Suárez y Messi no perdonan contra diez

El Barça se anotó un triunfo sufrido, complicadísimo hasta que el Villarreal se quedó con diez. La expulsión del joven Raba desniveló un encuentro parejo que definieron Suárez y Messi, pero que trabajaron Alba desde la banda y Alcácer, en un cambio también determinante de Valverde. El Villarreal lamentó la ocasión perdida. En igualdad amenazó con agrandar la racha del líder sin ganar.

A Sergio Asenjo pudo durarle cuatro minutos la alegría por volver a la titularidad después de tantos meses de recuperación de su rodilla. El arranque dominante del Barça desembocó en un córner que se estrelló en la cruceta tras un cabezazo limpio de Piqué, descuidado en la marca por Semedo.El portugués no empezaba de la mejor manera un partido exigente, enviado por Calleja al puesto de pivote. Allí debía controlar las incursiones de Paulinho, además de regular el tráfico en la zona donde suele flotar Messi. Interesante fórmula que funcionó hasta el tramo final de la primera mitad.

La buena presentación del Barça no tuvo continuidad. Denis Suárez ocupó la plaza de Iniesta y, a pesar de fortalecer el centro del campo, costó conectar con los puntas. En parte porque Suárez no logra leer los desmarques antes de caer en fuera de juego, y en parte porque Alba no estuvo fino en un par de controles. Así que el equipo grana, con el uniforme romanista como en Getafe, se expuso a las contras que capitalizó Soriano.El italiano se aprovechó del buen trabajo de Bakambu fijando a los centrales para rematar tres veces.En la primera le respondió Ter Stegen como acostumbra, con un paradón para mantener a salvo su puerta, y en otras dos sin puntería.

Como es el fútbol. Fue Soriano quien reclamó una arrancada en solitario cortada en fuera de juego. Quienes explicaron el empate azulgrana frente al Celta en el fuera de juego de Suárez seguro que ignorarán convenientemente esa acción del minuto 11. Memoria selectiva, es posible.

El Barça apretó en el tramo final de ese primer acto, con el despertar de Messi. Un par de amagos eléctricos desde la derecha, eliminando a Rodri, anunciaban peligro, pero el dispositivo defensivo del Villarreal funcionó como una jaula para cerrar los caminos al 10.

La lesión de Semedo al poco de iniciarse el segundo tiempo puso a Rodri en su sitio: en el eje. El interior quedó para Samu Castillejo. Algo tenía que mover Valverde porque su equipo estaba bloqueado frente al muro amarillo. Metió a Alcácer y retiró a Denis, aplaudido por su antiguo público. No fue el peor volante del Barça, de hecho fue quien más percutió por dentro y por fuera. Pero los entrenadores ven cosas que los demás no vemos. Fue retirar al gallego y echar a volar Jordi Alba, con una autopista por la izquierda a su disposición.

Intervino Asenjo en un remate a bocajarro de Alcácer, y nada pudo hacer el meta ante la llegada clásica en segunda línea de Messi que se escapó junto al poste. Ya era mejor el Barça cuando Dani Rabaseda se pasó de frenada.

El canterano perdió una pelota en el costado y no midió al ir a recuperarla. Entró con la plancha a Busquets, que cayó fulminado. El árbitro mostró la roja directa castigando la imprudencia del zurdo, exquisito en sus servicios a banda cambiada.

La decisión de De Burgos calentó a los locales porque comprendieron la trascendencia de la expulsión. En inferioridad, el gol era cuestión de tiempo. Messi se echó unos metros atrás, empezó a buscar a Alba y descargó la parcela central. Entró más libre Suárez, que primero se encontró con el poste. Después pivotó con la entrada de Messi, hiló una pared finísima con Alcácer, muy activo, y anotó tras deshacerse de Asenjo.

El golpe sacudió al Villarreal, que sólo se estiró con un latigazo lejano de Trigueros, siempre acertado. En la contra, Messi castigó un error en la salida de Álvaro ejecutando el segundo.

Tan buen gol como inteligente el detalle de Suárez, por el otro costado, metiendo un balón en el campo para interrumpir la salida del Villarreal, justo antes del robo de Messi. No lo vio De Burgos. El 0-2 remató el partido. Tres puntos vitales para el líder que vuelve a vencer.

TOMADO: http://www.marca.com/

Sobre neymar11 2945 Artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*