Las condiciones para que el Barça ataque el fichaje de Aleksandr Golovin.

El FC Barcelona otea el mercado en busca de centrocampistas, pero además de sus opciones principales ha encontrado algunas alternativas. Aleksandr Golovin gusta mucho en el Camp Nou, pero deben cumplirse ciertas condiciones para que acabe vestido de azulgrana.

El Mundial es un escaparate ideal para los mejores futbolistas del mundo, y a escasos días de que se active el mercado de fichajes hay muchos clubes tomando nota. Uno de ellos es el FC Barcelona, que busca refuerzos para el curso que viene y tiene el centro del campo como prioridad. Una de las revelaciones del torneo está en la agenda de los azulgrana, pero no se precipitarán tomando decisiones.

Los ojeadores culés ya tenían muy buenas referencias de un Aleksandr Golovin al que habían observado en el CSKA de Moscú, pero su estreno con la selección anfitriona está superando las expectativas. El de Kaltán se ha confirmado como un director de juego perfecto, con capacidad para recorrer muchos kilómetros y con el criterio adecuado para mover a los suyos en corto y en largo. Está en todas, y con apenas 22 años no son pocos los que le auguran un gran futuro.

De momento, hay varios equipos que tantean su fichaje, y aunque la Juventus llevaría la delantera, el jugador ya dejó claro que está al corriente de que otros, como el Chelsea y el propio Barça, también le van detrás. Los moscovitas podrían esperar a que avance la competición para tratar de sacar más dinero con su venta, y eso daría cierto margen para que todos los pretendientes tomen posiciones y preparen sus ofertas.

El Barça esperará por Aleksandr Golovin

Para el Barça hay ciertas condiciones que deben cumplirse antes de confirmar a Aleksandr Golovin como la apuesta estival, y es que hay otros favoritos que están por delante del ruso en las preferencias del cuerpo técnico. Con Arthur como la alternativa de juventud, la intención sería centrarse en un perfil con más experiencia, para el que han sonado estrellas consolidadas como Miralem Pjanic, Thiago Alcántara o Christian Eriksen.

La primera condición sería, obviamente, que el resto de candidatos acabaran descartados, lo que no sería tan descabellado porque la competencia puede inflar su coste o directamente porque sus equipos no quieren vender. Esta negativa abriría hueco a posibles aspirantes, y es entonces cuando el joven internacional tendría su oportunidad.

Si el CSKA no dispara su precio, su salida rondaría los 30 millones de euros, una cifra asequible contando los márgenes en los que actualmente se mueve el mercado. Con esta segunda condición cumplida, sólo faltaría una tercera, y es que el centrocampista mostrara su predisposición a jugar en el Barça.

Aunque esto puede parecer una obviedad, en la Ciudad Condal se tiene muy en cuenta el caso de Antoine Griezmann, que parecía un fichaje cerrado y acabó desbaratando una gran operación. La presión del Atlético y la contraoferta rojiblanca hicieron que el francés se echase atrás, y los culés han subrayado que si lo dan todo por un futbolista, quieren que su compromiso vaya por delante.

Sobre catalan 327 Artículos
Una salutació habanero per a tothom. El meu nom és Rayner Roig, sóc d'Alamar, l'Havana, Cuba, gran fanàtic del FC Barcelona i de la selecció d'Itàlia. El meu jugador preferit és el bon futbol. Visca Barça i Forza Azzurri.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*