La desesperación del Barça: Illarramendi mereció tarjeta roja y se quedó con amarilla

DEL CERRO GRANDE, DEMASIADO PERMISIVO

La desesperación del Barça: Illarramendi mereció tarjeta roja y se quedó con amarilla

Asier Illarramendi y Sergi Roberto pugnan por un balón

El VAR se encargó de zanjar algunas polémicas en Anoeta, pero otras quedaron abiertas por la permisividad del colegiado. El Barça se desesperó con Del Cerro Grande, que perdonó la segunda tarjeta amarilla a un Asier Illarramendi que ‘repartió’ en la segunda mitad

El Real Sociedad-FC Barcelona tuvo goles, tensión y altas dosis de intensidad, pero las polémicas quedaron aparcadas por la intervención del VAR. La tecnología sigue apareciendo para facilitar la tarea de los colegiados, que sin embargo, en ocasiones se complican más de lo necesario. Hubo un asunto que sí molestó a los culés, y que hubiera podido facilitar una victoria que igualmente tuvo que trabajarse hasta el último minuto.

Las protestas a Del Cerro Grande fueron un habitual cada vez que señaló falta a Asier Illarramendi, que vio una amarilla en la primera mitad y se jugó la segunda claramente tras el descanso. En el minuto 43, el árbitro madrileño amonestó al centrocampista por un derribo, y aunque este ‘repartió’ de lo lindo en la reanudación, volvió al banquillo cuando fue sustituido sin una mancha en su expediente. Algo bastante difícil de creer.

El capitán del conjunto txuri urdin fue repartiendo agarrones y patadas a varios futbolistas azulgrana. Cortó una contra por un lado, se pasó de frenada por el otro… Los catalanes rodeaban al trencilla reclamando que ya tocaba acabar con el juego sucio, pero en cada una de sus intervenciones se repetía la película: Este señalaba la falta, resaltaba que no merecía cartulina y la acción seguía como si nada.

Finalmente, Asier Garitano tomó nota de lo que estaba ocurriendo, y queriendo evitar una peligrosa expulsión, retiró a Illarramendi y dio entrada a Mikel Merino. Fue en el minuto 82, y tras tres infracciones que perfectamente podrían haberle costado una roja. Por suerte, hubo final feliz para el Barça, pero de haber habido tropiezo, se habría discutido sobre este problema, que se hubiera esquivado si el árbitro hubiera tenido más personalidad.

El VAR, apartado en casos como el de Illarramendi

Aunque está quedando claro que es una asistencia de lo más útil, el VAR no es 100% efectivo, y hay cuestiones que los colegiados deben resolver por sí mismos. Más allá de interpretar algunas repeticiones con su propio criterio, hay jugadas en las que la tecnología no tiene permitido intervenir, y la de Illarramendi es uno de los ejemplos más claros.

El vídeo arbitraje puede parar el juego en caso de que se trate de una roja directa, pero no entrará para discutir casos que incumban doble amarilla. Si hay segunda amonestación o no, tiene que decidirlo el árbitro principal del encuentro, algo que, por ejemplo, a Del Cerro Grande, no le pareció adecuado señalar.

Tomado de://www.fcbarcelonanoticias.com/desesperacion-barcelona-asier-illarramendi-merecio-tarjeta-roja-se-quedo-amarilla-216563-2018-09

Sobre Bismarck 11537 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*