La marcha inesperada con la que se puede encontrar el Barça

CASO ABIERTO PARA EL BARÇA

La marcha inesperada con la que se puede encontrar el Barça

Ernesto Valverde podría quedarse sin cuarto central
Albert Ramírez
21/08/2018

El FC Barcelona tenía la temporada planificada con la idea de no tener a más de dos jugadores por posición, pero este mes de agosto podría afrontar una baja inesperada en los planes del cuerpo técnico y de la dirección deportiva

La dirección deportiva del FC Barcelona tenía constancia de los deseos de Ernesto Valverde acerca de tener una plantilla más corta que la de la temporada pasada aunque con jugadores contrastados que supusieran un ‘fondo de armario’ potente y preparado para afrontar cualquier partido de las tres competiciones en disputa.

En este sentido, el club ha trabajado a la perfección en el apartado de la llamada ‘operación salida’ vendiendo o cediendo a los jugadores que no contaban para el cuerpo técnico. Sin embargo, el club se puede topar con una baja inesperada antes del cierre de mercado programado para e 31 de agosto.

En concreto, se trata de Thomas Vermaelen. El central belga sigue inédito en lo que llevamos de temporada y en ninguno de los dos partidos oficiales ha sido convocado por Ernesto Valverde. La titularidad indiscutible de Gerard Piqué y Samuel Umtiti y la llegada de Clément Lenglet han situado al veterano defensa como cuarto central, sin apenas protagonismo.

Vermaelen termina su contrato con el FC Barcelona en verano de 2019 y, pese a que se había pactado verbalmente una renovación, no se descartaría que el jugador pudiese salir este mismo verano, teniendo en cuenta que apenas va a tener oportunidades. Si finalmente decide marcharse, la plantilla culé solamente contaría con tres centrales.

El problema de la salida de Vermaelen

Todos sabemos como funciona el mundo de las casualidades: basta con vender a un jugador que no tiene oportunidades para que surjan contratiempos en forma de lesiones o sanciones que hagan pensar “¿por qué le habremos dejado escapar?”. Si Vermaelen se va, tres centrales se antojan cortos para los dos puestos disponibles.

Hoy por hoy, no hay ningún central que se haya consagrado en el filial como puede ser el caso de Juan Miranda como lateral o Riqui Puig como interior y Sergio Busquets ya ha demostrado que no da su mejor versión jugando en el eje de la zaga. Mantener a Vermaelen es gastar una ficha por un jugador sin oportunidades, pero venderle supone un riesgo pensando en posibles contratiempos. Decisión complicada.

Sobre Bismarck 6602 Artículos
Hola mi gent blaugrana. Mi nombre es Oscar Caballero Miranda. Industrialista desde 1990, Barcelonista desde que Rivaldo jugaba, seguidor de la Manschaft alemana(por eso mi nick es Bismarck) . Considero a Lionel Messi el mejor futbolista que he visto, y siempre estoy abierto a debatir con respeto. Un saludo culé!

2 Comentarios

  1. La pregunta sería: ¿Por qué habremos dejado escapar a Mina? ¿No era mejor haber vendido a Vermaelen? No hace falta comparar a uno con otro. La diferencia se llama “capricho Valverde”. M@ndy.

    • Lo que sucede con Vermaelen es que le queda año y medio de contrato y no lo quiere nadie. En cambio Mina es joven y no podíamos darnos el lujo de tener 5 centrales. La soga se revienta por el lado más débil mi hermano. Esperemos su regreso la próxima campaña, cuando se aligere el equipo en defensa.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*