vimos contra el Tottenham que no marcó tampoco, pero fue crucial en el partido. El cambio de Dembelé por Coutinho en el 80 no contó con la explosividad esperada y pasó desapercibido. Tampoco Rafinha tuvo tiempo ni oportunidad para cambiarle la cara al partido.

Sabíamos que este partido iba a ser difícil y lo fue, sin embargo, el Barcelona controló el partido y lo intentó y llegó, pero no pudo concretar. El Valencia se paró muy bien a defender su posición y el gol tempranero que consiguieron, tanto que se conformaron con el empate y se dedicaron solamente a defender el empate en vez de buscar la victoria y lo hicieron muy bien. Aunque no hemos conseguido sumar de a tres, se nota que el Barça se va recuperando de los pinchazos anteriores y va volviendo a ser el club que nos tiene acostumbrados a ver. Esperemos que el equipo siga mejorando y que salga definitivamente del bache, hemos sumado tres puntos de 12 posibles en esta edición de La Liga, una de las más reñidas de los últimos tiempos y no nos conformamos con eso. Esperamos mucho de este equipo y sabemos que contamos con hombres con la calidad suficiente para ello. Un abrazo.

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*