Polémica con Munir en una discoteca de Madrid

  • El futbolista del Barça se negaba a pagar una factura de 16.000 euros porque no era lo pactado con el local

Munir El Haddadi, en un entrenamiento con el Barcelona
Munir El Haddadi, en un entrenamiento con el Barcelona (Pere Puntí – Pere Puntí)

Durante sus días libres, Munir El Haddadi vivió un desagradable episodio en una popular discoteca de Madrid, según explica El Mundo. El futbolista celebró su 23 cumpleaños en Tiffany’s, un local de moda de la capital española, de donde es originario el delantero.

La polémica llegó a la hora de pagar la factura. Munir había pactado un precio con la discoteca, pero la factura final alcanzaba casi el doble: 16.000 euros. Según explica el medio citado, la cuenta se había disparado ya que consumieron y comieron por encima de lo que se apalabró en el catering. Además, las cachimbas contratadas por el jugador habían sido traídas por una empresa externa. Los invitados y amigos de Munir habían solicitado muchas de lo supuesta mente estipulado.

La Policía Nacional medio entre ambas partes

Tras la negación, el jefe de la sala llamó a la Policía Nacional, que medió entre ambas partes. Finalmente, Munir acabó pagando tras una ligera rebaja de 1000 euros.

Sobre Bismarck 11502 artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

4 comentarios

  1. No seamos tan radicales. Empatía colegas. Si usted contrata un servicio legalmente, previamente acordados precios y tal, y al final del evento le presentan un numerito por encima, usted se “revuelca”.
    Estas situaciones se dan con el catering en eventos de este tipo pues se termina consumiendo más de lo que se supone; pero la empresa contratada nunca frenaría el evento (convenientemente por supuesto para ellos). Al final se notifica al contratador y se presentan los números. Habría que ver si es una rabieta de Munir o realmente su cabreo se justifica en que le estaban clavando el colmillo. Vamos, mas o menos como sucede aquí, que si te descuidas te arrancan la yugular.
    Si usted contrata un catering en Cuba, por ejemplo, cuando se agoten los recursos, le dirán “esto se acabó”. Qué falta de profesionalidad y qué vergüenza para usted con sus invitados, verdad? Pues nada, ese es el tema. M@ndy.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*