Dembélé ni siquiera calentó: El nuevo problema del francés

VALVERDE SE OLVIDÓ DE ÉL

Dembélé ni siquiera calentó: El nuevo problema del francés

Dembélé ni siquiera calentó en Wembley

En Wembley, el FC Barcelona tuvo que afrontar el primer gran partido de la temporada contra uno de los rivales mas potentes de Europa: el Tottenham. Valverde decidió hacer cambios en su once de gala y el gran sacrificado fue Dembélé

Después de haber disputado la Supercopa de España, siete jornadas de LaLiga Santander y el partido del debut en Champions League, al FC Barcelona le tocó afrontar su primera gran prueba de fuego contra uno de los grandes equipos del viejo continente: el Tottenham Hotspur. El partido debía ser clave para sacar conclusiones y así fue.

La primera de ellas era acerca del once de gala. Ernesto Valverde tenía claro que el FC Barcelona había mostrado debilidades en los tres últimos partidos de LaLiga -no se consiguió la victoria ante tres rivales asequibles como el Girona, el Leganés o el Athletic Club– y que tocaba hacer cambios en su once tipo.

Esos cambios iban dirigidos a retomar el control del centro del campo gracias a esas circulaciones de balón rápidas de sobras conocidas en el equipo culé y por ello el Txingurri utilizó una de las herramientas que le han proporcionado este verano con tal objetivo: Arthur Melo. No obstante, la entrada del brasileño comportó la salida de otro de los pilares del equipo.

Finalmente, el pilar sacrificado fue Ousmane Dembélé. El extremo francés estaba siendo decisivo en el tramo inicial de la temporada -de hecho, es el segundo máximo goleador del FC Barcelona por detrás de Leo Messi con 5 dianas- pero fue el jugador que se cayó de la alineación en beneficio a querer tener más el balón.

El problema de Dembélé

Dembélé es un jugador muy rápido, eléctrico e incluso goleador, pero Ernesto Valverde buscaba tener sobre el terreno de juego a jugadores más asociativos para pausar el juego en conveniencia del equipo. Lo que ya extrañó más fue que el técnico extremeño no contase con él ni siquiera de revulsivo, y más teniendo en cuenta que Philippe Coutinho, que fue el que jugó de extremo, acabó fundido y tuvo que ser sustituido.

En ese momento, Valverde tampoco se fijó en el delantero galo, que ni siquiera calentó, y apostó por Rafinha Alcántara, para tratar de seguir manteniendo el control de la situación. El gran problema de Ousmane Dembélé fue que el mejor partido de la temporada se jugó sin que él disputara ni un solo minuto, por lo que se puede decir que su puesto en el once de gala está en jaque. Incluso puede que ya lo haya perdido.

Tomado de:https://www.fcbarcelonanoticias.com/dembele-wembley-champions-league-barcelona-tottenham-217150-2018-10.php

Sobre Bismarck 11521 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

2 comentarios

  1. Mejor que Neymar no es. ¿A quién se le ocurre? Pero quien está en el Barça es el Mosquito y no Neymar. Así que, desde esa perspectiva….. ummmm, pues sí, es mejor que Ney.
    M@ndy.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*