El punto de penalti humaniza a Messi

El argentino tropezó de nuevo con Diego López, el primer portero ante el que falló una pena máxima

Leo Messi, en el momento de lanzar el penalti

Leo Messi tropezó de nuevo con la misma piedra. El argentino revivió ayer el primer penalti que falló como futbolista profesional con la camiseta azulgrana. Sucedió hace diez años, en enero de 2008, y también en la Copa del Rey. El Barça se impuso al Villarreal por 1-0 y superó la eliminatoria, pero Messi falló una pena máxima. Como ayer, la detuvo Diego López, que puede presumir de ser el único portero que le ha parado dos penaltis al mejor jugador del mundo.

Ayer quedó claro una vez más que solo el punto de penalti humaniza a Messi. Tras haber anotado la temporada pasada nueve de los diez que lanzó, este año en cambio ha fallado tres de las seis penas máximas de las que ha dispuesto. Antes que Diego López, ya había topado con Pacheco (Alavés) y Rubén (Depor). El lanzamiento desde los once metros es la única faceta del juego en la que Leo Messi parece humano y de vez en cuando también falla, como ocurrió ayer.

Desde que subió al primer equipo de la mano de Frank Rijkaard, Leo Messi ha lanzado 86 penaltis con la camiseta azulgrana y ha fallado 21 de ellos, que son 20 en realidad puesto que el que convirtió en una asistencia para Luis Suárez cuenta como fallado para las estadísticas. Esto quiere decir que marca tres de cada cuatro penaltis que lanza, pero falla uno. En su afán por superarse a sí mismo y mejorar cada día, seguro que Leo Messi estudiará y analizará con detalle todos los lanzamientos para convertirse también en ese aspecto en el mejor del mundo, como lo es en todas las demás facetas del juego.

Más allá del penalti fallado, ayer Messi no tuvo su noche. De salida se situó como falso nueve, escoltado en las bandas por Denis Suárez y Aleix Vidal, de nuevo en un 4-3-3. Tuvo ocasiones, en la primera parte entró mucho en juego y realizó diversos regates y varias jugadas de mérito, pero no estuvo acertado en el remate final. También dispuso de varias faltas directas, pero sus lanzamientos se estrellaron en la barrera o salieron desviados por encima del marco defendido por Diego López.

Pese a fallar el penalti, Messi no se vino abajo y siguió liderando al equipo en busca de la portería del Espanyol. Se le vio implicado, solidario con el equipo e incluso en la primera parte cometió una falta táctica para cortar una contra del Espanyol. No se arrugó ante la dureza que recibió y se mostró muy ambicioso en todo momento.

Messi se marchó tocado de Cornellà, dolido por la derrota y por haber fallado el penalti. Pero lo hizo también motivado ya pensando en el partido de vuelta y con ganas de que llegue el próximo jueves, para ‘vengarse’ sobre el terreno de juego y luchar por lograr la clasificación para las semifinales de la Copa del Rey.

El argentino jugó anoche su segundo partido de Copa de la temporada. No actuó en la eliminatoria ante el Murcia ni en el partido de Balaídos, por lo que se estrenó la semana pasada ante los gallegos. Y lo hizo con una exhibición de juego adornada con dos goles. Ayer no tuvo la misma suerte, pero Messi salió de Cornellà recordando que la eliminatoria dura 180 minutos, como mínimo, y de momento sólo se han jugado 90. Messi ‘herido’ es muy peligroso. Aunque el punto de penalti nos recuerde a veces que también es humano.

TOMADO: http://www.mundodeportivo.com/

Sobre neymar11 2948 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*