Messi reclama fondo de armario

  • Masip, Mathieu y Neymar han abandonado una plantilla en la que Semedo, Paulinho, Deulofeu, Dembélé y el ‘repatriado’ Vermaelen son las caras nuevas
  • De una vez por todas, el fondo de armario debe dar un paso adelante para no dejarlo todo en manos de Messi
Así queda la plantilla del FC Barcelona de cara a la temporada 2017 – 2018

El fichaje frustrado de Coutinho supuso una gran desilusión entre el barcelonismo y un gran contratiempo en los planes de Ernesto Valverde. El brasileño era la pieza más ansiada para completar el puzzle del  4-2-3-1 que tanto gusta al ‘Txingurri’. Con únicamente Messi como candidato natural a hacer de ‘10’ en ese dibujo, todo apunta a que el Barça permanecerá en el 4-3-3. Al menos, como punto de partida.

La plantilla azulgrana la integran un total de 24 efectivos. Masip (Valladolid), Mathieu (Sporting Club) y Neymar (PSG) han abandonado la disciplina azulgrana, en la qual Semedo, Deulofeu, Paulinho y Dembélé son las caras nuevas. Vermaelen,  cedido a la Roma el último curso, regresa tras convencer a Valverde en la pretemporada. Marlon (Niza), Samper (Las Palmas), Munir (Alavés) y Douglas (Benfica) siguen perteneciendo al Barça pero en condición de cedidos. Por último, Cristian Tello, que estuvo a préstamo en la Fiorentina la pasada campaña, ha fichado por el Betis a cambio de cuatro millones de euros.

INIESTA, EL MÁS VETERANO; DEMBÉLÉ, EL ‘ROOKIE’

Precisamente el último en llegar –y, recordemos, el fichaje más caro de la historia del Barcelona-, Ousmane Dembélé, es el ‘rookie’ del vestuario. Sus 20 años y cuatro meses contrastan con los 33 años y también cuatro meses de Andrés Iniesta, primer capitán y jugador más veterano de una plantilla que promedia los 27 años de edad. La del Real Madid, algo más joven, no alcanza esa cifra: 25.9.

La española sigue siendo la nacionalidad que más abunda en el primer equipo culé, ya que hay hasta nueve efectivos seleccionables por Julen Lopetegui. Con la llegada de Dembélé, que se une a Umtiti y Digne, el francés sigue ganando peso en Can Barça. Aún así, son más los miembros que hablan portugués: Semedo, Paulinho, Rafinha y André Gomes.

En lo estrictamente deportivo, Ernesto Valverde puede presumir de contar con dos jugadores por posición. Si las lesiones respetan a su equipo, el técnico tendrá un amplio margen de maniobra para dosificar a sus hombres pensando en el tramo decisivo de la temporada.

PELIGRO EN EL EJE DE LA DEFENSA

En el eje de la zaga es donde más justo va el conjunto azulgrana. Descartado Íñigo Martínez cuando parecía atado, la pareja Piqué-Umtiti solo tiene un recambio de garantías: Mascherano. Y es que el problema de Vermaelen no es su nivel, sino sus reiteradas lesiones que convierten la cesión de Marlon al Niza en un movimiento de riesgo.

Si en el carril izquierdo están claros los galones entre Jordi Alba y Lucas Digne, todo lo contrario sucede en la derecha. El cásting entre Semedo, Aleix Vidal y Sergi Roberto sigue muy abierto, aunque es el luso quien parte como favorito para adueñarse de la posición. En parte, porque Valverde prefiere al de Reus en la medular, ya sea como interior o, en el 4-2-3-1, como mediapunta por la derecha.

En el pivote defensivo, Busquets no tiene un recambio de su mismo perfil, lo que hace del metrónomo del Barça una pieza más esencial que nunca. La llegada de Paulinho, unida al trabajo de Rakitic, dota al equipo de un equilibrio defensivo que se fue perdiendo progresivamente durante la era Luis Enrique. El brasileño, un todoterreno, puede exhibir su versión más defensiva actuando como pivote y puede explotar su llegada al área ejerciendo de interior.

INIESTA, A DOSIFICAR SU MAGIA

Iniesta también es, en las grandes citas, innegociable. El manchego, consciente de que 33 años no son lo mismo que 27, viene dosificando su cuerpo para que su magia aparezca cuando más falta hace. Como Busquets, Andrés disfruta más y sufre menos con el juego de control que con las transiciones rápidas. En ese punto, todo indica que el cambio de entrenador le puede venir bien.

La segunda unidad está ante una reválida. Hombres como Denis Suárez o André Gomes no dieron la talla el curso pasado y están obligados a recuperar su mejor fútbol antes de que se les acabe el crédito. Eso último le ha pasado a un Arda Turan que no cuenta para Ernesto Valverde. De hecho, el turco aún no ha disputado ni un solo minuto oficial con el Barça esta temporada.

DEMBÉLÉ POR NEYMAR: EL BARÇA PARA EL GOLPE

Arriba, Neymar ha abandonado el tridente y, con él, el club azulgrana se ha deshecho de un sinfín de polémicas. Lo que no ha perdido el Barça es talento y uno contra uno, pues Ousmane Dembélé es, seguramente, el mejor recambio posible del crack brasileño. La llegada del galo, que también puede ocupar el extremo derecho,  arrebata la titularidad a Gerard Deulofeu, a quien parece esperarle el papel de revulsivo. Además, el fichaje del ex del Dortmund puede provocar que Valverde vuelva a recolocar a Denis como interior, ya que en este inicio de curso le ha dado minutos como extremo.

Por ver queda qué papel tendrá Rafinha, recuperándose todavía de una lesión en la rodilla. El pequeño de los Alcántara siempre fue importante para Luis Enrique por su verticalidad y despliegue, aunque hacerse con la titularidad es una tarea de mucha dificultad para el brasileño, que quiere tener minutos sí o sí para garantizarse su presencia en el Mundial de Rusia.

En cualquier caso, nadie puede discutir que Valverde dispone de una plantilla larga repleta de calidad. El ‘Txingurri’ tratará de convertir estos grandes jugadores en un equipo equilibrado capaz de luchar por todo. Para ello, harán falta más de 12-13 jugadores. De una vez por todas, el fondo de armario tiene que responder a la llamada de Messi.

TOMADO: http://www.sport.es/

Sobre neymar11 4086 artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*