La duda que ronda al FC Barcelona tras el retorno del 4-3-3.

Después de recuperar al FC Barcelona con un elástico y novedoso 4-4-2, Ernesto Valverde ha devuelto el 4-3-3 clásico al conjunto azulgrana. La gran duda es si en enfrentamientos de máximo nivel se mantendrá la apuesta o se intentará blindar al equipo

Tras algunas jornadas más sufridas, el FC Barcelona ha demostrado contra el Huesca que las grandes sensaciones también las sabe traducir en alegrías sobre el césped. El conjunto azulgrana mantiene su racha de victorias y se ha alzado al liderato de LaLiga, aunque hay algunas cuestiones pendientes que se irán resolviendo en cuanto lleguen los partidos grandes.

De momento, la respuesta se puede ver sobre el terreno de juego: Ernesto Valverde ha aprovechado la explosión de Ousmane Dembélé para devolver a su equipo la formación 4-3-3 y está tratando de consolidarlaTer Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Rakitic, Busquets, Coutinho, Messi, Suárez y Dembélé es hoy por hoy el once de gala, y a pesar de haber hecho ajustes en momentos puntuales, parece que seguirá sin moverse.

Buena prueba de su confianza es que ya se jugó una final con esta apuesta, la de la Supercopa de España, y aunque hubo algunas dudas por ser el primer compromiso oficial de la campaña, las conclusiones fueron positivas. Los andaluces lo intentaron hasta el último momento, pero los catalanes supieron imponerse, algo que han hecho sin fallo hasta ahora.

La gran incógnita es si frente a algunos adversarios más exigentes continuará el 4-3-3 o volverá el 4-4-2 que tan buenos resultados le dio meses atrás. Es cierto que esta variación se produjo por la falta de extremos puros y ahora tiene varios aspirantes a ese puesto (como Dembélé, Malcom o incluso Coutinho), pero también lo es que significó un tremendo impulso defensivo a costa de perder algo de frescura en ataque.

El examen del Barça estará en la Champions

Cuando se trata de solidez, la mirada se gira a la Champions, en la que en muchas ocasiones es más rentable no conceder que tener un gran ataque. El carácter ofensivo y la brillantez anotadora los puede mantener el Barça, pero con cuatro efectivos en la medular puede, además, controlar mejor a sus rivales y potenciar las virtudes de Ivan Rakitic y Sergio Busquets, manteniendo la creatividad con piezas como Coutinho o Arthur.

El verdadero examen y la revelación sobre la formación ideal llegará con los duelos frente a Tottenham o Inter de Milán, que se caracterizan por puntas afiladas pero además centrocampistas rocosos y marcados por el físico, más allá de que también tienen cerebros creativos. Con todo, también hay que tener en cuenta que este Barça tiene multitud de alternativas, y que podría cambiar de versión con tal de superar cualquier obstáculo en su camino. El destino final son los títulos, y tocar estar preparados para cualquier escenario.

 

Sobre catalan 327 artículos
Una salutació habanero per a tothom. El meu nom és Rayner Roig, sóc d'Alamar, l'Havana, Cuba, gran fanàtic del FC Barcelona i de la selecció d'Itàlia. El meu jugador preferit és el bon futbol. Visca Barça i Forza Azzurri.

3 comentarios

  1. esto si es un dolor de cabeza agradable recurden que contra la roma no supimos que hacer para cambiar el partido, o mejor dicho no teniamos nada mejor en el banco, ahora si tenemos recambia arriba en el medio y atras ojala semedo se afiance, ademas ahora tenemos un deficit por la izquierda

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*