El efecto Messi: un seguro de vida para el Barcelona

FC Barcelona en las finales y en la Liga

FC BarcelonaEn las finales y en la Liga

El Barcelona de Valverde buscará mañana su primer título en el Wanda Metropolitano. Cuando se metió en la final de Copa a mediados de febrero, su papel de favorito era indiscutible. Una condición que fue incluso creciendo con la marcha del equipo tanto en Liga como en Champions. En Barcelona se hablaba ya de triplete, sin dar opción al Sevilla para la final copera.

La situación ha experimentado un giro radical en los últimos días. La inesperada eliminación europea a manos de la Roma ha sembrado las dudas en un equipo que ha llegado a este tramo final de la temporada con poca gasolina. Sin embargo, en sus filas está Leo Messi y eso es casi un seguro de vida. Si el Barça sucumbió en el Olímpico romano fue por una pésima puesta en escena del equipo y porque ese día Leo no apareció. Está claro que no puede sacar siempre las castañas del fuego.

Un mal día del argentino que no tuvo relevo en sus compañeros. Los datos sobre la Messidependencia que sufre el Barcelona son escalofriantes. Lleva 29 goles y 12 asistencias en Liga. Unas números que son la causa directa de que el Barcelona pueda proclamarse campeón con unas cuantas jornadas de adelanto. Si quitáramos al Barcelona esos goles y asistencias, el equipo de Valverde tendría en estos momentos 20 puntos menos y se situaría en el cuarto lugar de la tabla. Es evidente que la labor de Messi es esencial.

Porque además de la Liga, en Champions y Copa también ha sido determinante. Hay que hacer especial hincapié en la eliminatoria europea ante el Chelsea. En Stamford Bridge el equipo de Valverde realizó un partido muy flojo. Pudo ser goleado por el conjunto inglés que estrelló dos balones en el palo. Sin embargo, en los últimos instantes apareció el argentino para igualar el tanto inglés y dejar la eliminatoria abierta para el Camp Nou. Y en Barcelona volvió a ser determinante en el 3-0 con otros dos goles y una asistencia.

Messi

Si en esta temporada la aportación de Messi ha sido determinante, lo mismo se puede decir de lo que ha hecho en las finales con el Barcelona a lo largo de carrera. El idilio de Leo cuando se trata de un partido definitivo es algo fuera de lo normal. Es muy raro que no aparezca y su puesta en escena suele acabar en un título para el Barcelona.

Desde que vistió por primera vez la elástica azulgrana, el rosarino ha disputado un total de 26 finales con el Barcelona. Ganó la gran mayoría porque se alzó el título en 20 ocasiones y en esas 26 finales marcó un total de 27 goles. Sale a más de un gol por final, si bien es cierto que algunas de ellas se han disputado a doble partido.

Sus goles son sinónimo de título en lo que hace referencia a las finales de Copa. Solamente hay una excepción y fue precisamente frente al Sevilla hace dos años cuando el equipo azulgrana se proclamó campeón, pero Leo no marcó. En sus otros cuatro títulos coperos sí marcó en la final ante el Athletic (en tres partidos cuatros goles) y contra el Alavés la pasada campaña.

Messi volverá ser mañana el centro de referencia del Barcelona. El jugador al que miren sus compañeros, especialmente si las cosas se tuercen. Tal y como sucediera en el partido entre ambos equipos disputado en el Pizjuán. El equipo de Montella se había adelantado con dos goles e iba camino de golear a los azulgranas. El sueño andaluz se esfumó cuando entró Messi al terreno de juego. El Barça fue otro y logró empatar el marcador. Ahora la incógnita es cómo se encuentra Leo después de lo sucedido en Roma. Los que le conocen aseguran que ya ha recobrado el ánimo y ha puesto el punto de mira en la final de Copa.

TOMADO:http://www.marca.com/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*