Rakitic o el cuento de nunca acabar

  • El PSG quiere llevarse al más utilizado por Valverde y al final habrá que darle algo más para que se quede

Ivan Rakitic, con los trofeos de la Champions, la Liga, la Copa del Rey, el Mundial de Clubs, la Supercopa de España y la de Europa
Ivan Rakitic, con los trofeos de la Champions, la Liga, la Copa del Rey, el Mundial de Clubs, la Supercopa de España y la de Europa (FC Barcelona)

Había una vez un club de fútbol donde la directiva se autoimpuso un límite salarial para el conjunto de deportistas de la entidad. Advirtieron que si se cruzaba, ponían en riesgo la economía del club y tendrían que dimitir. Años después, con los números ya en rojo en este apartado, vieron cómo algunas estrellas veteranas de la casa se retiraban y aligeraban la masa salarial. También el segundo que más cobraba, la perla brasileña, se fugó a París y hubo un respiro económico. Con todo, en su puesto se ficharon dos jugadores que, sumados, cobran otro pico y el CEO tiene que hacer funambulismo para no caerse del alambre. La directiva, entonces, decidió plantarse. A los jugadores recientemente fichados o renovados no se les sube de nuevo el sueldo. Pero llegó un central francés, de excelente rendimiento, y no se le podía dejar escapar. Se le subió la ficha. Llegó un mediocentro de la casa, imprescindible y otra excepción. Ahora, el PSG quiere llevarse al más utilizado por Valverde y al final habrá que darle algo más para que se quede. Quien quiera estar en el Barça, que cumpla su contrato. Quien no, que pague la cláusula. Plantarse sería esto.

Sobre Bismarck 6603 Artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

1 Comentario

  1. Estoy de acuerdo. Pero ese e el trabajo de unos cuantos nombres en la directiva culé. Mantener un equilibrio entre las necesidades económicas del club y las deportivas. Lo de Umtiti fue un poco cabrón. Es una jugarreta que un jugador que lleva poco más de un año en el club exija aumento salarial. Pero otros como Busquets, por ejemplo, llevaban tiempo esperando por una ficha mejorada, y aún siendo una pieza tan imprescindible se había quedado casi en el olvido. A ninguno de los dos era lógico, prudente o aconsejable dejarles ir. Ivan Rakitic, ¿alguien me puede decir que preferiría verle partir? Pues no. Y sería muy lógico que en un futuro inmediato su ficha aumente. Claramente los que llevan las riendas tendrán que hacer malabares para no salirse de las líneas rojas, pero ese es su trabajo, repito. ¡Visca Barça! M@ndy.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*