El 1×1 del Barça ante Las Palmas

Valverde sorprendió algo con la alineación de Luis Suárez y más aún con la suplencia de Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé. Piqué y Alba sí tuvieron descanso. El Barça dispuso un 4-4-2 con Sergi Roberto y Digne en los laterales, Vermaelen y Umtiti de centrales y Paulinho de acompañante de Busquets en el centro del campo. Aleix e Iniesta jugaron en los costados y Messi y Suárez arriba. Este fue el uno por uno de un Barcelona lamentable en la isla.

Ter Stegen. No pudo evitar el gol de penalti de Calleri. Lo adivinó pero fue arriba.

Sergi Roberto. Uno de sus peores partidos de la temporada. Dormido. Ni penetró ni defendió bien ni cubrió líneas de pase. Horrible.

Umtiti. Espantoso. Ha vuelto lentísimo. Errores de cálculo, de velocidad, de potencia… Terrible.

Vermaelen. El único que se salvó del naufragio en defensa. Bien colocado, corrigiendo los disparates de Umtiti y compañía.

Digne. No da el nivel para el lateral izquierdo. Ofuscado en sus subidas por el lateral, mal en

Aleix Vidal. No estuvo en el partido. Jugó en una posición algo extraña, entre la derecha y el segundo delantero. Poco concreto

Paulinho. Discreto. No ofreció nada en el juego ofensivo. Fue sustituido para intentar crear más.

Sergio Busquets. Se salvó del desastre. No jugó con toda la intensidad del mundo pero

Iniesta. En la primera parte fue de lo más lúcido del Barça. Un par de controles mágicos y un primer toque al espacio a Digne que el francés tiró a la basura.

Messi. Lo único bueno del Barça. Le llevó hasta el 0-1 con varias arrancadas imparables. Firmó un golazo de falta, el cuarto de la temporada, y casi hace otro. Intentó reconducir el partido en la segunda parte pero no pudo hacer nada.

Suárez. Jugó cohibido. Se acercó al gol con un empalme con la izquierda. En otra acción de dos contra uno con Messi no supo definir

En la segunda parte comparecieron:

Rakitic. Jugó casi de quarterback en el centro del campo. Trató de darle un poco de orden al equipo, pero no lo consiguió.

Coutinho. Caótico. Pérdidas de balón después de regates absurdos. Poquísimos destellos de marcar la diferencia. Lejos de la dinámica de recibir y pasar del equipo y hacer la diferencia cuando es posible.

Dembélé. Hizo la guerra por su cuenta. Como el brasileño, fue a lo suyo. Inentó algunos regates sin ningún sentido. Sin sentido competitivo y menos asesino.

TOMADO: https://as.com/

Sobre neymar11 2945 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*