El verano más rentable para el Barça

  • Tras la cesión de Alcácer, tiene un saldo favorable de 5,8 millones entre compras y ventas

  • Hay que remontarse a 1999 para encontrar un mercado más positivo económicamente

Paulinho, doblete y celebración en China en su partido 100 con el Guanzghou, que pagará 50 millones al Barça en enero

La cesión de Paco Alcácer al Borussia Dortmund, con un coste de 2 millones para el conjunto alemán, anunciada oficialmente ayer, ha mejorado un poco más el balance, que ya era muy positivo, entre compras y ventas del FC Barcelona en el mercado de fichajes. Aún podría haber nuevos movimientos antes del cierre del mercado, ya que la situación de Rafinha, por ejemplo, no está definitivamente resuelta, pero de momento el diferencial entre inversiones y desinversiones es el mejor del siglo XXI. Desde el verano de 1999, en el mercado de la temporada 1999-2000, cuando el Barça ingresó 14,6 millones más que los que gastó, el club azulgrana no había tenido un resultado tan positivo en las operaciones de fichajes y traspasos.

Con el asterisco de dar por sentado que el Guangzhou Evergrande pagará en enero los 50 millones de la cesión con opción de compra obligatoria por Paulinho, la cantidad que el Barça ha ingresado en concepto de traspasos y cesiones remuneradas (las de André Gomes y Paco Alcácer) es de 137,7 millones, mientras la inversión por fichajes ha sido de 131,9. En ambos casos, sin contar los variables. 5,8 millones de saldo positivo.

En 1999, el Barça hizo una gran inversión con Sonny Anderson y Giovanni (19 y 12 millones de euros al cambio), más dos ventas menores de Roger (2,7) y Celades (1,7), cuando aún se utilizaba la peseta. Fichó por valor de 22 millones (Dani, Litmanen, Simao y Déhu) para un beneficio económico de 14,6. Deportivamente, fue una ruina

Desde aquella temporada sólo hubo balance positivo, aunque por muy poco, en la temporada 2002-03. Se fichó a Riquelme y Enke (libre) y llegaron cedidos Mendieta y Sorín. Se fueron dejando dinero Arteta, Dutruel y Pepe Reina. Fue otra campaña con final catastrófico.

Pero no todas las temporadas con balance positivo en las inversiones han sido infructuosos deportivamente. En la temporada 2005-06, el Barça gastó cero: fichó libres a Van Bommel y Ezquerro y traspasó a Sergio García y Rochemback, con lo que ingresó 3 millones. Aquella temporada el Barça ganó Liga y Champions pese a no gastar en fichajes. Subió, eso sí, al primer equipo a un tal Messi, que ya había debutado la campaña anterior.

Un año después del gasto

El Barça de aquella temporada triunfante no gastó porque la fuerte inversión ya la había hecho antes: Deco, Eto’o, Giuly, Belletti, Edmílson… habían llegado en 2004. Y Márquez y Ronaldinho, en 2003. Como ahora: hace un año el club azulgrana gastó en fichajes la friolera de 334,37 millones, cifra récord, compensados, eso sí por 232,5 en ventas (también récord) gracias a Neymar.

Como entonces, en la actual temporada, récord del siglo XXI, el gasto grande viene de un año atrás. Un buen presagio, teniendo en cuenta el desenlace de la 2005-06.

Sobre Bismarck 6710 Artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*