El nuevo Barça: la reforma que prepara el campeón

El Barcelona ha cerrado la temporada con los títulos de Liga y Copa. Sin duda, un buen botín. En el camino se quedó la Champions de una manera tan dolorosa como inesperada. Un batacazo del que hay que sacar sus consecuencias y hay que aprender la lección para el próximo ejercicio. A partir de hoy comienza el futuro y el Barcelona tendrá que tomar decisiones importantes de cara a la regeneración de la plantilla. El indudable éxito del doblete no puede esconder algunos aspectos que se deben mejorar con urgencia.

La temporada ha dejado muy clara la enorme dependencia en Leo Messi. Los hay que se jactan de ello y lo asumen con naturalidad al tratarse del mejor jugador del mundo. Sin embargo, el exceso de dependencia tiene un considerable peligro porque el día en que el argentino no funciona el equipo sufre. En Roma no apareció, ni él ni el resto, y el Barça se quedó fuera de la Champions.

Los cracks del futuro

El Barcelona ha invertido casi 300 millones en traer a dos futbolistas que representan el futuro del club: Coutinho y Dembélé. Son dos realidades absolutamente diferentes. El brasileño, el fichaje más caro de la historia del club, progresa adecuadamente. En sus primeros cuatro meses como azulgrana ha dado muestras de su calidad. Le falta adaptación, lógicamente, pero pinta bien. Está integrado en el funcionamiento del equipo, marca goles, da asistencias y se entiende con los cracks.

Lo de Dembélé es otra historia. Ya sea porque no hizo una buena pretemporada o porque las lesiones se cebaron en él, su adaptación ha sido deficiente. Ha ofrecido pinceladas de su calidad, pero también enormes carencias a nivel táctico, tanto en defensa como en ataque. Y eso sin entrar en el terreno personal donde hay tema para escribir un libro. No se puede descartar una cesión.

Griezmann y Arthur

Ante la falta de certeza sobre el rendimiento de Dembélé, el Barcelona se lanzará este verano a por Griezmann. Es la pieza codiciada como refuerzo. Ya se han producido conversaciones y el club quiere cerrar cuanto antes al francés. Tiene una cláusula de 100 millones que Bartomeu está dispuesto a asumir. Si llega, el ataque azulgrana promete con Messi, Suárez, Griezmann y Dembélé. Los dos primeros, con la treintena ya superada, necesitan el aire que le darán los jóvenes.

El relevo de Iniesta está servido. Coutinho vino en invierno para estar preparado ante la salida del capitán. Y en el futuro asoma otro brasileño: Arthur. El club tiene cerrada una opción de compra que deberá ejercer en verano o en invierno.

Umtiti y la defensa

¿Vendrán más jugadores? No es la idea, pero el mercado manda. El centro de la defensa está pendiente de Umtiti. El club quiere renovarle pero el futbolista pide mucho dinero. Si no hay acuerdo y se marcha, la secretaría técnica está obligada a traer a otro defensa. Los 60 millones de su cláusula dan cierta tranquilidad para buscar un recambio de garantías. Encima de la mesa están los nombres de Lenglet y De Ligt. A pesar de todo, en el club confían en un acuerdo con Umtiti.

Y no se esperan más llegadas salvo el ascenso de Aleñá al primer equipo. No hay dinero para más. Al contrario, en lo que el club tendrá que trabajar con ahínco es en las salidas de muchos futbolistas. Algunos de ellos están ya fuera del club.

Los cedidos

El club necesita dinero para financiar el fichaje de Griezmann y confía en sacarse unos millones con el trío de ‘exiliados’: Deulofeu, Turan y Rafinha. No va a ser fácil ninguna operación. En el primer caso hay que sentarse a negociar con el Watford, Turan sigue sin revalorizarse y con el Inter hay una opción de compra sobre Rafinha de 35 millones que los italianos quieren ahora renegociar.

Las salidas

Hay otros tres jugadores que también asoman al mercado. Son los casos de André Gomes, Aleix Vidal y Alcácer. El primero de ellos no ha aprovechado el sinfín de oportunidades que le ha dado Valverde. Su rendimiento ha sido muy bajo en la dos temporadas que lleva y el Barcelona pretende venderlo. Lo que no quiere es regalarlo, pero si ya hubo problemas en el pasado verano, en el próximo tampoco será fácil.

Otra posible salida es la de Paco Alcácer si llega Griezmann. Sin ser óptimo, el rendimiento no ha sido malo. Ha vivido a la sombra de Suárez y Messi y cuando ha salido no ha desentonado. Sin embargo, con la llegada del francés tendría muy poco protagonismo. Con tan pocos minutos en el horizonte, lo más normal es que el propio jugador busque una salida.

Cada vez que se abre un mercado, Aleix Vidal se asoma a la puerta. Hasta el momento todo han sido rumores y al final siempre se ha quedado. Sin embargo, esta vez parece que será diferente. El jugador quiere irse después del poco protagonismo que ha tenido en esta temporada.

Posible cesión de Yerry Mina

Otro caso que queda pendiente es el de Yerry Mina. Está abierta la posibilidad de una cesión. El jugador no está por la labor y quiere seguir en el Barcelona. Habrá que esperar a ver el rendimiento que ofrece en los próximos partidos y también en la pretemporada. Un futuro que tanmbién está condicionado a lo que haga Umtiti. El fichaje del colombiano siempre ha sembrado muchas dudas, sobr todo porque Valverde no ha confiada en él desde que llegó en invierno.

Sobre catalan 327 Artículos
Una salutació habanero per a tothom. El meu nom és Rayner Roig, sóc d'Alamar, l'Havana, Cuba, gran fanàtic del FC Barcelona i de la selecció d'Itàlia. El meu jugador preferit és el bon futbol. Visca Barça i Forza Azzurri.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*