X NUESTRO FÚTBOL-La Historia no contada sobre la no convocatoria de Marcel Hernández por la Federación Cubana-VIDEOS

La Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) acaba de ENTERRAR toda esperanza de convocar a los futbolistas que juegan en el extranjero, tengas la condición que tengas o te hayas ido por cualquier vía. Nadie será convocado que no haya sido contratado a través del INDER.

Es un NO rotundo que deja literalmente “en cueros” al fútbol cubano. Una prueba inequívoca de que seguimos anclados a viejos y retrógrados métodos que NO benefician a nuestro deporte.

La prensa cubana, la radio y la televisión, y muchos periodistas oficialistas, daban por hechas las esperadas convocatorias, pero una vez más nos han dejado -a todos- “tirados”

La historia es la siguiente: un estudiante de Periodismo comparte en su perfil en Facebook una nota firmada por un medio costarricense sobre la posible convocatoria de Marcel Hernández para los partidos contra Granada y República Dominicana, clasificatorios para la Liga de las Naciones de Concacaf. Le escribo a Marcel el martes 18 de septiembre. Me dice que, por temas de contrato, me comunique con su representante para hablar acerca de ese tema. Hablo con el agente. Me confirma el contacto del abogado de la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) con el jugador. Me paso la tarde llamando a los teléfonos de la AFC. No responde nadie. Consigo, por otra vía, el número de un funcionario. Me pide que lo vuelva a llamar. Horas más tarde, no responde. Publico la información en Cubadebate el pasado miércoles 19 de septiembre a las 8:00 de la mañana. Por mediación de otra persona, cerca del mediodía del miércoles “resuelvo” el número de Luis Hernández, presidente de la Federación Cubana de Fútbol. Le pregunto si hubo una conversación con el delantero. No está al tanto. Me dice: “Marcel es jugador nuestro”. Fin de la llamada. De ahí podemos sacar ciertas cosas grotescas, pero mejor dejémoslo. Consigo el número del jurídico de la AFC. No responde al móvil. Sigo pensando en las mismas cosas grotescas de antes. Uno pierde demasiado el tiempo pensando en cosas que parecen grotescas cuando en verdad debieran parecer deplorables.

Hoy aparece una nota en Jit. Esto de sacar notas en Jit viene siendo una costumbre novedosa digna de estudiar. Me salto el primer párrafo. Los primeros párrafos de estas y otras notas, generalmente, no dicen nada. Son como una especie de introducción a un fragmento donde se pretende arremeter contra algo sobre lo cual quizás no se esté totalmente convencido. De más está decir cuáles son las cosas que no convencen a un redactor que tiene la misión de paliar daños colaterales que, a estas alturas, tiene muy poco sentido paliar. “Nuestra entidad desea aclarar que no se ha sostenido contacto alguno con el atleta para estos fines [se refieren a la convocatoria de Marcel]”. Hasta ahí, entendemos que Marcel no jugará, al menos durante los próximos tiempos, por la selección nacional y, si se lee la nota de Cubadebate, entendemos también que debe existir una cadena de mentiras que se extiende, al parecer, hasta la prensa costarricense. La información de la AFC, casualmente, aparece un sábado. Aparece tres días después de que este periodista publique la noticia. Tres días para dos párrafos. Tres días para un párrafo. Tres días para decir, sencillamente, que “esa decisión sigue estando en manos del colectivo técnico del equipo, siempre y cuando la reincorporación de los futbolistas con ese estatus siga lo establecido con la estrategia de contratación de atletas en el exterior, aprobada desde hace varios años en el país”.

Nada de esto importa, el equipo debutó con goleada histórica. La efervescencia, se supone, debería durarnos toda la vida, como muchas cosas que, se suponen, deberían durarnos para siempre. El fútbol en Cuba, dolorosamente, vive de demasiados catecismos que perduran, como vive, por ejemplo, el béisbol. Cada estructura fallida es el antecedente de un fracaso predecible. Es a partir de esa “predecibilidad” desde donde comienza a romperse todo. El futbolista decide marcharse por disímiles razones y no viene al caso ejemplificarlas ahora mismo. El punto está en que el futbolista decide regresar pese a la ruptura previa y eso, al parecer, para algunos es lo menos considerable. Es más fácil sospechar y quedarse inmóvil, llamémosle estupefacto. Es más fácil retractarse o, en dos párrafos infelices, recrear la historia reciente del fútbol nacional: negar todo lo posible para seguir negando en posteriores sucesos; para que negar sea una práctica apasionada si se quiere; para que la acción de negar o rechazar no se escape del espectro de las notas oficiales, tan acomplejadas siempre.

Lo menos importante en esta historia es que dos párrafos busquen, diplomáticamente o no, desacreditarme a mí o a Cubadebate. Lo menos importante, digámoslo así, es el nombre de uno. A fin de cuentas, uno será siempre un tipo efímero. Algunos nombres lo son más que otros. Hay nombres que, sin explicación, permanecen demasiado. Debe tener que ver con la idiosincrasia nacional de buscar que ciertos elementos permanezcan para permitir que continúe un presunto bien mayor. O no. Probablemente yo, como casi siempre, esté equivocado y hablando mal, pero hay factores que, inconscientemente y a veces errando, asociamos con ciertos nombres propios o entidades sin renovación. Lo más importante y molesto es la manera en que se rechaza, al menos por el momento, la participación de gente que, por donde quiera que se valore, aportaría, al menos, el deseo del regreso, que es, quizás, uno de los deseos más auténticos que existe.

Si hay algo cierto en todo esto, será que el fútbol cubano, por ahora, seguirá teniendo un calendario doloroso, una atención institucional escasa (recuerdo hace pocos años, cuando se daban a conocer en enero las actividades del INDER en los siguientes doce meses, que el Cubaila aparecía entre las principales y el nacional de fútbol entre las colaterales), unos terrenos infames y muchos jugadores que, pese a ello, se divierten como hace años se divertían otros. Debe ser la mía una reacción repugnante, digna de enterrar, pero también celebraré cuando llegue el primer aniversario cerrado de la goleada ante Islas Turcas y Caicos, y el segundo… Alguna vez alguien escribió: “son las conmemoraciones, aunque no necesariamente lo aparenten, un espacio para vanagloriarse que la gente utiliza como acción terapéutica para renovar un orgullo fatigado o para homenajear una narrativa gloriosa”.

Marcel Hernandez para empatar el partido frente a la UCR en el min 36

¡ES OFICIAL! La directiva del Chicago Fire en la Major League Soccer (MLS) ha declarado a la agencia de Jorge Luis Corrales que NO EXISTE NINGÚN INCONVENIENTE para que el Lateral Izquierdo sea CONVOCADO por la Selección Nacional Cubana.

En una declaración oficial a Yo Hablo Futbol el futbolista cubano deja bien claros sus DESEOS de ser llamado por la Asociación de Fútbol Cubana para la siguiente fecha FIFA.

Yaudel Lahera está #OnFIRE 🔥💪

Este jueves el Club Deportivo Marathón – Oficial ascendió al primer lugar de la Liga Hondureña gracias a la #extraordinaria actuación del delantero cubano

#Lahera anotó un #gol (3ro) y dió la #asistencia al segundo que les dió los 3 puntos a los actuales #campeones de Honduras.

#CubaSÍtieneFUTBOL 🌟💪

El futbolista cubano Frank Lopez (23 años) arribó este miércoles a 10 goles en la USL en Estados Unidos.

El ariete antillano se ha convertido en la referencia ofensiva principal de los LA Galaxy II en su primer año como profesional.

¿Y saben qué? NO puede ser convocado por la Selección Nacional por haberse “quedado” hace algunos años atrás. 🦁💪👊
#OrgulloCUBANO 🇨🇺

 

 

Sobre neymar11 2948 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

3 Comentarios

  1. Como te hago entender, mientras sigan la banda de viejos que tenemos como dirigentes (y llámese por viejos a no los de la 3ra edad precisamente), Es mucho más fácil culpar al dichoso bloqueo que cambiar el canal para pensar de acorde a los tiempos en que vivimos. Ya pasó con el ajedrecista hace poco, con la gimnasta, que esperas que pase, otros 60 años más para darnos cuenta de que a lo mejor puede representar a Cuba

  2. ¿Hay que llegar al extremo de pegarle candela a algo para que se escuche la opinión del pueblo? La hinchada cubana quiere que estos futbolistas se convoquen ¿Qué ******* están esperando entonces?

  3. Sin comentarios. Así seguiremos hasta que las ranas críen pelos. Menos mal que de vez en cuando la naturaleza se manda algún desparpajo, de modo que quizás algún día veamos peinarse a una rana. ¿Será?
    M@ndy.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*