¿De qué planeta viniste?

  • Los cuatro goles de Messi refuerzan la idea de Valverde de acercarlo al área
  • Paulinho y Semedo brillaron en un Barça marcado por las rotaciones
    Messi sigue en estado de gracia

    “Sé que puedo jugar aquí, estoy preparado. Vengo para ser titular”. Paulinho aterrizó en Barcelona rodeado de escepticismo, pero con una ambiciosa confianza en sus posibilidades. No hay faena más complicada para un recién llegado al Camp Nou que desmentir una etiqueta, pero Paulinho ha irrumpido con una determinación formidable.

En Getafe marcó el tanto de la victoria con un retrato preciso de  sus cualidades. Llegada, empuje y voracidad goleadora desde la segunda línea. Ayer marcó el segundo tanto con un cabezazo tremendo a la salida de un córner y, en ocasiones, pareció más un nueve que un centrocampista.

En ambos partidos ha confirmado que es un interior que se aleja del prototipo Barça. No es un medio posicional. Tampoco está comprometido con el juego de posesión. Pero es trascendental atacando el espacio. Todas sus acciones tuvieron ayer un sentido para acortar el camino al área.

Frente al Eibar fue una de las novedades de un Barça experimental –con seis novedades en el once– pero con una constante demoledora: Messi volvió a ser E.T. La arma más competitiva del Planeta Fútbol.

El argentino marcó cuatro goles y ya suma nueve en cinco jornadas. Una barbaridad. Esta vez sin Suárez, al que Valverde dio descanso. Y junto a Denis y Deulofeu.

El primero aprovechó un rechace de Dimitrovic para marcar. El segundo sigue buscándose como si viviera un examen permanente. Recogido, a veces. Sin la naturalidad que da la confianza.

Irónicamente no se recuerda una versión más generosa del canterano, pero por el camino parece haber perdido el desequilibro y la exuberancia que llamaba a la expectativa en las inferiores del Barça. Más animado estuvo un Semedo que está físicamente un punto por encima del resto. Profundo y rápido en el despliegue.

Enfrente se encontró a un Eibar que recibió demasiado castigo. Un equipo que, con el tanto de Enrich, incomodó al Camp Nou y exigió a Ter Stegen. Pero que se fue con la cara pintada.

Cinco goles que refuerzan la apuesta de Valverde por acercar a Messi al área y subrayan un comienzo impecable en Liga. Cinco jornadas, cinco victorias y una verdad incómoda para los rivales. Leo no está por la labor de ceder el trono. Lo resumió de maravilla Mendilibar. “Es el mejor todos los dias y encima no se pierde un partido, no se cansa y no protesta”.

TOMADO: http://www.sport.es/

Sobre neymar11 4086 artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*