¿A quién perjudicó más el árbitro en el Clásico?

 

 

Vaya por delante que Hernández Hernández y su equipo realizaron un arbitraje muy deficiente en el Clásico, demostrando que no están a la altura de encuentros de tal calibre. Aquel gol del Barça que no vio en el Villamarín tras entrar el balón un metro ya hacía presagiar lo peor. Pero lo que es absolutamente injusto es decir que perjudicó más al Madrid que al Barça. Estuvo mal para los dos y, si nos atenemos a un análisis temporal de las acciones polémicas, el equipo azulgrana es el que se vio antes perjudicado por sus fallos. Por ejemplo, justo tras el 1-0 de Suárez no vio un penalti de Keylor Navas al uruguayo. El charrúa marcó en el minuto 10 y en el 12 el portero blanco le trabó con las manos cuando el azulgrana había llegado antes que él a un balón centrado desde la banda derecha. Las imágenes no admiten discusión. Era penalti. Otra cosa es que lo metiera Messi, pero la opción de ponerse el Barça 2-0 existía. Y ahí ya era otro partido. Otro detalle con influencia temporal: la expulsión de Sergi Roberto se puede decretar porque se revuelve contra Marcelo, aunque hay que tener en cuenta que el madridista le busca y además finge que le da en la cara cuando no es así. Pero lo que no se puede olvidar es que antes del encontronazo Roberto-Marcelo hay un plantillazo flagrante de Bale a Umtiti, por detrás con los tacos al gemelo y sin opción de disputar el balón, que queda impune. El ‘lince del Villamarín’ tampoco vio esta acción absolutamente clara y diáfana que habría acabado con el galés en la calle. Y si Bale llega a ser expulsado, ¿lo habría sido poco después Sergi Roberto? Nunca lo sabremos. Además, no hay que olvidar que el gol del empate a dos blanco lo marca Bale… que debía haber sido expulsado. En cualquier caso, siguiendo la línea temporal del partido, los errores de Hernández Hernández perjudicaron primero al Barcelona. Y el penalti de Alba a Marcelo es clarísimo y un árbitro o sus asistentes deben verlo sí o sí, pero antes sucedieron otras cosas que tampoco se vieron. VAR ya, por favor.

Más allá de cuándo se produjeron las jugadas polémicas del Clásico, la no señalización del penalti que Jordi Alba comete sobre Marcelo y la concesión del segundo gol del Barça tras una clara falta de Luis Suárez sobre Varane desequilibran la balanza de los perjuicios arbitrales en contra del Real Madrid. Cierto que los penaltis, una vez pitados, hay que transformarlos. Tan cierto como que birlarle esta posibilidad a un equipo con jugadores de la talla de los que militan en el Real Madrid (tres penas máximas falladas de 16 pitadas a favor en las dos últimas Ligas) es echarle una mano gigantesca al rival, en este caso al Barça. En cuanto al 2-1, esa acción rompió la dinámica de un Madrid dominador en el segundo tiempo, con lo que su anulación vuelve a meter el partido en el terreno de la hipótesis: ¿con 1-1 y dominio blanco habría podido ser otro el desenlace del encuentro? Tal vez sí. O no, pero nunca saldremos de dudas por un error, uno más, de Hernández Hernández, que a quien más perjudicó con su actuación fue al fútbol y al propio estamento arbitral. Sobre la no expulsión de Bale por su entrada a Umtiti podría replicarse con que la amarilla a Messi por su acción sobre Sergio Ramos podría haber sido ‘naranja’ a la vista de las claras intenciones del argentino, que se le adivinaban a la legua en cuanto inició su carrera hacia el capitán madridista. Como mínimo, cabe el debate.

TOMADO: http://www.mundodeportivo.com/

Sobre neymar11 2803 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*