1×1 del Barça: el día que Messi no fue decisivo

  • Digne, principal señalado de la derrota. Hizo aguas en la segunda parte. Paulinho se marchó lesionado. Suárez y Rakitic, cambios irreconocibles.

Valverde apostó por una rotación casi masiva en el once ante el Espanyol. Mantuvo la columna vertebral (Piqué, Vermaelen, Busquets, Paulinho, Messi) y movió los costados (Digne, Denis, Aleix). La gran sorpresa fue la alineación de Aleñá, que jugó su primer partido ‘grande’ como titular en el Barça. El dibujo fue un 4-3-3 muy flexible que se transformó muchas veces en un 4-1-4-1 con Messi como alma libre en la delantera. Este fue el uno por uno del Barça

Cillessen. Alcanzado por un objeto que le golpeó la cara, no pudo hacer nada en el disparo de Melendo que fue el 1-0. Hizo una buena parada en una falta directa.

Sergi Roberto. Aportó mucho. De Burgos Bengoetxea debió expulsar a Aarón después de una acción suya y también provocó el penalti de Granero. Mucho recorrido.

Piqué. Sufrió de nuevo los cánticos intolerantes de la grada del RCD Stadium. En la primera parte hizo un gol que le fue anulado por fuera de juego. Tuvo trabajo en la segunda parte en córners y centros laterales.

Vermaelen. Correcto. Otro bien partido. Tuvo que apagar los fuegos de Digne

Digne. Flojísimo. El peor del Barça. Después de una primera parte correcta, o cayó físicamente o no fue capaz de detectar los ataques del Espanyol. Por allí llegó el gol del Espanyol. Un partido que le retrata.

Busquets. Mejor y con más presencia en la primera parte, donde incluso disparó a puerta con la izquierda aunque se encontró con Diego López. También perdió la manija en la primera parte.

Aleñá. Animoso en el inicio, protagonizó un par de galopadas e intentó asociarse con Messi. Le dio una buena asistencia a Denis Suárez, pero el gallego la falló. No tuvo mucho peso en el partido

Paulinho. Acabó lesionado con un problema en el pie derecho. Mientras estuvo en el campo, tuvo presencia.

Aleix. Se entendió bien con Sergi Roberto y puso en problemas a Aarón. Valverde le dio cierta libertad para jugar como segundo punta. Algo anárquico. Cumplió pero le faltó algún momento de brillantez.

Messi. Un partido para olvidar. Sin acierto en las faltas directas, en la primera parte también no tomó las mejores decisiones. No eligió lo bien que suele cuándo chutar o cuándo

Denis. Malogró una oportunidad clara al borde del descanso después de una asistencia de Aleñá que le dejó en ventaja. No suspendió en el partido pero da la impresión de que puede tener más influencia en el juego y coger más galones para dar el salto definitivo. Le pone, eso sí, todo para agradar a su entrenador y a la afición. Tiene que seguir perserverando.

En la segunda parte comparecieron Rakitic, que tuvo una pérdida de balón idéntica a la de Anoeta imperdonable en un jugador de su nivel. Meses después reapareció Rafinha, que no está para mucha exigencia física. No se equivocó en el toque de balón. Valverde le quiso dar minutos, quién sabe para darle gracias por los servicios prestados antes de que se marche. Sorprendente fue el mal rendimiento de Luis Suárez, que salió en teoría para resolver el partido y sin embargo se encontró con una noche en la que ni vio el balón y acabó metido en alguna refriega y con tarjeta amarilla.

TOMADO: https://as.com/

Sobre neymar11 3001 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*